Bacalao con espinacas gratinado: receta portuguesa al horno

El bacalao con espinacas gratinado es una exquisita receta tradicional de la cocina portuguesa. Esta deliciosa combinación de sabores y texturas es ideal para aquellos amantes de la comida casera y reconfortante. La combinación del bacalao, las espinacas, la cebolla, los piñones y las pasas crea una mezcla de sabores únicos que deleitarán a tu paladar. Si buscas algo diferente para impresionar a tus invitados o simplemente quieres darte un capricho culinario, esta receta es perfecta para ti.

Índice
  1. Descripción de la receta
  2. Ingredientes necesarios
  3. Pasos para desalar el bacalao
  4. Preparación de la mezcla de espinacas, cebolla, piñones y pasas
  5. Paso a paso para rebozar el bacalao en harina
  6. Cocción del bacalao en aceite de oliva
  7. Preparación de la bandeja para horno con espinacas
  8. Cubriendo el bacalao con queso rallado
  9. Tiempo y temperatura de gratinado
  10. Consejos para servir y presentar el plato
  11. Variaciones de la receta
  12. Recomendaciones de maridaje para esta receta
  13. Conclusión

Descripción de la receta

El bacalao con espinacas gratinado es un plato que combina la jugosidad y sabor del bacalao con la frescura y textura de las espinacas. El proceso de desalar el bacalao y luego rebozarlo en harina le proporciona una corteza dorada y crujiente, mientras que el gratinado en el horno con el queso rallado le añade un toque de cremosidad y sabor irresistibles.

La combinación de ingredientes de esta receta crea una armonía perfecta de sabores. La cebolla caramelizada junto con los piñones y las pasas añade un toque dulce y crujiente, que contrasta a la perfección con la salinidad del bacalao y la frescura de las espinacas.

Ingredientes necesarios

- 4 filetes de bacalao desalado

- 500 gramos de espinacas frescas

- 1 cebolla grande

- 50 gramos de piñones

- 50 gramos de pasas

- Aceite de oliva virgen extra

- Harina para rebozar

- Sal y pimienta al gusto

- Queso rallado para gratinar

Pasos para desalar el bacalao

1. Comienza por sumergir los filetes de bacalao en agua fría durante 24 horas para desalarlos. Cambia el agua cada 6 horas para asegurarte de eliminar el exceso de sal.

2. Una vez desalados, retira los filetes de bacalao del agua y sécalos con papel absorbente. Reserva.

Preparación de la mezcla de espinacas, cebolla, piñones y pasas

1. Lava bien las espinacas y retira los tallos. Ponlas a escurrir y luego pícalas finamente.

2. En una sartén grande, añade un poco de aceite de oliva y caliéntalo a fuego medio. Añade la cebolla picada y cocínala hasta que esté transparente.

3. Agrega los piñones y las pasas a la sartén y cocínalos durante unos minutos hasta que los piñones estén dorados y las pasas se hayan hidratado.

4. Añade las espinacas picadas a la sartén y cocínalas hasta que estén tiernas y hayan reducido su volumen. Sazona con sal y pimienta al gusto.

Paso a paso para rebozar el bacalao en harina

1. En un plato hondo, coloca harina suficiente para rebozar los filetes de bacalao. Agrega sal y pimienta al gusto y mezcla bien.

2. Pasa cada filete de bacalao por la harina asegurándote de cubrirlo completamente. Sacude el exceso de harina y reserva.

Cocción del bacalao en aceite de oliva

1. En una sartén grande, añade suficiente aceite de oliva para cubrir el fondo de la sartén. Caliéntalo a fuego medio-alto.

2. Coloca los filetes de bacalao rebozados en la sartén caliente y cocínalos durante unos 3-4 minutos por cada lado, o hasta que estén dorados y crujientes.

3. Retira los filetes de bacalao de la sartén y colócalos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Preparación de la bandeja para horno con espinacas

1. Precalienta el horno a 200°C.

2. En una bandeja para horno, extiende una capa de espinacas previamente cocidas y mezcladas con la cebolla caramelizada, los piñones y las pasas.

3. Acomoda los filetes de bacalao sobre las espinacas en la bandeja.

Cubriendo el bacalao con queso rallado

1. Espolvorea generosamente queso rallado sobre los filetes de bacalao. Puedes utilizar queso parmesano, gruyere, cheddar u otro tipo de queso que te guste.

2. El queso rallado le dará un sabor delicioso y una textura crujiente a la preparación.

Tiempo y temperatura de gratinado

1. Introduce la bandeja con el bacalao en el horno precalentado a 200°C y gratínalo durante unos 10-15 minutos, o hasta que el queso esté dorado y burbujeante.

2. Vigila el gratinado de cerca para asegurarte de que el queso no se queme y el bacalao se cocine de manera uniforme.

Consejos para servir y presentar el plato

1. Una vez que el bacalao con espinacas gratinado esté listo, retíralo del horno y déjalo reposar durante unos minutos antes de servirlo.

2. Sirve el plato caliente y acompáñalo de una guarnición de patatas asadas, arroz blanco o una ensalada fresca.

3. Puedes decorar el plato con unas hojas de perejil fresco o unos piñones tostados para darle un toque de color y sabor adicionales.

Variaciones de la receta

1. Si quieres darle un toque extra de sabor, puedes añadir aceitunas negras sin hueso y cortadas en rodajas a la mezcla de espinacas, cebolla, piñones y pasas.

2. Si no eres fanático de las pasas, puedes sustituirlas por alcaparras, que le darán un sabor más ácido y salado al plato.

3. Si prefieres una versión más ligera del bacalao con espinacas gratinado, puedes reemplazar el queso rallado por unos copos de queso parmesano o un poco de queso fresco desmenuzado.

Recomendaciones de maridaje para esta receta

El bacalao con espinacas gratinado es un plato que se puede maridar con una amplia variedad de bebidas. Los vinos blancos secos como el Albariño, el Verdejo o el Sauvignon Blanc son opciones clásicas que complementarán los sabores del bacalao y las espinacas.

Si prefieres una opción más ligera, puedes optar por un vino rosado seco o un vino espumoso, como un Cava o un Champagne.

Si prefieres las bebidas sin alcohol, puedes disfrutar de este plato con un refresco de limón o una infusión fría de hierbas y frutas.

Conclusión

El bacalao con espinacas gratinado es una receta portuguesa al horno que combina la jugosidad y sabor del bacalao con la frescura y textura de las espinacas. Este plato tradicional tiene un proceso de preparación que requiere tiempo y paciencia, pero el resultado final vale la pena.

Desalar el bacalao, rebozarlo en harina y dorarlo en aceite de oliva son pasos clave para lograr una corteza crujiente y un sabor intenso en cada bocado. La mezcla de espinacas, cebolla, piñones y pasas aporta un toque dulce y crujiente que complementa perfectamente la salinidad del bacalao.

El gratinado en el horno con queso rallado le da a este plato un sabor y una textura irresistibles. Acompañado de una guarnición de patatas asadas o arroz blanco, el bacalao con espinacas gratinado es una opción perfecta para una comida familiar o una cena especial. No dudes en probar esta deliciosa receta y disfrutar de todos los sabores y aromas que ofrece la cocina portuguesa.

Carmen Castro

Carmen Castro

Convierto ideas en palabras que inspiran y cautivan.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información