Deliciosas natillas: la versión saludable con leche de avena

natillas con leche de avena

¿Te encantan las natillas pero estás buscando una versión más saludable? ¡Has llegado al lugar indicado! natillas con leche de avena.

En este artículo te enseñaremos a hacer unas deliciosas natillas con leche de avena, una alternativa perfecta para aquellos que quieren disfrutar de este clásico postre sin dejar de cuidar su salud.

natillas con leche de avena

Natillas con leche de avena

La leche de avena es una bebida vegetal que se ha vuelto popular en los últimos años debido a sus múltiples beneficios para la salud.
Tiempo de preparación 15 minutos
Tiempo de cocción 15 minutos
Reposar 2 horas
Tiempo total 2 horas 30 minutos
Plato Postre
Cocina Internacional
Calorías 200 kcal

Utensilios

  • 1 cazo
  • 1 Bol
  • Cuencos individuales o recipiente grande

Ingredientes
  

  • 500 ml de leche de avena
  • 4 yemas de huevo
  • 50 g de harina de avena
  • 80 g de azúcar
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • 1 pizca de canela en polvo

Elaboración corta
 

  • Calienta la leche de avena en un cazo a fuego medio, sin dejar que hierva.
  • En un bol, mezcla las yemas de huevo, la harina de avena, el azúcar, el aroma de vainilla y la canela en polvo hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Vierte la leche caliente poco a poco sobre la mezcla de yemas de huevo, batiendo constantemente para evitar que los huevos se cuajen.
  • Vuelve a verter la mezcla en el cazo y caliéntala a fuego medio bajo, removiendo constantemente con una cuchara de madera hasta que espese y forme las natillas.
  • Retira del fuego y deja enfriar durante unos minutos.
  • Transfiere las natillas a cuencos individuales o a un recipiente grande, cúbrelo con papel film y refrigéralo durante al menos 2 horas antes de servir.
Keyword Avena, Dulce de leche, Natillas

La leche de avena es una bebida vegetal que se ha vuelto popular en los últimos años debido a sus múltiples beneficios para la salud.

A continuación, te daremos todos los detalles de cómo hacer estas ricas natillas con leche de avena y te contaremos por qué esta opción es tan beneficiosa para tu organismo.

Índice
  1. Natillas con leche de avena
  2. ¿Qué son las natillas?
    1. Beneficios de usar leche de avena
  3. Ingredientes necesarios
  4. Paso a paso para hacer natillas con leche de avena
  5. Consejos para obtener las mejores natillas
  6. Opciones de presentación y decoración
  7. Variaciones de la receta para adaptarla a diferentes gustos
  8. Conclusiones y recomendaciones sobre las natillas de leche de avena

¿Qué son las natillas?

Las natillas son un postre tradicional que se caracteriza por su textura cremosa y su sabor dulce y suave. Se elaboran a partir de una mezcla de leche, huevos, azúcar y algún agente espesante como la harina o la maicena. Generalmente, se sazonan con vainilla y se pueden agregar otros ingredientes como canela o ralladura de limón para darles un toque de sabor extra.

Beneficios de usar leche de avena

La leche de avena se ha convertido en una opción popular para aquellos que buscan alternativas a la leche de vaca. Además de ser apta para personas con intolerancia a la lactosa o alergias a la proteína de la leche, la leche de avena ofrece una serie de beneficios para la salud. A continuación, te mencionaremos algunos de ellos:

También te puede interesar: Tarta de manzana express: deliciosa y fácil de hacer con ThermomixTarta de manzana express: deliciosa y fácil de hacer con Thermomix

1. Fuente de fibra: La avena es conocida por ser alta en fibra, lo que ayuda a mejorar la digestión y promover la sensación de saciedad. Al utilizar leche de avena en las natillas, estarás aumentando el contenido de fibra de este postre.

2. Baja en grasas saturadas: A diferencia de la leche de vaca, la leche de avena tiene un contenido reducido de grasas saturadas, lo que la convierte en una opción más saludable para aquellos que buscan mantener un equilibrio en su alimentación.

3. Rica en vitaminas y minerales: La leche de avena es una buena fuente de nutrientes esenciales como el calcio, el hierro y las vitaminas del grupo B. Estos nutrientes son importantes para el correcto funcionamiento del organismo.

4. Ayuda a regular el colesterol: La avena contiene betaglucanos, un tipo de fibra que ha demostrado tener efectos beneficiosos para reducir los niveles de colesterol en sangre. Al utilizar leche de avena en las natillas, estarás aprovechando este beneficio.

Ingredientes necesarios

Antes de comenzar con el paso a paso de la receta, asegúrate de tener todos los ingredientes necesarios a mano. Aquí está la lista de lo que deberás conseguir:

  • 500 ml de leche de avena
  • 4 yemas de huevo
  • 50 g de harina de avena
  • 80 g de azúcar
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • 1 pizca de canela en polvo

Paso a paso para hacer natillas con leche de avena

Ahora que conoces los beneficios de la leche de avena, es hora de comenzar a preparar estas deliciosas natillas. Sigue estos pasos y en poco tiempo estarás disfrutando de este postre tan especial:

  1. En un cazo, vierte la leche de avena y llévala a fuego medio. Deja que se caliente pero no llegue a hervir.
  2. Mientras tanto, en un bol aparte, mezcla las yemas de huevo, la harina de avena, el azúcar, el aroma de vainilla y la canela en polvo. Bate bien hasta obtener una mezcla homogénea.
  3. Una vez que la leche de avena esté caliente, viértela poco a poco sobre la mezcla de yemas de huevo, removiendo constantemente para evitar que los huevos se cuajen.
  4. Vuelve a poner la mezcla en el cazo y caliéntala a fuego medio bajo, removiendo constantemente con una cuchara de madera. La leche de avena espesará gradualmente y se formarán las natillas.
  5. Cuando la mezcla haya espesado lo suficiente y tenga una consistencia similar a la de una crema espesa, retira el cazo del fuego y deja enfriar durante unos minutos.
  6. Transfiere las natillas a cuencos individuales o a un recipiente grande y cúbrelo con papel film. Lleva al refrigerador y deja enfriar durante al menos 2 horas antes de servir.

Consejos para obtener las mejores natillas

Si quieres que tus natillas de leche de avena queden perfectas, sigue estos consejos:

También te puede interesar: Budín de naranja y chocolate: delicioso postre casero para disfrutarBudín de naranja y chocolate: delicioso postre casero para disfrutar
  • - Utiliza una leche de avena de buena calidad. Escoge una opción sin azúcares añadidos y con ingredientes naturales.
  • - No dejes que la leche de avena hierva. Esto puede afectar la textura final de las natillas.
  • - Remueve constantemente la mezcla cuando la estés calentando para que no se formen grumos.
  • - Deja que las natillas enfríen completamente en el refrigerador antes de servirlas. Esto les dará la textura y consistencia adecuada.

Opciones de presentación y decoración

Las natillas con leche de avena pueden ser presentadas de diferentes formas y decoradas al gusto. Aquí te ofrecemos algunas ideas:

  1. - Sirve las natillas en cuencos individuales y decóralas con una pizca de canela en polvo por encima. Esto les dará un toque visualmente atractivo y resaltará su sabor.
  2. - Añade una cucharada de mermelada de frutas en la parte superior de cada cuenco de natillas. Puedes elegir tu sabor favorito de mermelada para personalizar el postre según tus gustos.
  3. - Si prefieres un toque más refrescante, sirve las natillas con un coulis de frutas frescas. Prepara un coulis con tus frutas favoritas (fresas, frambuesas, mangos, etc.) y sírvelo al lado de las natillas. Este contraste de sabores será un verdadero placer para tu paladar.

Variaciones de la receta para adaptarla a diferentes gustos

Las natillas de leche de avena son muy versátiles y se pueden adaptar a diferentes gustos. Aquí te ofrecemos algunas variaciones que puedes probar:

1. Natillas de chocolate: Añade un par de cucharadas de cacao en polvo a la mezcla de yemas de huevo y azúcar. De esta forma, obtendrás unas deliciosas natillas de chocolate con un ligero sabor a avena.

2. Natillas de frutas: Agrega puré de frutas a la mezcla antes de calentarla. Puedes utilizar frutas como plátano, manzana o mango para darle un toque de frescura y sabor frutal a las natillas.

3. Natillas sin azúcar: Si estás buscando reducir la ingesta de azúcar, puedes optar por utilizar un edulcorante natural como la stevia en lugar de azúcar. Ajusta la cantidad según tu gusto.

4. Natillas de caramelo: Añade una cucharada de caramelo líquido a la mezcla antes de calentarla. Esto le dará un sabor dulce y decadente a las natillas.

Conclusiones y recomendaciones sobre las natillas de leche de avena

Las natillas con leche de avena son una opción deliciosa y saludable para disfrutar de un postre clásico. Con su textura cremosa y su sabor suave, son perfectas para satisfacer tu antojo dulce sin descuidar tu alimentación.

También te puede interesar: Tarta de fresas con Thermomix: una deliciosa tartaletaTarta de fresas con Thermomix: una deliciosa tartaleta

Además, la leche de avena aporta beneficios extra como ser fuente de fibra, bajar en grasas saturadas y rica en vitaminas y minerales. Sigue los pasos de la receta, personaliza las natillas según tus gustos y ¡disfruta de este postre sin remordimientos!

Angel Ortega

Angel Ortega

Experto en transformar ideas en contenido cautivador.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating




Go up

Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información