Crema de guisantes, zanahorias y puerros ligera

Crema de guisantes

La crema de guisantes, zanahorias y puerros ligera es una receta perfecta para disfrutar de todo el sabor y los beneficios de las verduras de una manera deliciosa y saludable.

Esta crema es muy fácil de preparar y cuenta con ingredientes simples que se pueden encontrar fácilmente en cualquier supermercado.

Crema de guisantes

Crema de guisantes, zanahorias y puerros

Esta crema es muy fácil de preparar y cuenta con ingredientes simples que se pueden encontrar fácilmente en cualquier supermercado.
Es una opción ideal para disfrutar tanto en invierno como en verano, ya que se puede servir tanto fría como caliente. Además, es una excelente forma de incluir más vegetales en nuestra dieta diaria.
Tiempo de preparación 15 minutos
Tiempo de cocción 30 minutos
Tiempo total 45 minutos
Plato Sopa
Cocina Internacional
Calorías 150 kcal

Utensilios

  • 1 Olla grande
  • 1 Licuadora o batidora de mano

Ingredientes
  

  • 250 gramos de guisantes congelados
  • 2 zanahorias medianas
  • 2 puerros medianos
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • 1 litro de caldo de verduras
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Yogur griego opcional, para decorar

Elaboración corta
 

  • En una olla grande, calienta un poco de aceite de oliva y añade la cebolla picada finamente y los ajos triturados.
  • Sofríe hasta que estén dorados y fragantes.
  • Lava y corta las zanahorias y los puerros en trozos pequeños.
  • Añádelos a la olla y cocina a fuego medio durante unos minutos, revolviendo constantemente.
  • Agrega los guisantes congelados a la olla y cocina por unos minutos más.
  • Vierte el caldo de verduras en la olla, suficiente para cubrir las verduras.
  • Lleva a ebullición y luego reduce el fuego a medio-bajo.
  • Cocina a fuego lento durante unos 20 minutos o hasta que las verduras estén tiernas.
  • Retira la olla del fuego y deja que la mezcla se enfríe un poco.
  • Luego, utiliza una licuadora o batidora de mano para procesar la mezcla hasta obtener una crema suave y homogénea.
  • Vuelve a calentar la crema a fuego medio y sazonar con sal y pimienta al gusto.
  • Cocina por unos minutos más, revolviendo ocasionalmente.
  • Sirve la crema caliente en platos individuales y decora con un poco de yogur griego si lo deseas.
  • También puedes agregar un chorrito de aceite de oliva y unas hojas de perejil fresco para darle un toque extra de sabor.
Keyword Crema

Es una opción ideal para disfrutar tanto en invierno como en verano, ya que se puede servir tanto fría como caliente. Además, es una excelente forma de incluir más vegetales en nuestra dieta diaria.

Índice
  1. Crema de guisantes, zanahorias y puerros
  2. Ingredientes necesarios de los Crema de guisantes
  3. Pasos para la preparación
  4. Consejos para personalizar la receta de la crema de guisantes
  5. Variaciones y opciones extras
  6. Tiempo de preparación y tiempo de cocción
  7. Dificultad de la receta
  8. Información nutricional de la crema de guisantes
  9. ¿Para cuántas personas alcanza esta receta?
  10. Ideas para acompañar la crema
  11. Preguntas frecuentes sobre la receta
  12. Consejos adicionales para obtener buenos resultados
    1. Cocina las verduras correctamente:
    2. Utiliza un caldo de verduras de calidad:
    3. Sazona la crema al final de la cocción:
    4. Decora la crema antes de servir:
  13. Cómo conservar y recalentar la crema
  14. Recomendaciones de presentación
  15. Otros platos similares que podrían interesarte

Ingredientes necesarios de los Crema de guisantes

Para preparar esta crema, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 250 gramos de guisantes congelados
  • 2 zanahorias medianas
  • 2 puerros medianos
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • 1 litro de caldo de verduras
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Yogur griego (opcional, para decorar)

Pasos para la preparación

Ahora vamos a ver cómo puedes preparar esta deliciosa crema de guisantes, zanahorias y puerros ligera:

  1. En una olla grande, calienta un poco de aceite de oliva y añade la cebolla picada finamente y los ajos triturados.
  2. Sofríe hasta que estén dorados y fragantes.
  3. Lava y corta las zanahorias y los puerros en trozos pequeños.
  4. Añádelos a la olla y cocina a fuego medio durante unos minutos, revolviendo constantemente.
  5. Agrega los guisantes congelados a la olla y cocina por unos minutos más.
  6. Vierte el caldo de verduras en la olla, suficiente para cubrir las verduras.
  7. Lleva a ebullición y luego reduce el fuego a medio-bajo.
  8. Cocina a fuego lento durante unos 20 minutos o hasta que las verduras estén tiernas.
  9. Retira la olla del fuego y deja que la mezcla se enfríe un poco.
  10. Luego, utiliza una licuadora o batidora de mano para procesar la mezcla hasta obtener una crema suave y homogénea.
  11. Vuelve a calentar la crema a fuego medio y sazonar con sal y pimienta al gusto.
  12. Cocina por unos minutos más, revolviendo ocasionalmente.
  13. Sirve la crema caliente en platos individuales y decora con un poco de yogur griego si lo deseas.
  14. También puedes agregar un chorrito de aceite de oliva y unas hojas de perejil fresco para darle un toque extra de sabor.

Consejos para personalizar la receta de la crema de guisantes

Una de las ventajas de esta receta de crema de guisantes, zanahorias y puerros ligera es que puedes personalizarla según tus gustos y preferencias. Aquí te dejamos algunos consejos para que puedas adaptarla a tu estilo:

- Si te gusta el sabor ahumado, puedes añadir un poco de pimentón ahumado al sofrito, antes de agregar las verduras. Esto le dará a la crema un toque de sabor único y delicioso.

- Si prefieres una textura más gruesa, puedes utilizar una batidora de mano en lugar de una licuadora para procesar la mezcla. De esta manera, obtendrás una crema con trocitos de verduras, lo que le aportará más cuerpo y textura.

- Si quieres darle un toque de frescura y riqueza nutricional, puedes añadir unas hojas de espinacas o acelgas a la olla junto con las verduras. Esto le dará a la crema un sabor fresco y un color más intenso.

- Si te gustan los sabores picantes, puedes añadir un poco de chile o pimienta de cayena a la crema. Esto le dará un toque de picante y hará que sea aún más deliciosa.

Variaciones y opciones extras

La crema de guisantes, zanahorias y puerros ligera es una receta muy versátil que se puede adaptar fácilmente a diferentes gustos y preferencias. Aquí te dejamos algunas variaciones y opciones extras que puedes considerar:

- En lugar de utilizar caldo de verduras, puedes usar caldo de pollo para darle un sabor más rico y sabroso. También puedes utilizar caldo de pescado si te gusta el sabor marino.

- Si te gusta el queso, puedes agregar un poco de queso rallado al final de la preparación. El queso se derretirá y le dará a la crema un sabor más cremoso y delicioso.

- Si quieres darle un toque extra de sabor, puedes añadir un puñado de hierbas frescas, como perejil, albahaca o cilantro, al momento de procesar la crema. Esto le dará un sabor fresco y aromático.

- Si quieres que la crema sea más nutritiva, puedes añadir unas semillas de chía o lino a la mezcla antes de procesar. Estas semillas son ricas en fibra y ácidos grasos saludables, lo que le dará a la crema un valor nutricional adicional.

Tiempo de preparación y tiempo de cocción

El tiempo de preparación de esta crema de guisantes, zanahorias y puerros ligera es de aproximadamente 15 minutos, mientras que el tiempo de cocción es de aproximadamente 30 minutos. Ten en cuenta que estos tiempos son aproximados y pueden variar dependiendo de tu habilidad en la cocina y de los equipos que utilices.

Dificultad de la receta

La dificultad de esta receta es de nivel fácil, por lo que cualquier persona, incluso los principiantes en la cocina, pueden prepararla sin problemas. Los pasos son sencillos de seguir y los ingredientes son fáciles de encontrar. Solo necesitas un poco de tiempo y paciencia para obtener una crema de guisantes, zanahorias y puerros ligera perfecta.

Información nutricional de la crema de guisantes

La crema de guisantes, zanahorias y puerros ligera es una receta muy saludable y nutritiva. Está llena de vitaminas, minerales y fibra, y es baja en calorías y grasas. A continuación, te mostramos la información nutricional aproximada para esta receta:

- Calorías: 150 por porción
- Grasas: 5 gramos por porción
- Carbohidratos: 20 gramos por porción
- Proteínas: 6 gramos por porción
- Fibra: 6 gramos por porción

Estos valores son aproximados y pueden variar dependiendo de los ingredientes y las cantidades utilizadas.

¿Para cuántas personas alcanza esta receta?

Esta receta de crema de guisantes, zanahorias y puerros ligera alcanza aproximadamente para 4 personas. Si necesitas hacer más cantidad, simplemente duplica o triplica los ingredientes según la cantidad que desees preparar.

Ideas para acompañar la crema

La crema de guisantes, zanahorias y puerros ligera puede ser un plato completo por sí sola, pero si quieres acompañarla con otros alimentos, aquí te dejamos algunas ideas:

- Picatostes caseros: Corta un poco de pan en trozos pequeños y fríe en aceite de oliva hasta que estén dorados y crujientes. Espolvorea los picatostes sobre la crema para darle un toque de textura y sabor.

- Semillas de sésamo: Tuesta unas semillas de sésamo en una sartén hasta que estén doradas y espolvorea sobre la crema. Estas semillas le darán un toque crujiente y una rica nutrición.

- Pechuga de pollo a la parrilla: Si quieres añadir un poco de proteína a tu comida, puedes acompañar la crema con una pechuga de pollo a la parrilla cortada en rodajas. Esto hará que tu comida sea más completa y satisfactoria.

- Tostadas de aguacate: Prepara unas tostadas de pan integral y coloca unas rodajas de aguacate sobre ellas. Sirve la crema en un plato hondo y coloca las tostadas encima. Esto le dará a tu comida un toque de frescura y un sabor delicioso.

Preguntas frecuentes sobre la receta

Aquí te dejamos algunas preguntas frecuentes que suelen surgir al preparar esta receta de crema de guisantes, zanahorias y puerros ligera:

1. ¿Puedo utilizar guisantes frescos en lugar de congelados?

Sí, puedes utilizar guisantes frescos si los tienes disponibles. Solo asegúrate de cocinarlos un poco más antes de añadir las demás verduras a la olla.

2. ¿Puedo utilizar otro tipo de verduras en la receta?

¡Claro que sí! Puedes utilizar otras verduras, como acelgas, espinacas o brócoli, para personalizar la receta según tus gustos.

3. ¿Puedo hacer esta crema con antelación?

Sí, puedes hacer esta crema con antelación y guardarla en el refrigerador hasta que esté lista para servir. Simplemente caliéntala suavemente antes de servir.

4. ¿Puedo congelar esta crema?

Sí, puedes congelar esta crema en recipientes adecuados y conservarla en el congelador hasta por 3 meses. Asegúrate de descongelarla completamente antes de calentarla.

Consejos adicionales para obtener buenos resultados

Aquí te dejamos algunos consejos adicionales para obtener los mejores resultados al preparar esta crema de guisantes, zanahorias y puerros ligera:

Cocina las verduras correctamente:

- Cuando estés cocinando las zanahorias y los puerros, revuélvelos constantemente para evitar que se quemen o se peguen al fondo de la olla.

- Asegúrate de que las zanahorias y los puerros estén bien tiernos antes de procesar la mezcla. Esto garantizará que la crema sea suave y cremosa.

Utiliza un caldo de verduras de calidad:

- El caldo de verduras que utilices en esta receta será el sabor base de la crema, por lo que es importante utilizar un caldo de alta calidad para obtener buenos resultados.

- Si no tienes caldo de verduras, puedes utilizar cubos o polvo de caldo diluidos en agua caliente. Solo asegúrate de ajustar la cantidad de sal en la receta según la salinidad del caldo utilizado.

Sazona la crema al final de la cocción:

- Es recomendable sazonar la crema al final de la cocción, una vez que la mezcla esté suave y cremosa. De esta manera, podrás ajustar el nivel de sal y pimienta según tu preferencia.

- Recuerda que siempre puedes añadir más sal, pero no puedes quitarla una vez que se haya agregado en exceso.

Decora la crema antes de servir:

- Asegúrate de decorar la crema antes de servirla para darle un toque visualmente atractivo. Puedes usar yogur griego, aceite de oliva, semillas de sésamo, perejil fresco u otros ingredientes de tu elección.

- La presentación visual de la comida es muy importante, especialmente si quieres sorprender a tus invitados.

Cómo conservar y recalentar la crema

Si te sobra crema de guisantes, zanahorias y puerros ligera, puedes conservarla en el refrigerador en un recipiente hermético durante 3-4 días. Para recalentarla, simplemente caliéntala suavemente en una olla a fuego medio-bajo hasta que esté caliente. Asegúrate de removerla constantemente para evitar que se queme.

También puedes congelar la crema en recipientes adecuados y conservarla en el congelador hasta por 3 meses. Para descongelarla, simplemente coloca el recipiente en el refrigerador durante la noche y luego recalentarla como se indica anteriormente.

Recomendaciones de presentación

La crema de guisantes, zanahorias y puerros ligera se puede presentar de diferentes formas para que sea visualmente atractiva. Aquí te dejamos algunas recomendaciones de presentación:

- Utiliza cuencos o platos hondos para servir la crema. Esto permitirá que los comensales disfruten de la textura cremosa de la crema.

- Decora la crema antes de servir con ingredientes frescos, como una ramita de perejil, unas hojas de cilantro o un chorrito de aceite de oliva.

- Acompaña la crema con algunos picatostes caseros o unas semillas de sésamo tostadas para darle un toque de sabor y textura.

Otros platos similares que podrían interesarte

Si disfrutaste de la crema de guisantes, zanahorias y puerros ligera, aquí te dejamos algunos platos similares que podrían interesarte:

- Crema de calabaza: Una opción perfecta para los amantes de las cremas de verduras. La crema de calabaza es suave, cremosa y llena de sabor.

- Sopa de tomate: Una deliciosa sopa de tomate llena de sabor y nutrientes. Puedes hacerla con tomates frescos o enlatados, y puedes servirla caliente o fría según tus gustos.

- Puré de patatas: Un clásico que nunca pasa de moda. El puré de patatas es perfecto como acompañante de carnes o como plato principal.

- Gazpacho: Una sopa fría y refrescante, perfecta para el verano. El gazpacho se hace con tomates, pepinos, pimientos y otros ingredientes frescos.

Ana García

Ana García

Escribir es mi pasión y convertirla en profesión es mi meta.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating




Go up

Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información