Deliciosas alcachofas con jamón en una exquisita salsa

Las alcachofas con jamón en salsa son una deliciosa receta que combina los sabores intensos de las alcachofas, el jamón serrano y una exquisita salsa llena de sabor. Esta preparación es perfecta para disfrutar como entrante o plato principal, ya que tanto las alcachofas como el jamón aportan un gran valor nutricional. Además, la salsa le da un toque extra de sabor que seguro te encantará. En este artículo, te enseñaremos paso a paso cómo preparar estas deliciosas alcachofas con jamón en salsa, para que puedas sorprender a tus invitados o simplemente disfrutarlas en casa. Sigue leyendo y descubre cómo hacer esta receta tan sabrosa.

Índice
  1. Sofrito de cebolla y ajo
    1. Añadiendo los corazones de alcachofa y jamón serrano
    2. Agregando zumo de limón y vino blanco (opcional)
  2. Espesando la salsa con una mezcla de harina y agua
    1. Cociendo las alcachofas hasta que estén tiernas
    2. Corrigiendo la sazón con sal
  3. Servir las alcachofas con jamón en una exquisita salsa

Sofrito de cebolla y ajo

Lo primero que haremos para preparar nuestras alcachofas con jamón en salsa será hacer un sofrito de cebolla y ajo. Para ello, picaremos finamente una cebolla y varios dientes de ajo. Calentaremos un poco de aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio y añadiremos la cebolla y el ajo picados. Dejaremos que se cocinen lentamente, removiendo de vez en cuando, hasta que estén dorados y hayan soltado todo su sabor. Este sofrito ayudará a realzar el sabor de las alcachofas y el jamón.

Añadiendo los corazones de alcachofa y jamón serrano

Una vez que nuestro sofrito de cebolla y ajo esté listo, añadiremos los corazones de alcachofa y el jamón serrano. Los corazones de alcachofa se pueden encontrar tanto frescos como en conserva. Si optamos por los frescos, deberemos limpiarlos adecuadamente para eliminar las hojas externas y el tallo. Si utilizamos alcachofas en conserva, las escurriremos y las enjuagaremos antes de añadirlas a la sartén.

El jamón serrano, por su parte, le dará un sabor salado y potente a nuestras alcachofas en salsa. Cortaremos el jamón serrano en tiras o cubitos, según prefiramos, y lo añadiremos a la sartén junto con los corazones de alcachofa. Cocinaremos todo junto durante unos minutos, removiendo con frecuencia, para que los sabores se mezclen y los ingredientes se cocinen de manera uniforme.

Agregando zumo de limón y vino blanco (opcional)

Para aportarle un toque de frescura y acidez a nuestra salsa de alcachofas con jamón, añadiremos un poco de zumo de limón. El limón realzará los sabores y dará un contraste delicioso al plato. Exprimiremos el zumo de un limón y lo añadiremos a la sartén, removiendo para que se distribuya de manera uniforme.

Si queremos añadir un toque extra de sabor y complejidad a nuestra receta, podemos optar por añadir un poco de vino blanco. El vino blanco añadirá un sabor único y se combinará muy bien con los ingredientes principales de nuestra receta. Añadiremos un chorrito de vino blanco a la sartén y dejaremos que se cocine durante unos minutos para que se evapore el alcohol y se integren los sabores.

Espesando la salsa con una mezcla de harina y agua

Para que nuestra salsa tenga una textura suave y cremosa, es necesario espesarla. Para ello, haremos una mezcla de harina y agua que añadiremos a la sartén. Mezclaremos un par de cucharadas de harina con un poco de agua fría, hasta obtener una mezcla homogénea y sin grumos. Añadiremos esta mezcla a la sartén, removiendo constantemente, hasta que la salsa espese y adquiera una textura deseada.

Es importante tener paciencia durante este proceso, ya que la salsa tardará un poco en espesar. Si es necesario, podemos añadir más harina y agua para conseguir la textura deseada. Recuerda que la salsa espesará aún más al cocinarse las alcachofas, así que es preferible que quede un poco más líquida en este punto.

Cociendo las alcachofas hasta que estén tiernas

Una vez que nuestra salsa esté espesa, añadiremos las alcachofas a la sartén y las cocinaremos hasta que estén tiernas. Dependiendo del tipo de alcachofas que utilicemos, el tiempo de cocción puede variar. Si optamos por alcachofas frescas, deberemos cocinarlas durante unos 20-30 minutos, hasta que estén tiernas y puedan ser pinchadas fácilmente con un tenedor. Si utilizamos alcachofas en conserva, bastará con calentarlas durante unos minutos para que se integren con el resto de los ingredientes.

Es importante ir removiendo con frecuencia para que las alcachofas se impregnen bien de la salsa y no se peguen en el fondo de la sartén. Si es necesario, podemos añadir un poco más de agua o caldo para asegurarnos de que haya suficiente líquido para cocinar las alcachofas. El tiempo total de cocción dependerá del punto de cocción que prefiramos para las alcachofas, así que prueba de vez en cuando para ajustar el tiempo necesario.

Corrigiendo la sazón con sal

Una vez que nuestras alcachofas estén tiernas y hayamos cocinado la salsa durante el tiempo necesario, es importante probar y corregir la sazón con sal. El jamón serrano ya aportará sal al plato, pero es posible que sea necesario añadir un poco más para realzar los sabores. Añade sal al gusto y mezcla bien para que se integre con todos los ingredientes.

Recuerda que es preferible añadir la sal poco a poco y probar, para evitar que el plato quede demasiado salado. Si es necesario, podemos añadir también un poco de pimienta o cualquier otra especia que nos guste, para darle un toque extra de sabor.

Servir las alcachofas con jamón en una exquisita salsa

Una vez que nuestras alcachofas estén cocidas, tiernas y la salsa tenga la textura y sazón adecuadas, ya estamos listos para servir nuestro plato de alcachofas con jamón en salsa. Podemos presentarlas como un entrante o como plato principal, acompañadas de un poco de arroz blanco, patatas al horno o una ensalada fresca.

Podemos decorar el plato con un poco de perejil picado o un chorrito de aceite de oliva extra. Además, podemos acompañarlas con un buen pan para mojar en la salsa, ya que el resultado es una salsa deliciosa y llena de sabor.

Las alcachofas con jamón en salsa son una deliciosa receta que combina los sabores intensos de las alcachofas y el jamón serrano con una exquisita salsa llena de sabor. Preparar esta receta es muy sencillo y el resultado seguro que te sorprenderá. Anímate a probar estas deliciosas alcachofas con jamón en salsa y disfruta de su sabor único. ¡Buen provecho!

Carmen Castro

Carmen Castro

Convierto ideas en palabras que inspiran y cautivan.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información