Coliflor gratinada sin bechamel: opción sin lactosa y más ligera

Bienvenidos a esta deliciosa receta de coliflor gratinada sin bechamel. Si eres amante de las verduras y estás buscando opciones más saludables y ligeras, esta receta es perfecta para ti. En lugar de utilizar la clásica salsa bechamel, vamos a utilizar una salsa de crema de leche que le dará un toque diferente y delicioso a nuestra coliflor gratinada.

La coliflor es una verdura versátil y nutritiva, rica en vitaminas y minerales esenciales para nuestro organismo. Además, es una excelente opción para aquellos que siguen una dieta sin gluten o sin lactosa. En esta receta, optamos por utilizar una salsa de crema de leche sin lactosa, para que todos puedan disfrutar de este platillo.

A continuación, te detallaremos paso a paso como preparar esta deliciosa coliflor gratinada sin bechamel. ¡Empecemos!

Índice
  1. Ingredientes necesarios
  2. Paso 1: Cocina la cebolla y el ajo
  3. Paso 2: Preparación de la salsa de crema de leche
    1. Consejo:
  4. Paso 3: Cocina los trozos de coliflor
  5. Paso 4: Armando la coliflor gratinada en el molde
  6. Paso 5: Añadir los quesos parmesano y mozzarella
  7. Paso 6: Horneado de la coliflor gratinada
    1. Consejo:
  8. Paso 7: Servir y disfrutar
  9. Conclusión

Ingredientes necesarios

- 1 cabeza grande de coliflor
- 1 cebolla grande
- 3 dientes de ajo
- 200 ml de crema de leche sin lactosa
- Aceite de oliva
- Sal y pimienta al gusto
- 100 g de queso parmesano rallado
- 100 g de queso mozzarella rallado

Paso 1: Cocina la cebolla y el ajo

Para comenzar, vamos a cocinar la cebolla y los ajos. En una sartén grande, calentamos un poco de aceite de oliva a fuego medio. Picamos finamente la cebolla y los ajos y los añadimos a la sartén.

Salteamos la cebolla y los ajos durante unos minutos, hasta que estén dorados y fragantes. Asegúrate de revolverlos constantemente para evitar que se quemen.

Paso 2: Preparación de la salsa de crema de leche

Una vez que la cebolla y los ajos estén dorados, es hora de preparar la salsa de crema de leche. Agregamos la crema de leche sin lactosa a la sartén y mezclamos bien con la cebolla y los ajos.

Dejamos que la salsa se caliente a fuego medio durante unos minutos, revolviendo constantemente para que no se pegue.

Consejo:

Puedes añadir hierbas aromáticas como tomillo o romero para darle un toque de sabor extra a la salsa.

Paso 3: Cocina los trozos de coliflor

Ahora, vamos a cocinar los trozos de coliflor. Previamente, hemos limpiado y cortado la coliflor en pequeños floretes.

En una olla grande de agua, llevamos a ebullición y añadimos los floretes de coliflor. Cocinamos por unos 5 minutos, hasta que estén tiernos pero aún firmes al tacto. Es importante no cocinar la coliflor en exceso, ya que se convertiría en puré y perdería su textura crujiente.

Una vez que los floretes de coliflor estén cocidos, los escurrimos y los añadimos a la sartén con la salsa de crema de leche.

Paso 4: Armando la coliflor gratinada en el molde

Una vez que tengamos los floretes de coliflor mezclados con la salsa de crema de leche, es hora de armar nuestra coliflor gratinada en un molde apto para horno.

Engrasamos ligeramente el molde con un poco de aceite de oliva para evitar que la coliflor se pegue. Luego, colocamos los floretes de coliflor en el molde, distribuyéndolos de manera uniforme.

Paso 5: Añadir los quesos parmesano y mozzarella

Para darle a nuestra coliflor gratinada ese toque de queso irresistible, vamos a añadir los quesos parmesano y mozzarella. Espolvoreamos generosamente ambos quesos sobre la coliflor en el molde.

Asegúrate de cubrir toda la superficie de la coliflor con los quesos, para que se derritan y gratinen correctamente en el horno.

Paso 6: Horneado de la coliflor gratinada

Una vez que tengamos todos los ingredientes en su lugar, es hora de llevar nuestra coliflor gratinada al horno. Precalentamos el horno a 200°C (180°C si utilizamos un horno con ventilador).

Horneamos la coliflor gratinada durante unos 20-25 minutos, o hasta que los quesos estén dorados y burbujeantes. El tiempo de horneado puede variar según la potencia de tu horno, así que asegúrate de revisar de vez en cuando para evitar que se queme.

Consejo:

Si te gusta el queso gratinado extra crujiente, puedes encender el grill durante los últimos minutos de cocción para obtener ese dorado perfecto en la parte superior.

Paso 7: Servir y disfrutar

Una vez que nuestra coliflor gratinada esté lista, la sacamos del horno con cuidado. Dejamos que se enfríe un poco antes de servir.

Podemos decorar la coliflor gratinada con un poco de perejil fresco picado o incluso con unas lascas de parmesano adicionales. Sirve caliente y disfruta de este delicioso plato.

Conclusión

La coliflor gratinada sin bechamel es una opción deliciosa y más ligera para aquellos que buscan alternativas más saludables en su cocina. Con la salsa de crema de leche sin lactosa y los quesos parmesano y mozzarella, esta receta se convierte en un plato irresistible para toda la familia.

Ahora que conoces todos los pasos para preparar esta coliflor gratinada, te invito a que la pruebes y descubras por ti mismo/a su exquisito sabor. No dudes en experimentar con diferentes tipos de quesos o añadir tus propias especias y condimentos para personalizarla a tu gusto.

¡Disfruta de esta coliflor gratinada sin bechamel y sorprende a todos con tus habilidades culinarias!

Natalia Martín

Natalia Martín

Creatividad y precisión se fusionan en cada párrafo que escribo.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información