Crema de calabacín sin nata: una opción saludable y ligera

crema de calabacín sin nata

La crema de calabacín sin nata es una opción deliciosa y saludable para aquellos que buscan una alternativa más ligera a las cremas tradicionales.

Además, es perfecta para personas intolerantes a la lactosa o que simplemente deseen reducir su consumo lácteo. La combinación de calabacín, cebolleta, patata, sal, pimienta y agua resulta en una crema suave y nutritiva que complacerá a todos los paladares.

Ingredientes necesarios

Para preparar esta deliciosa crema de calabacín sin nata, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 3 calabacines medianos
  • 1 cebolleta
  • 1 patata mediana
  • Sal al gusto
  • Pimienta al gusto
  • Agua
Índice
  1. Ingredientes necesarios
  • Paso a paso de la preparación
  • Beneficios de la crema de calabacín sin nata
  • Variedades de ingredientes opcionales
  • Consejos adicionales para la preparación
  • ¿Cómo acompañar la crema de calabacín sin nata?
  • Otras variantes de recetas de crema de calabacín saludables
  • Conclusión
  • Crema de calabacín sin nata
  • Paso a paso de la preparación

    Ahora que tienes todos los ingredientes a mano, es momento de comenzar con el paso a paso de la preparación:

    1. Lava y corta los calabacines en rodajas.
    2. Puedes pelarlos si lo deseas, aunque la piel también se puede dejar, ya que contiene fibra.
    3. Pela la patata y córtala en trozos.
    4. En una olla grande, coloca un poco de aceite de oliva y calienta a fuego medio.
    5. Añade la cebolleta picada y cocínala hasta que esté dorada y tierna.
    6. Agrega los calabacines y la patata a la olla y salpimienta al gusto.
    7. Cocina durante unos minutos, revolviendo ocasionalmente.
    8. Añade agua hasta cubrir los vegetales.
    9. La cantidad de agua dependerá de la consistencia que deseas obtener en tu crema, puedes comenzar con aproximadamente 2 tazas de agua y luego añadir más si es necesario.
    10. Lleva la mezcla a ebullición y luego reduce el fuego.
    11. Cocina a fuego lento durante unos 20 minutos, o hasta que los vegetales estén tiernos.
    12. Una vez que los vegetales estén cocidos, retira la olla del fuego y deja que la mezcla se enfríe un poco.
    13. Utiliza una batidora de mano o una licuadora para triturar la mezcla hasta obtener una consistencia suave y cremosa.
    14. Si prefieres que la crema tenga algunos trocitos, no es necesario triturarla completamente.
    15. Ajusta la consistencia con más agua si es necesario.
    16. Vuelve a calentar la crema en la olla a fuego bajo, revolviendo de vez en cuando.
    17. Rectifica el sazón con sal y pimienta si es necesario.
    18. Sirve la crema caliente en platos individuales y disfruta de esta deliciosa opción saludable.

    Beneficios de la crema de calabacín sin nata

    La crema de calabacín sin nata no solo es una opción deliciosa, sino que también tiene numerosos beneficios para la salud. Algunos de estos beneficios incluyen:

    1. Baja en calorías: al no llevar nata ni grasas adicionales, esta crema es mucho más ligera en calorías que otras opciones más tradicionales. Es ideal para aquellos que buscan controlar su peso o mantener una alimentación equilibrada.

    2. Rica en fibra: el calabacín es una excelente fuente de fibra, lo que ayuda a mejorar la digestión y promover la salud intestinal. La fibra también juega un papel importante en la prevención de enfermedades como la diabetes y la obesidad.

    3. Alto contenido de vitaminas y minerales: el calabacín es rico en vitaminas A y C, así como en minerales como el potasio y el magnesio. Estos nutrientes son esenciales para el buen funcionamiento del organismo y el fortalecimiento del sistema inmunológico.

    4. Hidratación: el calabacín contiene un alto porcentaje de agua, lo que ayuda a mantenernos hidratados. Esto es especialmente beneficioso durante los meses de verano, cuando las temperaturas son más altas y el cuerpo necesita una hidratación adicional.

    Variedades de ingredientes opcionales

    Además de los ingredientes principales mencionados anteriormente, puedes añadir otros para darle un toque extra de sabor a tu crema de calabacín sin nata. Aquí tienes algunas opciones:

    - Ajo: agrega algunos dientes de ajo picados junto con la cebolleta para darle un sabor más intenso a la crema.
    - Hierbas frescas: puedes añadir hierbas frescas como albahaca, perejil o cilantro para darle un toque de frescura a la crema.
    - Queso rallado: si no eres intolerante a la lactosa, puedes añadir un poco de queso rallado por encima de la crema antes de servirla. Esto le dará un sabor y textura extra.

    Consejos adicionales para la preparación

    Aquí tienes algunos consejos adicionales que te serán útiles al preparar la crema de calabacín sin nata:

    - Puedes ajustar la consistencia de la crema agregando más o menos agua, según tus preferencias personales. Si deseas una crema más espesa, agrega menos agua. Si prefieres una consistencia más ligera, añade más agua.
    - Puedes utilizar un poco de caldo de verduras en lugar de agua para darle un sabor más intenso a la crema.
    - Para obtener una crema más suave y sin grumos, utiliza una batidora de mano o una licuadora de alta potencia.
    - Si deseas añadir un toque de sabor ahumado, puedes agregar una pizca de pimentón ahumado durante la cocción.
    - Prueba la crema antes de servirla y ajusta el sazón según sea necesario. A veces, puede ser necesario agregar un poco más de sal o pimienta para resaltar los sabores.

    ¿Cómo acompañar la crema de calabacín sin nata?

    La crema de calabacín sin nata se puede disfrutar sola como un plato ligero y saludable. Sin embargo, también se puede acompañar con varios ingredientes para agregarle más sabor y textura. Aquí tienes algunas opciones:

    - Croutones: puedes hacer croutones caseros tostando algunos trozos de pan en el horno con un poco de aceite de oliva y sal. Sirve la crema caliente y añade los croutones en la parte superior para proporcionar un agradable crujido.

    - Semillas y frutos secos: puedes agregar un puñado de semillas como girasol, calabaza o de sésamo a la crema para darle un toque crujiente y nutritivo. También puedes añadir un puñado de frutos secos picados como nueces o almendras, que le darán un sabor más completo.

    - Hierbas frescas: añade algunas hojas de albahaca, perejil o cilantro frescos sobre la crema. Esto no solo le dará un toque de frescura, sino que también agregará un color vibrante a la presentación.

    - Aceite de oliva: rocía un poco de aceite de oliva de calidad sobre la crema antes de servirla. Esto realzará los sabores y le dará un brillo adicional.

    Otras variantes de recetas de crema de calabacín saludables

    La crema de calabacín sin nata es solo una de las muchas variantes de recetas de crema de calabacín saludables. Aquí tienes algunas ideas adicionales:

    - Crema de calabacín y espinacas: añade un puñado de espinacas a la receta de crema de calabacín sin nata para obtener un extra de nutrientes y un sabor delicioso.

    - Crema de calabacín y zanahoria: combina el calabacín con zanahorias para obtener una crema de color naranja brillante y rica en betacaroteno.

    - Crema de calabacín y coco: agrega un poco de leche de coco a la receta para obtener una crema con un toque exótico y cremoso.

    - Crema de calabacín y puerro: utiliza puerro en lugar de cebolleta para darle un sabor más suave a la crema.

    Conclusión

    La crema de calabacín sin nata es una opción deliciosa y saludable para aquellos que buscan una alternativa más ligera a las cremas tradicionales. Su sabor suave y cremoso, combinado con sus numerosos beneficios para la salud, la convierten en una opción ideal para cualquier época del año. Con esta receta sencilla y algunos ingredientes opcionales, puedes personalizar tu crema de calabacín según tus preferencias y disfrutar de una comida nutritiva y reconfortante. ¡No dudes en probarla! La crema de calabacín sin nata seguro se convertirá en uno de tus platos favoritos.

    crema de calabacín sin nata

    Crema de calabacín sin nata

    Perfecta para personas intolerantes a la lactosa o que simplemente deseen reducir su consumo lácteo. La combinación de calabacín, cebolleta, patata, sal, pimienta y agua resulta en una crema suave y nutritiva que complacerá a todos los paladares.
    Tiempo de preparación 15 minutos
    Tiempo de cocción 30 minutos
    Tiempo total 45 minutos
    Plato Sopa
    Cocina Internacional

    Utensilios

    • 1 Olla grande
    • 1 Recipiente
    • 1 batidora de mano o una licuadora

    Ingredientes
      

    • 3 calabacines medianos
    • 1 cebolleta
    • 1 patata mediana
    • Sa.l al gusto
    • Pimienta. al gusto
    • Agua

    Elaboración corta
     

    • Lava y corta los calabacines en rodajas.
    • Puedes pelarlos si lo deseas, aunque la piel también se puede dejar, ya que contiene fibra.
    • Pela la patata y córtala en trozos.
    • En una olla grande, coloca un poco de aceite de oliva y calienta a fuego medio.
    • Añade la cebolleta picada y cocínala hasta que esté dorada y tierna.
    • Agrega los calabacines y la patata a la olla y salpimienta al gusto.
    • Cocina durante unos minutos, revolviendo ocasionalmente.
    • Añade agua hasta cubrir los vegetales.
    • La cantidad de agua dependerá de la consistencia que deseas obtener en tu crema, puedes comenzar con aproximadamente 2 tazas de agua y luego añadir más si es necesario.
    • Lleva la mezcla a ebullición y luego reduce el fuego.
    • Cocina a fuego lento durante unos 20 minutos, o hasta que los vegetales estén tiernos.
    • Una vez que los vegetales estén cocidos, retira la olla del fuego y deja que la mezcla se enfríe un poco.
    • Utiliza una batidora de mano o una licuadora para triturar la mezcla hasta obtener una consistencia suave y cremosa.
    • Si prefieres que la crema tenga algunos trocitos, no es necesario triturarla completamente.
    • Ajusta la consistencia con más agua si es necesario.
    • Vuelve a calentar la crema en la olla a fuego bajo, revolviendo de vez en cuando.
    • Rectifica el sazón con sal y pimienta si es necesario.
    • Sirve la crema caliente en platos individuales y disfruta de esta deliciosa opción saludable.
    Keyword Calabacín, Crema

     

    Laura Rodríguez

    Laura Rodríguez

    Palabras que inspiran, informan y deleitan a la audiencia.

    Entradas relacionadas

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Recipe Rating




    Go up

    Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información