Receta fácil y saludable de Ajoblanco sin Pan con Thermomix

Ajoblanco sin Pan con Thermomix

Ajoblanco sin pan es una deliciosa y refrescante sopa fría de la gastronomía andaluza, perfecta para disfrutar durante los calurosos días de verano.

Esta receta tradicional se caracteriza por su base de almendras crudas, ajo, agua fría, aceite de oliva, vinagre y sal. El resultado es un plato ligero y saludable que combina a la perfección con el clima cálido y las altas temperaturas.

En esta ocasión, te presentamos una variante especial del ajo blanco: el ajoblanco sin pan, una versión aún más saludable y ligera de este tradicional plato. Además, te mostraremos cómo prepararlo de manera rápida y sencilla utilizando la Thermomix, un electrodoméstico de cocina que facilita enormemente el proceso de elaboración de recetas.

¿Estás listo para descubrir una nueva forma de disfrutar del ajo blanco? Sigue leyendo y aprende a preparar esta deliciosa receta sin pan con Thermomix.

Índice
  1. Ingredientes necesarios para el ajoblanco sin pan
  2. Pasos para hacer ajoblanco sin pan con Thermomix
  3. Variaciones de la receta: ajoblanco con manzana
  4. Consejos y recomendaciones
  5. Servir y disfrutar: presentación y sugerencias de acompañamiento
  6. Beneficios para la salud de consumir ajoblanco
  7. Conclusión: una opción fácil y saludable para disfrutar en épocas de calor
  8. Ajoblanco sin Pan con Thermomix

Ingredientes necesarios para el ajoblanco sin pan

Para preparar el ajoblanco sin pan con Thermomix, necesitarás los siguientes ingredientes:

- 200 gramos de almendras crudas
- 2 dientes de ajo
- 800 ml de agua fría
- 50 ml de aceite de oliva virgen extra
- 30 ml de vinagre de Jerez
- Sal al gusto

Como puedes ver, los ingredientes son simples y fáciles de conseguir. No necesitarás complicarte con ingredientes exóticos o difíciles de encontrar. Con estos elementos básicos, podrás crear un ajoblanco delicioso y saludable que satisfará tus papilas gustativas y te refrescará durante los días de calor intenso.

Pasos para hacer ajoblanco sin pan con Thermomix

Ahora que tenemos todos los ingredientes listos, es hora de poner manos a la obra y comenzar a preparar nuestro ajoblanco sin pan con Thermomix. Sigue estos sencillos pasos y en pocos minutos podrás disfrutar de esta rica sopa fría:

  1. En primer lugar, debemos poner las almendras en remojo en agua fría durante aproximadamente 4 horas. Este paso es opcional, pero nos ayudará a obtener una consistencia más suave y cremosa en nuestro ajoblanco.
  2. Una vez que las almendras hayan estado en remojo, las escurrimos y las añadimos al vaso de la Thermomix junto con los dientes de ajo pelados.
  3. Programamos la Thermomix a velocidad progresiva 5-10 durante 10 segundos, para triturar las almendras y el ajo hasta obtener una mezcla homogénea.
  4. A continuación, agregamos el agua fría, el aceite de oliva, el vinagre de Jerez y la sal al gusto al vaso de la Thermomix.
  5. Programamos la Thermomix a velocidad 5 durante 1 minuto, para mezclar y emulsionar todos los ingredientes.
  6. Probamos el ajoblanco y ajustamos el punto de sal si es necesario. Si deseamos una consistencia más suave, podemos añadir un poco más de agua fría y mezclar nuevamente.
  7. Una vez que nuestro ajoblanco sin pan esté listo, lo transferimos a un recipiente apto para refrigeración y lo dejamos enfriar en el refrigerador durante al menos 2 horas, para que esté bien frío y los sabores se hayan fusionado.

Variaciones de la receta: ajoblanco con manzana

Si deseas darle un toque diferente a tu ajoblanco sin pan, puedes probar una variante deliciosa: el ajoblanco con manzana. Esta combinación de sabores le aporta un toque dulce y refrescante al plato, perfecto para los paladares más aventureros.

Para preparar el ajoblanco con manzana, solo necesitarás añadir una manzana verde pelada y sin semillas al vaso de la Thermomix, junto con los demás ingredientes. Tritúralo todo junto hasta obtener una mezcla homogénea y procede de la misma manera que la receta básica. El resultado será un ajoblanco suave y refrescante, con un toque frutal que te sorprenderá.

Consejos y recomendaciones

Para obtener el mejor resultado posible en tu ajoblanco sin pan con Thermomix, te recomendamos seguir estos consejos adicionales:

- Si deseas una textura más suave, puedes pelar las almendras antes de triturarlas. Sin embargo, ten en cuenta que esto puede hacer que el ajoblanco sea menos cremoso.

- Si no tienes Thermomix, no te preocupes. Puedes utilizar una licuadora o un procesador de alimentos para triturar las almendras y el ajo, y luego mezclar los demás ingredientes a mano. El resultado será igualmente delicioso.

- A la hora de servir el ajoblanco, te recomendamos añadir un chorrito de aceite de oliva virgen extra y unas almendras picadas por encima. Esto le dará un extra de sabor y textura al plato.

- El ajoblanco sin pan es perfecto como entrante o primer plato en una comida ligera. También puede servirse como acompañamiento de platos de pescado o mariscos.

- Si deseas disfrutar de una versión sin gluten de esta receta, asegúrate de utilizar vinagre de Jerez sin gluten y verificar que las almendras que utilices estén libres de cualquier tipo de contaminación cruzada.

Servir y disfrutar: presentación y sugerencias de acompañamiento

Una vez que el ajoblanco sin pan con Thermomix haya reposado en el refrigerador y esté bien frío, es hora de servirlo y disfrutarlo. A continuación, te presentamos algunas sugerencias para presentar y acompañar esta deliciosa sopa fría:

- Puedes utilizar cuencos individuales o copas para servir el ajoblanco. Asegúrate de que estén bien frías antes de verter el ajoblanco en ellos, para mantener la temperatura óptima del plato.

- Al momento de servir, añade un chorrito de aceite de oliva virgen extra sobre el ajoblanco y decora con unas almendras picadas. Esto le dará un toque visual y de sabor irresistible.

- Si te gusta el contraste de sabores, puedes añadir también unos cubitos de sandía o melón al servir el ajoblanco. La mezcla de sabores dulces y salados es simplemente deliciosa.

- También puedes agregar unos croutons de pan tostado o unos dados de pepino en el momento de servir. Estos ingredientes le aportarán textura y un toque crujiente al ajoblanco.

- Si deseas un toque extra de frescura, puedes servir el ajoblanco con unas hojas de menta fresca o albahaca picada por encima. Esto le dará un aroma y sabor únicos.

- Acompaña tu ajoblanco sin pan con unas tostadas de pan crujiente o con un poco de jamón serrano. El contraste de sabores y texturas hará de tu comida una experiencia inolvidable.

Beneficios para la salud de consumir ajoblanco

El ajoblanco sin pan es una opción saludable y nutritiva para incluir en nuestra dieta, especialmente durante los meses de verano. A continuación, te presentamos algunos de los beneficios que aporta este delicioso plato:

- El ajo es un potente antioxidante que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y proteger nuestro cuerpo de los radicales libres. También es conocido por sus propiedades antibacterianas y antivirales.

- Las almendras son una excelente fuente de grasas saludables, proteínas y fibra. Ayudan a mantenernos saciados por más tiempo y favorecen la salud cardiovascular.

- El aceite de oliva es una de las bases de la dieta mediterránea y se ha demostrado que posee numerosos beneficios para la salud. Es rico en ácidos grasos monoinsaturados, que ayudan a reducir el colesterol y protegen el corazón.

- El vinagre de Jerez también tiene propiedades beneficiosas para la salud, como la mejora de la digestión y el control de los niveles de azúcar en la sangre.

- El ajoblanco sin pan es una opción baja en carbohidratos y sin gluten, lo que lo convierte en una excelente opción para aquellas personas que siguen una dieta específica o tienen intolerancias alimentarias.

- Además de todos los beneficios para la salud, el ajoblanco sin pan es una opción refrescante y ligera para disfrutar durante los días de calor intenso. Sus ingredientes frescos y nutritivos nos ayudan a mantenernos hidratados y energizados.

Conclusión: una opción fácil y saludable para disfrutar en épocas de calor

El ajoblanco sin pan con Thermomix es una opción deliciosa y saludable para disfrutar durante los meses de verano. Esta versión ligera y refrescante del clásico ajo blanco andaluz se prepara rápidamente y con ingredientes simples, lo que la convierte en una opción ideal para cualquier ocasión.

Ya sea que estés buscando una entrada ligera para una comida al aire libre o simplemente quieras probar algo nuevo en tu cocina, el ajoblanco sin pan es una excelente elección. Su sabor suave y cremoso, combinado con el toque refrescante de las almendras y el ajo, te transportará a las soleadas costas de Andalucía en cada cucharada.

Así que no pierdas más tiempo y atrévete a preparar esta deliciosa receta de ajoblanco sin pan con Thermomix. Estamos seguros de que te encantará y se convertirá en un plato recurrente en tus comidas veraniegas. ¡Disfruta de todo su sabor y beneficios para la salud!

Ajoblanco sin Pan con Thermomix

Ajoblanco sin Pan con Thermomix

Ajoblanco sin pan es una deliciosa y refrescante sopa fría de la gastronomía andaluza, perfecta para disfrutar durante los calurosos días de verano.
Tiempo de preparación 10 minutos
Plato Sopa
Cocina Española

Utensilios

  • Thermomix
  • 1 recipiente apto para refrigeración

Ingredientes
  

  • 200 grs de almendras crudas
  • 2 dtes de ajo
  • 800 ml de agua fría
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 30 ml de vinagre de Jerez
  • Sal al gusto

Elaboración corta
 

  • Poner las almendras en remojo en agua fría durante aproximadamente 4 horas.
  • Una vez que las almendras hayan estado en remojo, las escurrimos y las añadimos al vaso de la Thermomix junto con los dientes de ajo pelados.
  • Programamos la Thermomix a velocidad progresiva 5-10 durante 10 segundos, para triturar las almendras y el ajo hasta obtener una mezcla homogénea.
  • A continuación, agregamos el agua fría, el aceite de oliva, el vinagre de Jerez y la sal al gusto al vaso de la Thermomix.
  • Programamos la Thermomix a velocidad 5 durante 1 minuto, para mezclar y emulsionar todos los ingredientes.
  • Probamos el ajoblanco y ajustamos el punto de sal si es necesario. Si deseamos una consistencia más suave, podemos añadir un poco más de agua fría y mezclar nuevamente.
  • Una vez que nuestro ajoblanco sin pan esté listo, lo transferimos a un recipiente apto para refrigeración y lo dejamos enfriar en el refrigerador durante al menos 2 horas, para que esté bien frío y los sabores se hayan fusionado.
Keyword Crema
Patricia Navarro

Patricia Navarro

Transformo conceptos en contenido que resuena con la audiencia.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating




Go up

Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información