Guiso de repollo: ¡Fácil y listo en 30 minutos!

Si buscas una receta sabrosa, fácil y rápida de preparar, el guiso de repollo es una excelente opción. Este plato tradicional se caracteriza por su sabor reconfortante y su textura suave. Además, es una alternativa saludable y apta para veganos, ya que no contiene productos de origen animal. En tan solo 30 minutos podrás disfrutar de un delicioso guiso de repollo que seguro se convertirá en uno de tus platos favoritos. En este artículo te enseñaremos a prepararlo paso a paso, además de darte algunos consejos útiles y variedades de acompañamiento. ¡No te lo pierdas!

Índice
  1. Ingredientes necesarios
  2. Preparación paso a paso
  3. Consejos útiles
  4. Variaciones y opciones de acompañamiento
  5. Tiempo de cocción y rendimiento
  6. Información nutricional
  7. Preguntas frecuentes
    1. 1. ¿Puedo hacer este guiso de repollo en un horno en lugar de en la estufa?
    2. 2. ¿Puedo utilizar otro tipo de col en lugar de repollo?
    3. 3. ¿Puedo añadir otras verduras al guiso de repollo?
    4. 4. ¿Cómo puedo almacenar el guiso de repollo sobrante?
    5. 5. ¿Puedo congelar el guiso de repollo?
  8. Conclusiones y recomendaciones
  9. Recetas relacionadas o similares

Ingredientes necesarios

Para preparar este guiso de repollo necesitarás los siguientes ingredientes:

- 1 repollo mediano
- 2 cucharadas de aceite de oliva
- 1 cebolla grande, picada en trozos pequeños
- 2 dientes de ajo, picados finamente
- 2 tomates medianos, sin piel y picados en cubitos
- 1 pimiento rojo grande, picado en trozos pequeños
- 1 taza de salsa de tomate
- 1/2 taza de agua
- 2 cucharadas de vinagre de manzana
- Sal y pimienta al gusto
- 1 cucharadita de salsa tabasco (opcional)
- Perejil fresco picado (opcional)

Preparación paso a paso

A continuación, te mostramos los pasos para preparar este exquisito guiso de repollo:

1. Lava el repollo bajo agua fría y retira las hojas externas. Corta el repollo en trozos grandes y reserva.

2. En una olla grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio. Añade la cebolla picada y el ajo, y cocina hasta que estén dorados y fragantes.

3. Agrega los tomates picados y el pimiento rojo, y cocina por unos minutos hasta que estén tiernos.

4. Añade el repollo cortado a la olla y mezcla bien con la cebolla, el ajo, los tomates y el pimiento.

5. Agrega la salsa de tomate, el agua, el vinagre de manzana, la sal, la pimienta y la salsa tabasco si decides añadirla para darle un toque picante. Mezcla todos los ingredientes hasta que estén bien incorporados.

6. Reduce el fuego a bajo, tapa la olla y cocina el guiso durante 20-25 minutos, o hasta que el repollo esté tierno pero aún conserva su textura crujiente.

7. Una vez cocido, retira del fuego y deja reposar durante unos minutos antes de servir. Esto permitirá que los sabores se mezclen y que los jugos se asienten.

8. Sirve el guiso de repollo caliente, espolvoreado con perejil fresco picado para darle un toque de frescura adicional.

¡Y eso es todo! Ahora puedes disfrutar de un sabroso guiso de repollo en solo 30 minutos.

Consejos útiles

- Para asegurarte de preparar un guiso de repollo perfecto, elige un repollo fresco y de buena calidad. Asegúrate de que esté firme, sin manchas y con hojas exteriores intactas.

- Puedes variar la cantidad de salsa tabasco según tu tolerancia al picante. Si prefieres un guiso más suave, simplemente omite este ingrediente.

- Si no tienes salsa de tomate a mano, puedes sustituirla por tomate triturado enlatado. Asegúrate de ajustar la cantidad de agua en consecuencia.

- Si prefieres un guiso de repollo más cremoso, puedes añadir media taza de leche de coco al final de la cocción. Esto le dará una textura más suave y un sabor ligeramente dulce.

- Si te gusta el contraste de sabores, puedes añadir unas cucharadas de pasas, almendras en láminas o piñones durante los últimos minutos de cocción. Esto le dará un toque extra de dulzura y crujiente al guiso.

Variaciones y opciones de acompañamiento

El guiso de repollo es una receta versátil que admite diferentes variaciones y opciones de acompañamiento. Aquí te presentamos algunas ideas para que puedas personalizar tu guiso de acuerdo a tus gustos:

1. Guiso de repollo con patatas: Agrega algunas patatas cortadas en cubitos junto con el repollo y cocina hasta que estén tiernas. Esto añadirá textura y sabor al guiso.

2. Guiso de repollo con arroz: Sirve el guiso de repollo sobre una cama de arroz blanco o integral. El arroz absorberá los sabores del guiso y te proporcionará una comida completa y nutritiva.

3. Guiso de repollo con polenta: Acompaña el guiso de repollo con polenta cremosa. Esta combinación te brindará una explosión de sabores y texturas.

4. Guiso de repollo con legumbres: Agrega unas cucharadas de lentejas, garbanzos o frijoles al guiso para aumentar su valor nutricional y darle más consistencia.

5. Guiso de repollo con tofu: Si eres amante de la proteína vegetal, puedes añadir cubos de tofu al guiso para hacerlo más completo y saciante.

Tiempo de cocción y rendimiento

Este guiso de repollo se cocina a fuego lento durante aproximadamente 20-25 minutos, lo que permite que el repollo se ablande pero aún conserve su textura crujiente. El rendimiento de esta receta es de aproximadamente 4-6 porciones, dependiendo del tamaño de cada plato.

Información nutricional

El guiso de repollo es una opción saludable y nutritiva para incluir en tu dieta. El repollo es una verdura de bajo contenido calórico pero alta en fibra, lo que ayuda a mantener tu sistema digestivo saludable y favorece la saciedad. Además, el repollo es rico en vitaminas A, C y K, así como en minerales como el calcio y el potasio. A continuación, te mostramos una aproximación de los valores nutricionales por porción de este guiso de repollo:

- Calorías: 150
- Grasas: 5 g
- Carbohidratos: 25 g
- Proteínas: 4 g
- Fibra: 8 g
- Vitamina A: 50% de la ingesta diaria recomendada
- Vitamina C: 70% de la ingesta diaria recomendada
- Calcio: 10% de la ingesta diaria recomendada
- Potasio: 15% de la ingesta diaria recomendada

Estos valores pueden variar en función de los ingredientes exactos utilizados y de las cantidades específicas de cada uno.

Preguntas frecuentes

1. ¿Puedo hacer este guiso de repollo en un horno en lugar de en la estufa?

Sí, puedes hacer este guiso de repollo en un horno en lugar de en la estufa. Precalienta el horno a 180°C (350°F). Una vez que hayas mezclado todos los ingredientes en una olla resistente al calor, cúbrelo con papel de aluminio y cocina en el horno durante aproximadamente 1 hora, o hasta que el repollo esté tierno. Recuerda verificar la cocción regularmente para evitar que se queme.

2. ¿Puedo utilizar otro tipo de col en lugar de repollo?

Sí, puedes utilizar otros tipos de col en lugar de repollo en este guiso. Por ejemplo, la col rizada o el colinabo pueden ser alternativas deliciosas y nutritivas. Simplemente ajusta el tiempo de cocción según la variedad de col que utilices.

3. ¿Puedo añadir otras verduras al guiso de repollo?

¡Por supuesto! Si deseas añadir más verduras al guiso de repollo, puedes probar con zanahorias, calabacines o champiñones. Simplemente córtalas en trozos pequeños y agrégalas junto con el repollo. Esto te permitirá agregar más nutrientes y variedad de sabores a tu plato.

4. ¿Cómo puedo almacenar el guiso de repollo sobrante?

Puedes almacenar el guiso de repollo sobrante en un recipiente hermético en el refrigerador durante 3-5 días. Para recalentarlo, simplemente colócalo en una olla y caliéntalo a fuego medio-bajo hasta que esté caliente. Agrega un poco de agua si es necesario para evitar que se seque.

5. ¿Puedo congelar el guiso de repollo?

Sí, puedes congelar el guiso de repollo para disfrutarlo en otro momento. Para ello, deja que se enfríe por completo y luego transfiere el guiso a recipientes o bolsas herméticas para congelar. Asegúrate de dejar espacio en la parte superior para permitir que el guiso se expanda al congelarse. El guiso de repollo se puede congelar hasta por 3 meses. Para descongelarlo, simplemente colócalo en el refrigerador durante la noche y luego recalienta como se indica anteriormente.

Conclusiones y recomendaciones

El guiso de repollo es una opción deliciosa y saludable para incluir en tu dieta. Con su combinación de sabores y su textura suave, este plato te brindará una experiencia culinaria satisfactoria. Además, es una excelente opción para aquellos que siguen una dieta vegana o simplemente desean reducir su consumo de productos de origen animal. Puedes disfrutar de este guiso como plato principal o como acompañamiento de otros platos. Experimenta con diferentes variaciones y opciones de acompañamiento para adaptarlo a tus preferencias personales. ¡Atrévete a preparar este guiso de repollo y deleita a tus papilas gustativas con su sabor único!

Recetas relacionadas o similares

- Sopa de repollo vegana: Si te gusta el repollo, definitivamente debes probar esta deliciosa sopa vegana. Con su base de caldo vegetal, repollo tierno y una variedad de verduras y especias, esta sopa es reconfortante y nutritiva.

- Ensalada de repollo y zanahoria: Una opción refrescante y crujiente, perfecta como acompañamiento o como plato principal. La combinación de repollo y zanahoria rallados con aderezo de mostaza y vinagre crea un equilibrio de sabores y texturas que te encantará.

- Tortitas de repollo y patata: Un giro divertido al guiso de repollo clásico. Estas tortitas son una excelente manera de incorporar repollo en tu dieta de una manera diferente y deliciosa. ¡Perfectas para un brunch o para una cena rápida y fácil!

- Arroz frito con repollo y tofu: Una opción llena de sabor y textura. El repollo y el tofu se combinan perfectamente con el arroz frito, creando un plato sabroso y nutritivo. Perfecto para una comida rápida entre semana.

- Empanadas de repollo vegano: Estas empanadas son una excelente opción para una comida rápida y fácil. El relleno de repollo, cebolla y especias, envuelto en una masa crujiente y horneada, te dejará queriendo más. ¡Una excelente opción para compartir con amigos y familiares!

El guiso de repollo es una receta versátil, deliciosa y fácil de preparar en solo 30 minutos. Disfruta de este plato lleno de sabor y nutrientes, y experimenta con diferentes variaciones y opciones de acompañamiento para adaptarlo a tus gustos. ¡No dudes en incluir este guiso de repollo vegano en tu menú semanal y sorprende a tus seres queridos con un plato delicioso y nutritivo!

José Ramírez

José Ramírez

Apasionado por contar historias que impacten y emocionen.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información