Receta tradicional de calissons d'Aix: un dulce francés delicioso

Los calissons d'Aix son una delicia tradicional francesa que provienen de la región de Aix-en-Provence. Estos dulces son conocidos por su forma de almendra y su sabor exquisito. Son una opción perfecta como postre o para acompañar una taza de té o café. En este artículo, compartiremos contigo la receta tradicional de los calissons d'Aix, así como algunos consejos y trucos para lograr unos calissons perfectos en casa.

Índice
  1. Historia de los calissons d'Aix-en-Provence
  2. Ingredientes necesarios para hacer calissons caseros
  3. Preparación paso a paso de los calissons d'Aix
  4. Consejos y trucos para lograr unos calissons perfectos
  5. Opciones de variaciones y personalización de los calissons
  6. Cómo conservar y almacenar los calissons correctamente
  7. Ideas y sugerencias para presentar los calissons de manera especial
  8. Recomendaciones de maridaje con otros productos o bebidas
  9. Conclusión y invitación a probar esta deliciosa receta de calissons d'Aix

Historia de los calissons d'Aix-en-Provence

Los calissons d'Aix-en-Provence tienen una larga historia que se remonta al siglo XV. Se dice que fueron creados por el rey René, quien reinó en la región de Provenza en el siglo XV. Los calissons eran una de sus golosinas favoritas y se convirtieron en un dulce típico de la región.

La forma tradicional de los calissons d'Aix es similar a una almendra, lo cual se cree que puede hacer referencia a la leyenda de una almendra transformada en un amuleto por el rey René. Sin embargo, también se dice que la forma de almendra se debe a la influencia de los árabes que vivieron en la región en ese momento.

Independientemente de su origen, los calissons d'Aix se han convertido en una de las especialidades más emblemáticas de la región de Provenza y son apreciados tanto por los lugareños como por los visitantes.

Ingredientes necesarios para hacer calissons caseros

Para hacer calissons d'Aix caseros, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 250 g de almendra molida
  • 250 g de azúcar glass
  • 25 g de mermelada de naranja amarga
  • 25 g de mermelada de albaricoque
  • 1 clara de huevo
  • 1 cucharadita de esencia de almendra amarga
  • 250 g de azúcar glasé para el glaseado
  • agua

Preparación paso a paso de los calissons d'Aix

1. En un recipiente grande, mezcla la almendra molida y el azúcar glass. Mezcla bien hasta que estén completamente combinados.

2. Añade la clara de huevo y las mermeladas de naranja amarga y albaricoque a la mezcla. Mezcla nuevamente hasta obtener una masa homogénea.

También te puede interesar: Disfruta de la dulzura de las deliciosas koeksisters en casaDisfruta de la dulzura de las deliciosas koeksisters en casa

3. Envuelve la masa en film transparente y déjala reposar en el refrigerador durante al menos 1 hora.

4. Pasado el tiempo de reposo, espolvorea azúcar glass sobre una superficie plana y extiende la masa de los calissons con un rodillo. La masa debería tener aproximadamente 1 cm de grosor.

5. Con un cortador de forma de almendra, corta la masa en forma de calissons. Coloca los calissons en una bandeja para hornear forrada con papel de hornear.

6. Precalienta el horno a 180°C y hornea los calissons durante aproximadamente 15 minutos, o hasta que estén ligeramente dorados.

7. Mientras los calissons se enfrían, prepara el glaseado. En un recipiente, combina el azúcar glasé y suficiente agua para obtener una consistencia espesa pero que se pueda esparcir. Añade esencia de almendra amarga para dar sabor.

8. Una vez que los calissons estén completamente fríos, esparce el glaseado sobre ellos. Deja que el glaseado se seque por completo antes de servir.

Consejos y trucos para lograr unos calissons perfectos

- Asegúrate de utilizar almendras de buena calidad para obtener un sabor rico y auténtico en tus calissons.
- Si no puedes encontrar mermelada de naranja amarga o de albaricoque, puedes usar otros sabores de mermelada, como frambuesa o fresa.
- La esencia de almendra amarga le da un toque especial a los calissons. Sin embargo, si no tienes acceso a ella, puedes sustituirla por extracto de vainilla.
- Al trabajar con la masa de los calissons, espolvorea siempre azúcar glass en la superficie para evitar que se pegue.
- Si deseas obtener una textura más suave en tus calissons, puedes tamizar el azúcar glass antes de utilizarlo.

También te puede interesar: Plátano maduro al horno: delicioso y saludablePlátano maduro al horno: delicioso y saludable

Opciones de variaciones y personalización de los calissons

Los calissons d'Aix tradicionales tienen una forma de almendra característica. Sin embargo, puedes personalizar tus calissons de diferentes formas y tamaños según tu preferencia. También puedes jugar con los sabores del glaseado, utilizando extractos de frutas u otros sabores para darle un toque único a tus calissons.

Además, puedes añadir ingredientes extras a la masa de los calissons para variar su sabor. Por ejemplo, puedes añadir frutas confitadas picadas, pepitas de chocolate o ralladura de limón para obtener diferentes sabores y texturas en tus calissons.

Cómo conservar y almacenar los calissons correctamente

Los calissons d'Aix se pueden conservar en un recipiente hermético a temperatura ambiente durante varios días. Si prefieres conservarlos por más tiempo, también puedes guardarlos en el refrigerador.

Es importante mencionar que los calissons son sensibles a la humedad, por lo que es recomendable mantenerlos en un lugar fresco y seco para evitar que se vuelvan pegajosos.

Ideas y sugerencias para presentar los calissons de manera especial

Los calissons d'Aix pueden ser presentados de diferentes maneras para darles un toque especial. Aquí te dejamos algunas ideas:

- Colócalos en una caja de regalo decorada con cintas y lazos para obsequiarlos en ocasiones especiales.
- Sirve los calissons en una bandeja bonita junto con otros dulces franceses para disfrutar de una sobremesa elegante.
- Acompaña los calissons con una taza de té, café o incluso un vino dulce para realzar su sabor.

Recomendaciones de maridaje con otros productos o bebidas

Los calissons d'Aix son deliciosos por sí solos, pero también pueden ser acompañados de otros productos o bebidas para crear una experiencia gastronómica completa. Aquí tienes algunas recomendaciones de maridaje:

También te puede interesar: Delicioso postre tres leches colombiano con toque de gelatinaDelicioso postre tres leches colombiano con toque de gelatina

- Sirve los calissons con una copa de vino dulce, como un vino de postre o un vino moscatel. La combinación del sabor dulce del vino con la textura crujiente y almendrada de los calissons es simplemente exquisita.
- Combina los calissons con una selección de quesos suaves y aromáticos para un contraste de sabores. El queso de cabra, el queso azul o el brie son excelentes opciones.
- Para un maridaje más refrescante, sirve los calissons con una taza de té verde o té de hierbas. El té ayudará a equilibrar la dulzura de los calissons y realzará sus sabores.

Conclusión y invitación a probar esta deliciosa receta de calissons d'Aix

Los calissons d'Aix son un dulce francés delicioso y tradicional que vale la pena probar. Con su forma de almendra y su sabor único, los calissons son un verdadero deleite para los amantes de los dulces. Con esta receta tradicional, podrás disfrutar de los calissons d'Aix en la comodidad de tu hogar. Así que no esperes más y pon manos a la obra. ¡Te garantizamos que te encantarán!

Carmen Castro

Carmen Castro

Convierto ideas en palabras que inspiran y cautivan.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información