Lasaña de calabacín con bechamel para sorprender al paladar

lasaña de calabacín con bechamel

La lasaña de calabacín con bechamel es una deliciosa opción para aquellos que buscan una alternativa saludable y baja en calorías a la tradicional lasaña de pasta.

Esta receta combina el sabor suave y dulce del calabacín con la cremosidad de la bechamel, el jamón york y el queso. El resultado es un plato sabroso, reconfortante y perfecto para sorprender al paladar.

Si estás buscando una forma creativa de incorporar más verduras a tu dieta diaria, esta receta de lasaña de calabacín con bechamel es la opción perfecta para ti.

A continuación, te mostraremos los pasos detallados para preparar esta deliciosa receta.

Índice
  1. Ingredientes necesarios
  2. Preparación de la bechamel
  3. Elaboración de las láminas de calabacín
  4. Preparación del jamón york y el queso
  5. Montaje de la lasaña en capas
  6. Añadir la salsa bechamel a la lasaña
  7. Cocción y gratinado en el horno
  8. Consejos adicionales para mejorar el sabor
  9. Presentación final de la lasaña de calabacín
  10. Conclusiones y recomendaciones para disfrutar de esta deliciosa receta
  11. Lasaña de calabacín con bechamel

Ingredientes necesarios

Para preparar esta deliciosa lasaña de calabacín con bechamel necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 2 calabacines grandes
  • 200 gramos de jamón york
  • 200 gramos de queso (preferiblemente mozzarella)
  • 50 gramos de mantequilla
  • 50 gramos de harina
  • 500 ml de leche
  • Sal
  • Pimienta

Preparación de la bechamel

Para comenzar a preparar esta lasaña de calabacín con bechamel, lo primero que vamos a hacer es preparar la salsa bechamel. La bechamel es una salsa blanca que se utiliza en muchas recetas de cocina y le dará a nuestra lasaña un sabor cremoso e irresistible.

  1. En una sartén, derrite la mantequilla a fuego medio.
  2. Añade la harina a la sartén y mezcla bien con la mantequilla hasta que se forme una pasta.
  3. Agrega poco a poco la leche mientras sigues mezclando para evitar la formación de grumos.
  4. Continúa cocinando la bechamel a fuego medio-bajo hasta que espese y alcance una consistencia cremosa.
  5. Condimenta la bechamel con sal y pimienta al gusto y reserva para su uso posterior.

Elaboración de las láminas de calabacín

Una vez que hayas preparado la bechamel, es momento de cortar el calabacín en láminas. Las láminas de calabacín se utilizarán como sustituto de las tradicionales láminas de pasta en esta receta.

  1. Lava los calabacines y córtalos en rodajas finas a lo largo.
  2. Cocina las rodajas de calabacín en una sartén antiadherente con un poco de aceite de oliva hasta que estén tiernas y doradas por ambos lados.
  3. Retira las rodajas de calabacín de la sartén y colócalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Preparación del jamón york y el queso

El jamón york y el queso serán los componentes principales de nuestra lasaña de calabacín con bechamel. El jamón york le dará un toque salado y el queso aportará su sabor cremoso y derretido.

  1.  Corta el jamón york en lonchas finas y reserva.
  2. Ralla el queso o córtalo en rodajas finas, según tus preferencias.

Montaje de la lasaña en capas

El siguiente paso es el montaje de la lasaña en capas. Esta es la parte más divertida, ya que puedes ser creativo y jugar con los sabores y texturas de los ingredientes.

  1. En una fuente para horno, comienza colocando una capa de láminas de calabacín como base.
  2. Encima de las láminas de calabacín, coloca una capa de jamón york.
  3. Espolvorea una capa de queso sobre el jamón york.
  4. Repite estos pasos hasta que hayas utilizado todos los ingredientes, terminando con una capa de láminas de calabacín en la parte superior.

Añadir la salsa bechamel a la lasaña

Una vez que hayas montado la lasaña en capas, es momento de añadir la salsa bechamel. La bechamel dará a nuestra lasaña un sabor y textura cremosa, que complementará perfectamente el sabor del calabacín, el jamón york y el queso.

  1. Vierte la salsa bechamel sobre la lasaña, asegurándote de cubrir todas las capas.
  2. Utiliza una espátula o cuchara para distribuir la bechamel de manera uniforme.

Cocción y gratinado en el horno

Una vez que hayas añadido la salsa bechamel, es momento de cocinar y gratinar la lasaña en el horno. Esto permitirá que los sabores se mezclen y que los ingredientes se fundan, creando un plato delicioso y lleno de sabor.

  1. Precalienta el horno a 180°C.
  2. Coloca la fuente con la lasaña en el horno y cocina durante aproximadamente 30-40 minutos, o hasta que la lasaña esté caliente y burbujeante.
  3. Una vez que la lasaña esté cocida, cambia el horno a la opción de gratinado y deja que la lasaña se dore durante unos minutos.

Consejos adicionales para mejorar el sabor

Si quieres darle un toque extra de sabor a tu lasaña de calabacín con bechamel, aquí te dejamos algunos consejos adicionales:

  • - Añade hierbas aromáticas como romero, tomillo o albahaca a la salsa bechamel para darle un sabor más pronunciado.
  • - Prueba diferentes tipos de quesos, como cheddar, gruyere o parmesano, para agregar más riqueza y complejidad al plato.
  • - Agrega vegetales adicionales, como champiñones salteados o espinacas, para aumentar el contenido de nutrientes y agregar más textura y sabor a la lasaña.

Presentación final de la lasaña de calabacín

Una vez que hayas cocinado y gratinado tu lasaña de calabacín con bechamel, es momento de presentarla y disfrutarla.

1. Retira la lasaña del horno y déjala reposar durante unos minutos antes de servir.
2. Utiliza una espátula o cuchillo afilado para cortar la lasaña en porciones individuales.
3. Sirve la lasaña en platos individuales y decora con unas hojas de albahaca fresca o perejil picado.

Conclusiones y recomendaciones para disfrutar de esta deliciosa receta

La lasaña de calabacín con bechamel es una opción deliciosa y saludable para sorprender al paladar de tus invitados. Esta receta combina el sabor suave y dulce del calabacín con la textura cremosa de la bechamel, el jamón york y el queso, creando un plato lleno de sabor y comfort food.

Así que no dudes en preparar esta deliciosa lasaña de calabacín con bechamel y sorprender a tus seres queridos con un plato nutritivo y lleno de sabor. ¡Buen provecho!

lasaña de calabacín con bechamel

Lasaña de calabacín con bechamel

Esta receta combina el sabor suave y dulce del calabacín con la cremosidad de la bechamel, el jamón york y el queso. El resultado es un plato sabroso, reconfortante y perfecto para sorprender al paladar.
Si estás buscando una forma creativa de incorporar más verduras a tu dieta diaria, esta receta de lasaña de calabacín con bechamel es la opción perfecta para ti.
Tiempo de preparación 45 minutos
Tiempo de cocción 40 minutos
Tiempo total 1 hora 25 minutos
Plato Plato principal
Cocina Internacional
Calorías 300 kcal

Utensilios

  • 1 Sartén
  • 1 Sartén antiadherente para cocinar el calabacín
  • 1 fuente para horno

Ingredientes
  

  • 2 calabacines grandes.
  • 200 gramos de jamón york.
  • 200 gramos de queso preferiblemente mozzarella.
  • 50 gramos de mantequilla.
  • 50 gramos de harina.
  • 500 ml de leche.
  • Sal.
  • Pimienta.

Elaboración corta
 

Preparación de la bechamel:

  • Derrite la mantequilla en una sartén a fuego medio.
  • Agrega la harina y mezcla hasta formar una pasta.
  • Vierte la leche poco a poco, mezclando constantemente hasta obtener una salsa cremosa.
  • Condimenta con sal y pimienta al gusto. Reserva.

Elaboración de las láminas de calabacín:

  • Corta los calabacines en rodajas finas.
  • Cocina las rodajas en una sartén con aceite hasta que estén tiernas y doradas.
  • Retira y escurre sobre papel absorbente.

Preparación del jamón york y el queso:

  • Corta el jamón york en lonchas finas.
  • Ralla o corta el queso en rodajas finas.

Montaje de la lasaña en capas:

  • Coloca una capa de láminas de calabacín en una fuente para horno.
  • Sobre las láminas, distribuye una capa de jamón york y otra de queso.
  • Repite el proceso hasta terminar con una capa de calabacín en la parte superior.

Añadir la salsa bechamel a la lasaña:

  • Vierte la salsa bechamel sobre las capas de la lasaña.
  • Distribuye de manera uniforme con una espátula o cuchara.

Cocción y gratinado en el horno:

  • Precalienta el horno a 180°C.
  • Hornea la lasaña durante 30-40 minutos, hasta que esté caliente y burbujeante.
  • Luego, cambia el horno a la opción de gratinado y deja que la lasaña se dore durante unos minutos.
Keyword bechamel, Jamón, Pasta, Queso, Salsa
Carlos Lopez

Carlos Lopez

Escribir no es solo un trabajo, es mi forma de vida.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating




Go up

Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información