Política de correcciones de Sabores Sapiens

En Sabores Sapiens, nos esforzamos por ofrecer recetas y consejos de cocina de calidad, veraces y actualizados, para que puedas disfrutar de la gastronomía global desde tu casa. Sin embargo, somos conscientes de que podemos cometer errores o imprecisiones en nuestros contenidos, ya sea por falta de información, distracción o cambio de circunstancias. Por eso, nos comprometemos a corregir nuestros contenidos cuando sea necesario, y a informar a nuestros lectores y colaboradores de los cambios realizados.

Para garantizar la precisión y la fiabilidad de nuestros contenidos, seguimos un proceso de revisión, verificación y corrección antes y después de publicarlos. Utilizamos fuentes fiables y contrastadas, como libros, revistas, sitios web o expertos en gastronomía, para elaborar nuestras recetas y consejos de cocina. También usamos herramientas como correctores ortográficos y gramaticales, conversores de medidas y calculadoras de calorías, para asegurar la calidad de nuestros textos y datos. Además, revisamos periódicamente nuestros contenidos para comprobar si necesitan ser actualizados o mejorados.

Si detectas o sospechas de algún error o imprecisión en nuestros contenidos, te agradecemos que nos lo comuniques lo antes posible, para que podamos corregirlo. Puedes contactarnos de las siguientes formas:

  • Rellenando el formulario de contacto que encontrarás en nuestra página web.
  • Enviándonos un correo electrónico a amhedriel@gmail.com
  • Dejándonos un comentario en la receta o el consejo de cocina que quieras corregir.

Te responderemos lo antes posible, y te informaremos de las acciones que tomaremos para corregir el contenido. Tu colaboración y feedback son muy importantes para nosotros, y nos ayudan a mejorar nuestra página web y nuestros servicios.

Cuando corregimos un contenido, lo hacemos de forma transparente y visible, para que nuestros lectores y colaboradores puedan conocer los cambios realizados. Indicamos el plazo y el formato que usamos para realizar y comunicar las correcciones, según el tipo y la gravedad del error o imprecisión:

  • Si el error o imprecisión es menor o no afecta al resultado o la comprensión de la receta o el consejo de cocina, lo corregimos en el mismo texto, sin necesidad de avisar. Por ejemplo, si hay un error ortográfico o gramatical, o si hay una palabra mal escrita o mal traducida.
  • Si el error o imprecisión es mayor o afecta al resultado o la comprensión de la receta o el consejo de cocina, lo corregimos en el mismo texto, y añadimos una nota al pie o un aviso destacado, indicando la fecha y el motivo de la corrección. Por ejemplo, si hay un error en la cantidad, el nombre o la preparación de un ingrediente, o si hay una información falsa o desactualizada.
  • Si el error o imprecisión es grave o implica un riesgo para la salud o la seguridad de los lectores o colaboradores, lo corregimos en el mismo texto, y añadimos una nota al pie o un aviso destacado, indicando la fecha y el motivo de la corrección. Además, enviamos un correo electrónico o un mensaje a las personas que se hayan visto o puedan verse afectadas por el error, pidiéndoles disculpas y ofreciéndoles una compensación o una solución. Por ejemplo, si hay un error en la temperatura, el tiempo o el modo de cocción de un alimento, o si hay una alergia o una intolerancia alimentaria no advertida.

Aquí tienes algunos ejemplos de correcciones que hemos hecho o que podríamos hacer en nuestros contenidos:

  • En la receta de paella de marisco, corregimos el nombre de un ingrediente, que estaba mal escrito. Donde decía “asafran”, ahora dice “azafrán”. Esta corrección no afecta al resultado ni a la comprensión de la receta, por lo que no la hemos avisado.
  • En la receta de ensalada griega, corregimos la cantidad de un ingrediente, que estaba equivocada. Donde decía “1/4 de taza de aceite de oliva”, ahora dice “1/4 de taza de aceitunas negras”. Esta corrección afecta al resultado de la receta.
  • En la receta de brownie de chocolate, corregimos el tiempo de cocción, que estaba mal indicado. Donde decía “Hornea el brownie durante 15 minutos”, ahora dice “Hornea el brownie durante 25 minutos”. Esta corrección implica un riesgo para la salud de los lectores, por lo que hemos añadido un aviso destacado, indicando la fecha y el motivo de la corrección.
Go up

Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información