Receta de gelatina de fresa natural: ¡una deliciosa opción frutal!

gelatina de fresa natural

¿Quieres deleitar a tus invitados con un postre refrescante y delicioso? La gelatina de fresa natural es una opción perfecta para cualquier ocasión.

En esta receta, te enseñaré paso a paso cómo hacer una gelatina de fresa casera, utilizando ingredientes naturales y sin aditivos artificiales. Con solo unas pocas fresas, azúcar, agua y gelatina neutra podrás crear una gelatina exquisita que seguramente encantará a todos.

Sigue leyendo para descubrir todos los secretos para preparar esta deliciosa receta de gelatina de fresa natural.

Índice
  1. Ingredientes necesarios
  2. Paso 1: Lavado y preparación de las fresas
  3. Paso 2: Obtención del zumo de fresa
  4. Paso 3: Eliminación de las semillas
  5. Paso 4: Mezcla del zumo con el agua y el azúcar
  6. Paso 5: Disolución del azúcar y la gelatina
  7. Paso 6: Hidratación de la gelatina neutra
  8. Paso 7: Incorporación de la gelatina hidratada a la mezcla
  9. Paso 8: Vierte la mezcla en los moldes
  10. Paso 9: Enfriado y cuajado en la nevera
  11. Paso 10: Decoración de la gelatina
  12. Paso 11: Servir y disfrutar

Ingredientes necesarios

Antes de comenzar con la preparación de la gelatina de fresa natural, es importante tener a mano todos los ingredientes necesarios. Aquí tienes la lista de lo que necesitarás:

  • 500 gramos de fresas frescas
  • 200 gramos de azúcar
  • 500 ml de agua
  • 1 sobre de gelatina neutra en polvo
  • Frutas frescas para decorar (opcional)

Asegúrate de elegir fresas maduras y frescas para obtener el mejor sabor en tu gelatina de fresa. Puedes encontrar todos estos ingredientes en tu supermercado local o en una tienda de comestibles.

También te puede interesar: Deliciosas tartaletas francesasDeliciosas tartaletas francesas

Paso 1: Lavado y preparación de las fresas

  1. El primer paso para hacer la gelatina de fresa natural es lavar y preparar las fresas adecuadamente.
  2. Comienza lavando las fresas bajo agua corriente para eliminar cualquier suciedad o residuos.
  3. Luego, retira las hojas verdes y los tallos de las fresas.
  4. Puedes hacer esto cortando y desechando la parte superior de cada fresa.

Una vez que las fresas estén limpias y preparadas, colócalas en un tazón grande y reserva para más adelante.

Paso 2: Obtención del zumo de fresa

Para obtener el sabor y el color característico de la gelatina de fresa, es necesario extraer el zumo de las fresas. Para hacer esto, puedes utilizar una licuadora o un procesador de alimentos.

  1. Coloca las fresas en la licuadora o en el procesador de alimentos y bátelas hasta obtener una mezcla suave y homogénea.
  2. Asegúrate de no batir demasiado las fresas, ya que podrías obtener una textura demasiado líquida.

Una vez que hayas obtenido el zumo de fresa, procede al siguiente paso.

Paso 3: Eliminación de las semillas

Después de obtener el zumo de fresa, es necesario eliminar las semillas para obtener una gelatina de fresa suave y sin grumos.

  1. Para hacer esto, coloca un colador de malla fina sobre un recipiente grande y vierte el zumo de fresa a través del colador.
  2. Con la ayuda de una cuchara, presiona suavemente el zumo de fresa para eliminar las semillas y obtener un líquido limpio y sin impurezas.

Desecha las semillas y reserva el zumo filtrado para continuar con la preparación de la gelatina.

Paso 4: Mezcla del zumo con el agua y el azúcar

Una vez que hayas obtenido el zumo de fresa puro y sin semillas, es hora de comenzar a mezclar los ingredientes principales de la gelatina de fresa.

También te puede interesar: Receta fácil de polvorosas venezolanasReceta fácil de polvorosas venezolanas
  1. En una cacerola grande, vierte el zumo de fresa filtrado junto con el agua y el azúcar.
  2. Pon la cacerola a fuego medio y mezcla bien los ingredientes hasta que el azúcar se disuelva por completo.

Revuelve ocasionalmente para evitar que el azúcar se queme en el fondo de la cacerola. Continúa calentando la mezcla hasta que hierva suavemente.

Paso 5: Disolución del azúcar y la gelatina

Una vez que la mezcla de zumo, agua y azúcar haya alcanzado el punto de ebullición suave, es hora de disolver la gelatina en polvo.

  1. Para hacer esto, vierte el sobre de gelatina neutra en polvo en un tazón pequeño.
  2. Agrega un poco de agua fría y mezcla bien para hidratar la gelatina.
  3. Luego, agrega la gelatina hidratada a la mezcla de zumo, agua y azúcar caliente.
  4. Mezcla bien hasta que la gelatina se haya disuelto por completo.

La gelatina ayudará a que la gelatina de fresa obtenga una textura firme y consistente una vez que se haya enfriado y cuajado.

Paso 6: Hidratación de la gelatina neutra

Además de la gelatina neutra en polvo, también necesitarás hidratarla antes de añadirla a la mezcla de la gelatina.

  1. Para hacer esto, coloca la gelatina neutra en un tazón pequeño y agrega agua fría.
  2. Deja que la gelatina se hidrate durante unos minutos, hasta que se vuelva esponjosa.

Una vez que esté hidratada, asegúrate de escurrirla bien para eliminar el exceso de agua antes de agregarla a la mezcla de la gelatina de fresa.

Paso 7: Incorporación de la gelatina hidratada a la mezcla

Una vez que la gelatina neutra esté hidratada y escurrida, es hora de incorporarla a la mezcla de la gelatina de fresa.

También te puede interesar: Tocinillo de cielo casero: la deliciosa versión al hornoTocinillo de cielo casero: la deliciosa versión al horno
  1. Vierte la gelatina hidratada en el cazo con la mezcla de zumo, agua y azúcar caliente.
  2. Mezcla bien con una cuchara de madera o una batidora de mano hasta que la gelatina se haya incorporado por completo.
  3. Continúa mezclando durante unos minutos adicionales para asegurarte de que todos los ingredientes estén bien combinados.

Paso 8: Vierte la mezcla en los moldes

  1. Una vez que la mezcla de la gelatina de fresa esté lista, es hora de verterla en los moldes individuales.
  2. Puedes utilizar moldes de silicona, moldes individuales para postres o incluso moldes de budín.
  3. Antes de verter la mezcla, asegúrate de untar los moldes con un poco de aceite o rociarlos con spray antiadherente.
  4. Esto ayudará a que la gelatina se desprenda fácilmente una vez que esté lista.
  5. Vierte la mezcla de la gelatina de fresa en los moldes y asegúrate de distribuir uniformemente.
  6. Puedes llenar los moldes hasta el borde o dejar un poco de espacio para decorar con fruta fresca.

Paso 9: Enfriado y cuajado en la nevera

  1. Una vez que hayas vertido la gelatina de fresa en los moldes, es hora de refrigerarla para que se enfríe y cuaje por completo.
  2. Coloca los moldes en la nevera y deja que la gelatina se enfrié durante al menos 4 horas, o hasta que esté completamente firme.
  3. El tiempo de enfriado y cuajado puede variar según el tamaño de los moldes y la temperatura de tu nevera, así que asegúrate de comprobar la consistencia antes de servirla.

Paso 10: Decoración de la gelatina

  1. Una vez que la gelatina de fresa se haya enfriado y cuajado por completo, es hora de agregarle un toque decorativo.
  2. Puedes optar por decorarla con fruta fresca, como rodajas de fresa adicionales o trozos de otras frutas de tu elección.
  3. También puedes decorar la gelatina con leche condensada, crema batida o incluso con un poco de chocolate derretido.
  4. Deja volar tu imaginación y añade un toque personal a tu gelatina de fresa.

Paso 11: Servir y disfrutar

Una vez que hayas decorado la gelatina de fresa a tu gusto, es hora de servirla y disfrutarla.

  1. Desmolda cada porción de gelatina con cuidado y colócala en un plato individual.
  2. Puedes servirla fría tal como está, o acompañada de una bola de helado de vainilla para un contraste de sabores.
  3. Esta gelatina de fresa natural es perfecta para servir como postre después de una comida o como merienda refrescante en los días calurosos de verano.
  4. El sabor suave y dulce de la fresa combinado con la textura delicada de la gelatina seguramente conquistará a todos.

La gelatina de fresa natural es una opción deliciosa y saludable para satisfacer tus antojos de postre. Con esta receta, puedes disfrutar de la frescura y dulzura de las fresas en cada bocado. ¡No dudes en probarla y sorprender a todos con esta maravillosa gelatina de fresa casera!

Laura Rodríguez

Laura Rodríguez

Palabras que inspiran, informan y deleitan a la audiencia.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información