Recetas de ravioles: deliciosos clásicos italianos

Recetas de ravioles

Los ravioles son un clásico platillo de la cocina italiana, conocidos por su deliciosa pasta rellena. Esta receta te enseñará a hacer los ravioles caseros desde cero, incluyendo la masa, el relleno y el sofrito.

Acompañados de una sabrosa salsa y queso rallado, los ravioles son una opción perfecta para una comida especial o simplemente para disfrutar en familia o con amigos. En este artículo, te mostraremos paso a paso cómo hacer ravioles tradicionales y te daremos algunas variantes de relleno para que puedas experimentar y sorprender a tus seres queridos con diferentes sabores. ¡Prepárate para disfrutar de una experiencia culinaria italiana auténtica!

Índice
  1. Ingredientes para la receta de ravioles caseros
  2. Cómo hacer la masa de los ravioles
  3. Cómo hacer el relleno de los ravioles
  4. Cómo armar los ravioles
  5. Cómo cocinar los ravioles
  6. Cómo hacer el sofrito para acompañar los ravioles
  7. Otras variantes de relleno de ravioles
  8. Cómo servir los ravioles
  9. Recomendaciones adicionales para preparar ravioles deliciosos
  10. Conclusión
  11. Recetas de ravioles

Ingredientes para la receta de ravioles caseros

Para hacer los ravioles caseros, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 2 1/2 tazas de harina para todo uso
  • 4 huevos
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Cómo hacer la masa de los ravioles

Antes de comenzar a hacer la masa para los ravioles, es importante tener una superficie de trabajo limpia y espaciosa.

Espolvorea una fina capa de harina sobre la superficie para evitar que la masa se pegue.

En el centro de la superficie de trabajo, haz un hueco en la harina para formar un volcán.

Esto ayudará a contener los ingredientes líquidos mientras mezclas la masa.

En un tazón aparte, bate los huevos con un tenedor y agrega la sal y el aceite de oliva.

Vierte la mezcla en el volcán de harina.

Usa tus manos para mezclar los ingredientes líquidos con la harina, poco a poco.

Amasa la masa durante varios minutos hasta que se vuelva suave y elástica.

Si la masa está demasiado seca, agrega un poco de agua.

Si está demasiado pegajosa, agrega un poco más de harina.

Envuelve la masa en papel film y déjala reposar durante al menos 30 minutos.

Esto permitirá que los ingredientes se mezclen y la masa se vuelva más manejable.

Cómo hacer el relleno de los ravioles

Elige el relleno de los ravioles según tus preferencias personales.

Algunas opciones populares incluyen ricota y espinacas, carne y queso, pollo y champiñones, y vegetales mixtos.

Aquí te daremos la receta para el relleno clásico de ricota y espinacas.

Lava y escurre las espinacas y luego cocínalas en una sartén con un poco de aceite de oliva hasta que se marchiten.

Escúrrelas nuevamente para eliminar el exceso de líquido y déjalas enfriar.

En un tazón, mezcla la ricota con las espinacas cocidas y enfriadas.

Añade sal, pimienta y nuez moscada al gusto.

Cómo armar los ravioles

Después de que la masa haya reposado, divídela en porciones más pequeñas.

Esto facilitará el trabajo de estirar la masa y dar forma a los ravioles.

Usando un rodillo, estira cada porción de masa hasta lograr un grosor uniforme.

La masa debe ser lo suficientemente delgada para que los ravioles sean suaves y tiernos.

Con una cuchara, coloca pequeñas porciones de relleno en un lado de la masa estirada.

Deja suficiente espacio entre cada porción de relleno para poder cerrar los ravioles correctamente.

Dobla la masa por la mitad, cubriendo el relleno.

Presiona suavemente alrededor del relleno para sellar los ravioles y expulsar el exceso de aire.

Cómo cocinar los ravioles

Llena una olla grande con agua y lleva a ebullición.

Agrega sal al agua para sazonar los ravioles mientras se cocinan.

Añade los ravioles en el agua hirviendo y cocina hasta que estén al dente.

Esto generalmente toma alrededor de 3 a 5 minutos, pero sigue las instrucciones del fabricante de la pasta para determinar el tiempo exacto.

Una vez que los ravioles estén cocidos, colócalos en un colador para escurrir el agua.

Cómo hacer el sofrito para acompañar los ravioles

Calienta un poco de aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio.

Agrega finamente picado ajo y cebolla a la sartén y cocínalos hasta que estén dorados y fragantes.

Añade tomates picados y especias como albahaca, orégano, sal y pimienta a la sartén y cocina a fuego lento durante unos minutos, hasta que los sabores se mezclen y la salsa espese ligeramente.

Otras variantes de relleno de ravioles

Además del relleno clásico de ricota y espinacas, hay muchas otras opciones deliciosas para rellenar tus ravioles caseros. Aquí te dejamos algunas ideas:

- Relleno de carne: Mezcla carne molida de res, cerdo o pollo con queso rallado, huevo, ajo, hierbas y especias para crear un relleno sabroso y abundante.
- Relleno de pescado: Tritura salmón, atún o camarones cocidos y mezcla con queso crema, ralladura de limón y especias para obtener un relleno sofisticado y lleno de sabor del mar.
- Relleno de vegetales: Saltea una variedad de vegetales, como calabacín, berenjena, pimientos y champiñones, y mezcla con queso rallado y hierbas frescas para un relleno ligero y saludable.
- Relleno de queso: Combina diferentes tipos de queso, como mozzarella, parmesano y ricota, con hierbas aromáticas y especias para un relleno cremoso y delicioso.

Cómo servir los ravioles

Una vez que los ravioles estén cocidos y escurridos, puedes servirlos de varias formas:

- Salsa roja: Cubre los ravioles con una generosa porción de salsa de tomate casera o comprada en la tienda. Agrega queso rallado y hojas de albahaca fresca antes de servir.
- Salsa blanca: Mezcla los ravioles cocidos y escurridos con una cremosa salsa Alfredo o béchamel. Espolvorea queso rallado y perejil fresco antes de servir.
- Salsa de mantequilla y salvia: Calienta mantequilla en una sartén hasta que se derrita y comience a dorarse ligeramente. Agrega hojas de salvia fresca y cocina hasta que estén crujientes. Vierte la salsa de mantequilla sobre los ravioles y espolvorea con queso rallado antes de servir.

Recomendaciones adicionales para preparar ravioles deliciosos

- Asegúrate de estirar la masa lo suficiente para que los ravioles sean finos y tiernos, pero no tan delgados como para que se rompan durante la cocción.
- Puedes utilizar un molde para ravioles para ayudarte a dar forma a los ravioles de manera uniforme y rápida.
- Antes de rellenar la masa, asegúrate de que el relleno esté bien frío para evitar que la masa se deteriore durante el proceso.
- Si no tienes tiempo para hacer la masa desde cero, puedes usar ravioles comprados en la tienda y concentrarte en preparar el relleno y la salsa casera.
- No olvides sazonar adecuadamente el agua de cocción de los ravioles con sal. Esto ayudará a resaltar los sabores del relleno y la masa.

Conclusión

Los ravioles caseros son una deliciosa manera de disfrutar de un clásico italiano en la comodidad de tu hogar. Con algunos ingredientes simples y un poco de tiempo y paciencia, puedes crear ravioles rellenos de sabor increíble y sorprender a tus seres queridos con una comida gourmet.

Ya sea que optes por el relleno clásico de ricota y espinacas o decidas experimentar con otros ingredientes, los ravioles siempre serán una opción segura para cualquier ocasión. Así que, ¿qué estás esperando? ¡Ponte el delantal y comienza a preparar tus propios ravioles caseros hoy mismo!

Recetas de ravioles

Recetas de ravioles

Los ravioles son un clásico platillo de la cocina italiana, conocidos por su deliciosa pasta rellena. Esta receta te enseñará a hacer los ravioles caseros desde cero, incluyendo la masa, el relleno y el sofrito.
Tiempo de preparación 45 minutos
Tiempo de cocción 5 minutos
Tiempo total 50 minutos
Plato Acompañamiento, Plato principal
Cocina Italiana
Calorías 300 kcal

Utensilios

  • 3 Tazón
  • 1 Rodillo

Ingredientes
  

  • 2 ½ tzas de harina para todo uso
  • 4 huevos
  • ¼ de cucharadita de sal
  • 1 cda de aceite de oliva

Elaboración corta
 

Cómo hacer la masa de los ravioles

  • Antes de comenzar a hacer la masa para los ravioles, es importante tener una superficie de trabajo limpia y espaciosa.
  • Espolvorea una fina capa de harina sobre la superficie para evitar que la masa se pegue.
  • En el centro de la superficie de trabajo, haz un hueco en la harina para formar un volcán.
  • Esto ayudará a contener los ingredientes líquidos mientras mezclas la masa.
  • En un tazón aparte, bate los huevos con un tenedor y agrega la sal y el aceite de oliva.
  • Vierte la mezcla en el volcán de harina.
  • Usa tus manos para mezclar los ingredientes líquidos con la harina, poco a poco.
  • Amasa la masa durante varios minutos hasta que se vuelva suave y elástica.
  • Si la masa está demasiado seca, agrega un poco de agua.
  • Si está demasiado pegajosa, agrega un poco más de harina.
  • Envuelve la masa en papel film y déjala reposar durante al menos 30 minutos.
  • Esto permitirá que los ingredientes se mezclen y la masa se vuelva más manejable.

Cómo hacer el relleno de los ravioles

  • Lava y escurre las espinacas y luego cocínalas en una sartén con un poco de aceite de oliva hasta que se marchiten.
  • Escúrrelas nuevamente para eliminar el exceso de líquido y déjalas enfriar.
  • En un tazón, mezcla la ricota con las espinacas cocidas y enfriadas.
  • Añade sal, pimienta y nuez moscada al gusto.

Cómo armar los ravioles

  • Después de que la masa haya reposado, divídela en porciones más pequeñas.
  • Esto facilitará el trabajo de estirar la masa y dar forma a los ravioles.
  • Usando un rodillo, estira cada porción de masa hasta lograr un grosor uniforme.
  • La masa debe ser lo suficientemente delgada para que los ravioles sean suaves y tiernos.
  • Con una cuchara, coloca pequeñas porciones de relleno en un lado de la masa estirada.
  • Deja suficiente espacio entre cada porción de relleno para poder cerrar los ravioles correctamente.
  • Dobla la masa por la mitad, cubriendo el relleno.
  • Presiona suavemente alrededor del relleno para sellar los ravioles y expulsar el exceso de aire.

Cómo cocinar los ravioles

  • Llena una olla grande con agua y lleva a ebullición.
  • Agrega sal al agua para sazonar los ravioles mientras se cocinan.
  • Añade los ravioles en el agua hirviendo y cocina hasta que estén al dente.
  • Esto generalmente toma alrededor de 3 a 5 minutos, pero sigue las instrucciones del fabricante de la pasta para determinar el tiempo exacto.
  • Una vez que los ravioles estén cocidos, colócalos en un colador para escurrir el agua.

Cómo hacer el sofrito para acompañar los ravioles

  • Calienta un poco de aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio.
  • Agrega finamente picado ajo y cebolla a la sartén y cocínalos hasta que estén dorados y fragantes.
  • Añade tomates picados y especias como albahaca, orégano, sal y pimienta a la sartén y cocina a fuego lento durante unos minutos, hasta que los sabores se mezclen y la salsa espese ligeramente.
Keyword Pasta
Elena Vazquez

Elena Vazquez

Creatividad y precisión se unen en cada artículo que escribo.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating




Go up

Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información