Deliciosos calçots al horno con la auténtica salsa romesco

Los calçots al horno con salsa romesco son una delicia culinaria típica de la región de Cataluña, en España. Esta receta, que combina cebollas asadas catalanas con una deliciosa salsa de romesco, es perfecta para disfrutar en reuniones familiares o con amigos. La época ideal para disfrutar de los calçots es entre enero y febrero, cuando están en su mejor temporada. En esta ocasión, te presentamos una receta sencilla y rápida para preparar calçots al horno en la comodidad de tu hogar. ¡Prepárate para deleitar tu paladar con este plato tradicional catalán!

Índice
  1. Época de los calçots: enero y febrero
  2. Las "calçotadas": fiestas gastronómicas catalanas
  3. Preparación de calçots al horno: receta sencilla y rápida
  4. Ingredientes necesarios: calçots, aceite y salsa romesco
  5. Paso 1: lavar y cortar los calçots
  6. Paso 2: colocar los calçots en una bandeja con aceite
  7. Paso 3: hornear los calçots a 200 ºC hasta que estén dorados
  8. Paso 4: pelar los calçots
  9. Paso 5: disfrutar de los calçots acompañados de salsa romesco

Época de los calçots: enero y febrero

Los calçots son un tipo de cebolla típica de la región de Cataluña. Se caracterizan por ser más largos y delgados que una cebolla común, y tienen un sabor único y dulce. La temporada de los calçots comienza en enero y se extiende hasta febrero, siendo estos los meses perfectos para disfrutar de su mejor sabor y textura. Durante este tiempo, los agricultores catalanes cosechan los calçots y los ofrecen en los mercados locales y tiendas especializadas.

Las "calçotadas": fiestas gastronómicas catalanas

Los catalanes tienen una gran tradición de celebrar las "calçotadas", que son fiestas gastronómicas donde se asan calçots a la leña o en barbacoas. Estas celebraciones suelen tener lugar en campos o en casas con amplio espacio al aire libre. Los asistentes se reúnen alrededor de largas mesas para disfrutar de los calçots asados y sumergirlos en la deliciosa salsa romesco. Las calçotadas son una ocasión especial para disfrutar en buena compañía y deleitarse con esta exquisita receta tradicional.

Preparación de calçots al horno: receta sencilla y rápida

Si no tienes la posibilidad de asar tus calçots en una barbacoa o al fuego, no te preocupes, también puedes disfrutar de esta deliciosa preparación en el horno de tu cocina. A continuación te explicamos paso a paso cómo preparar los calçots al horno con la auténtica salsa romesco.

Ingredientes necesarios: calçots, aceite y salsa romesco

Para preparar los calçots al horno con la auténtica salsa romesco necesitarás los siguientes ingredientes:

- Calçots: la cantidad dependerá de cuántas personas vayan a disfrutar de este plato. Se recomienda calcular entre 3 y 4 calçots por persona.
- Aceite de oliva virgen extra: utilizado para untar los calçots antes de hornearlos.
- Salsa romesco: una deliciosa salsa a base de tomates asados, pimientos, almendras, nueces, ajo, pan y aceite de oliva. Puedes comprarla o prepararla tú mismo/a siguiendo una receta tradicional.

Paso 1: lavar y cortar los calçots

El primer paso para preparar los calçots al horno es lavarlos y cortarlos adecuadamente. Es importante limpiarlos bien para eliminar cualquier resto de tierra o impurezas. Luego, corta la parte verde del tallo, dejando aproximadamente unos 5 cm de esta parte para que los calçots queden bien sujetos al hornearlos.

Paso 2: colocar los calçots en una bandeja con aceite

Una vez que hayas lavado y cortado los calçots, es hora de colocarlos en una bandeja apta para horno. Unta cada calçot con aceite de oliva virgen extra, asegurándote de cubrirlo completamente. Esto ayudará a que los calçots no se peguen a la bandeja y a que adquieran un hermoso color dorado mientras se hornean.

Paso 3: hornear los calçots a 200 ºC hasta que estén dorados

Precalienta tu horno a 200 ºC y coloca la bandeja con los calçots en el centro del horno. Deja que se horneen durante unos 30-40 minutos, o hasta que estén bien dorados y tiernos. Durante este tiempo, puedes aprovechar para preparar la salsa romesco.

Paso 4: pelar los calçots

Una vez que los calçots estén horneados y dorados, retíralos del horno y déjalos enfriar durante unos minutos. Luego, con mucho cuidado, pela las capas externas de cada calçot. La textura suave y tierna de los calçots se revelará al pelarlos, dejando al descubierto su delicioso sabor y aroma.

Paso 5: disfrutar de los calçots acompañados de salsa romesco

Finalmente, llegó el momento de disfrutar de los calçots al horno con la auténtica salsa romesco. Sirve los calçots recién pelados en un plato grande y acompáñalos con la salsa romesco. Puedes sumergir cada calçot en la salsa antes de darle un buen mordisco, asegurándote de disfrutar de todos los sabores combinados. El contraste entre la dulzura de los calçots y la deliciosa salsa romesco es simplemente irresistible.

Los calçots al horno con salsa romesco son un plato típico de Cataluña que no puedes dejar de probar. Durante los meses de enero y febrero, los calçots están en su mejor momento, por lo que es el momento perfecto para disfrutar de esta deliciosa receta. La preparación de los calçots al horno es sencilla y rápida, y los ingredientes necesarios son fáciles de encontrar. Así que no esperes más, anímate a preparar tus propios calçots al horno con la auténtica salsa romesco y disfruta de esta delicia gastronómica catalana en la comodidad de tu hogar. ¡Buen provecho!

Lucía Morales

Lucía Morales

La redacción web es mi arte y mi profesión.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información