Receta de Romanescu con jamón: una deliciosa combinación de sabores

El romanescu, también conocido como romanesco, es un tipo de coliflor de origen italiano que se caracteriza por sus formas geométricas y su color verde vibrante. Este vegetal se destaca por su textura crujiente y su sabor delicado y ligeramente dulce, lo que lo convierte en una excelente opción para preparar deliciosos platos. En esta ocasión, te presentamos una receta de romanescu con jamón que combina a la perfección los sabores de estos dos ingredientes. El jamón aporta un toque salado ahumado que se complementa a la perfección con el suave y ligeramente dulce romanescu. ¡Prepárate para disfrutar de una explosión de sabores en cada bocado!

Índice
  1. Ingredientes necesarios
  2. Pasos para cocer los brotes de romanescu
  3. Pasos para saltear con cebolla y jamón
  4. Opciones de acompañamiento
  5. Consejos y recomendaciones

Ingredientes necesarios

Para preparar esta deliciosa receta de romanescu con jamón, necesitarás los siguientes ingredientes:

- 1 cabeza de romanescu
- 200 gramos de jamón serrano
- 1 cebolla grande
- Aceite de oliva virgen extra
- Sal al gusto

Pasos para cocer los brotes de romanescu

Antes de comenzar a cocinar la receta de romanescu con jamón, es importante cocer los brotes de romanescu para asegurar que estén tiernos y listos para disfrutar. Sigue estos sencillos pasos para cocer los brotes de romanescu:

1. Lava bien el romanescu bajo agua fría para eliminar cualquier residuo de suciedad.
2. Separa los brotes de romanescu de la cabeza principal.
3. En una olla grande, lleva a ebullición suficiente agua con sal.
4. Cuando el agua esté hirviendo, sumerge los brotes de romanescu y déjalos cocer durante 5-7 minutos, o hasta que estén tiernos pero aún firmes.
5. Retira los brotes de romanescu del agua caliente y colócalos en un recipiente con agua fría para detener la cocción y mantener su color verde vibrante.
6. Escurre bien el romanescu y reserva.

Pasos para saltear con cebolla y jamón

Una vez que los brotes de romanescu estén cocidos, es momento de saltearlos junto con la cebolla y el jamón para crear una combinación de sabores irresistible. Sigue estos pasos para saltear el romanescu con cebolla y jamón:

1. Corta la cebolla en juliana fina.
2. En una sartén grande, calienta un poco de aceite de oliva virgen extra a fuego medio-alto.
3. Añade la cebolla y sazona con sal al gusto. Sofríe la cebolla hasta que esté tierna y ligeramente dorada.
4. Mientras la cebolla se cocina, corta el jamón serrano en trozos pequeños.
5. Añade el jamón a la sartén y cocínalo junto con la cebolla durante unos minutos, hasta que se haya dorado ligeramente.
6. Agrega los brotes de romanescu cocidos a la sartén y remueve con cuidado para que se impregnen de los sabores de la cebolla y el jamón.
7. Si deseas añadir un poco más de sabor, puedes agregar un poco del agua de cocción del romanescu a la sartén.
8. Cocina todo junto durante unos minutos más, hasta que los sabores se hayan mezclado y los brotes de romanescu estén bien calientes.
9. Retira del fuego y sirve caliente.

Opciones de acompañamiento

Esta deliciosa receta de romanescu con jamón es perfecta como plato principal o como acompañamiento de carnes o pescados. Puedes servirla junto con una ensalada fresca para obtener una comida completa y equilibrada. Además, puedes añadir algunos crackers o pan crujiente para disfrutar de diferentes texturas en cada bocado. ¡Deja volar tu imaginación y experimenta con diferentes combinaciones!

Consejos y recomendaciones

Para obtener los mejores resultados al preparar esta receta de romanescu con jamón, te recomendamos seguir estos consejos:

1. Elige un romanescu fresco y de buena calidad. Asegúrate de que esté firme y sin manchas o decoloraciones.
2. Lava bien el romanescu antes de cocinarlo para eliminar cualquier residuo de suciedad.
3. No cocines los brotes de romanescu por mucho tiempo, ya que pueden volverse blandos y perder su textura crujiente característica.
4. Ajusta la cantidad de sal de acuerdo a tus preferencias personales. Recuerda que el jamón ya aporta sal al plato.
5. Si no tienes jamón serrano, puedes utilizar otro tipo de jamón ahumado o incluso bacon.
6. Si quieres añadir un toque de frescura, puedes exprimir un poco de jugo de limón sobre el plato antes de servirlo.
7. No desperdicies el agua de cocción del romanescu. Puedes utilizarla para elaborar sopas o caldos, ya que es rica en vitaminas y minerales.

Esta receta de romanescu con jamón es una combinación deliciosa que combina a la perfección los sabores suaves y dulces del romanescu con el toque salado y ahumado del jamón. Cocer los brotes de romanescu antes de saltearlos con cebolla y jamón asegura una textura tierna y jugosa. Puedes acompañar este plato con una ensalada fresca y disfrutar de una comida equilibrada y llena de sabor. ¡No esperes más y prueba esta exquisita receta!

Javier Pérez

Javier Pérez

Cada artículo es una oportunidad para conectar con la audiencia.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información