Receta FÁCIL y deliciosa: Guiso de patatas viudas con huevo

Guiso de patatas viudas

El guiso de patatas viudas, también conocido como papas viudas, es una receta clásica que se ha transmitido en generaciones.

Este plato tradicionalmente se prepara utilizando únicamente patatas y los ingredientes básicos, pero con un poco de creatividad se pueden agregar distintos ingredientes para variar el sabor y adaptar la receta a los gustos individuales. En este artículo te mostraremos una receta fácil y deliciosa de guiso de patatas viudas con huevo, que seguro se convertirá en uno de tus platos favoritos. ¡Empecemos!

Índice
  1. Ingredientes necesarios
  2. Pasos para preparar el guiso de patatas viudas
  3. Alternativas de ingredientes y variaciones
  4. Consejos y recomendaciones
  5. Ideas para acompañar el guiso de patatas viudas
  6. Preguntas frecuentes sobre el guiso de patatas viudas
  7. Conclusiones y resumen del artículo
  8. Guiso de patatas viudas

Ingredientes necesarios

Para preparar esta receta de guiso de patatas viudas con huevo, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 4 patatas grandes
  • 1 cebolla grande
  • 4 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • 2 cucharaditas de pimentón dulce
  • 1 hoja de laurel
  • Sal y pimienta al gusto
  • 4 huevos

Pasos para preparar el guiso de patatas viudas

Ahora que tienes todos los ingredientes a mano, es hora de ponerse manos a la obra y preparar este delicioso guiso de patatas viudas con huevo. Sigue los siguientes pasos para obtener un resultado espectacular:

  1. Comienza pelando las patatas y córtalas en trozos grandes, de forma irregular. Esto le dará un aspecto más rústico al plato y permitirá que las patatas se cocinen de manera más uniforme.
  2. En una cazuela grande, añade un generoso chorro de aceite de oliva y caliéntalo a fuego medio-alto. Picar la cebolla y los dientes de ajo finamente y añádelos a la cazuela. Cocina hasta que la cebolla esté transparente y los ajos estén dorados, removiendo ocasionalmente para que no se quemen.
  3. Agrega el pimentón dulce y la hoja de laurel a la cazuela y remueve para mezclar los ingredientes. Esto le dará un toque aromático al guiso de patatas viudas.
  4. Añade las patatas a la cazuela y mézclalas bien con los demás ingredientes. Asegúrate de que estén bien cubiertas con el aceite y las especias.
  5. Agrega suficiente agua para cubrir las patatas. La cantidad de agua dependerá de la consistencia que prefieras para tu guiso. Si te gusta más espeso, añade menos agua, y si prefieres un caldo más ligero, puedes agregar un poco más.
  6. Condimenta el guiso con sal y pimienta al gusto y remueve bien para distribuir los sabores.
  7. Lleva la cazuela a ebullición, luego reduce el fuego a medio-bajo y cocina a fuego lento durante unos 15-20 minutos, o hasta que las patatas estén tiernas y se hayan impregnado del sabor del caldo y las especias.
  8. En los últimos minutos de cocción, haz espacio en la cazuela para los huevos. Rompe uno a uno los huevos sobre el guiso, teniendo cuidado de no romper las yemas. Esto le dará un toque cremoso al plato.
  9. Cubre la cazuela y cocina por unos minutos más, hasta que los huevos estén cocidos a tu gusto. Si prefieres las yemas más líquidas, cocina por menos tiempo, y si prefieres las yemas más firmes, cocina un poco más.
  10. Retira la cazuela del fuego y sirve el guiso de patatas viudas con huevo caliente. Acompáñalo con un poco de pan crujiente para mojar en el caldo espeso, ¡y disfruta de esta deliciosa y reconfortante receta!

Alternativas de ingredientes y variaciones

Si bien esta receta es deliciosa tal como está, siempre es divertido experimentar con diferentes ingredientes y variaciones para crear sabores nuevos y emocionantes. Aquí te presentamos algunas ideas para personalizar tu guiso de patatas viudas:

- Carne: Puedes añadir trozos de carne como chorizo, panceta o pollo para darle más sustancia al guiso. Cocina la carne junto con la cebolla y los ajos, y luego sigue los pasos restantes de la receta.

- Pescado: Si prefieres una opción más ligera, puedes añadir trozos de pescado como bacalao o merluza al guiso de patatas viudas. Añade el pescado justo antes de los huevos y cocina hasta que esté tierno y se desmenuce fácilmente.

- Verduras: Para una versión más vegetariana, añade verduras como zanahorias, guisantes o pimientos a tu guiso. Sigue los pasos de la receta y disfruta de una opción más saludable y llena de sabor.

- Especies: Si te gusta el picante, añade pimentón picante o un poco de guindilla al guiso de patatas viudas. Esto le dará un toque picante a tu plato y hará que tus papilas gustativas se sientan vivas.

- Queso: Si eres un amante del queso, puedes espolvorear un poco de queso rallado sobre el guiso justo antes de servir. Esto le dará un toque extra de cremosidad y sabor.

- Hierbas frescas: Añadir hierbas frescas como perejil, cilantro o albahaca al final de la cocción le dará un toque fresco y aromático a tu guiso de patatas viudas. Espolvorea unas hojas picadas sobre el plato antes de servir.

Consejos y recomendaciones

Ahora que conoces la receta básica de guiso de patatas viudas con huevo, aquí tienes algunos consejos y recomendaciones para asegurar que tu plato sea un éxito:

- Elige patatas de buena calidad: Las patatas son el ingrediente principal de este plato, así que asegúrate de elegir patatas de buena calidad que sean adecuadas para cocinar en guisos. Las variedades de patatas como la Monalisa, la Agria o la Kennebec funcionan bien.

- Corta las patatas en trozos grandes y de forma irregular: Al cortar las patatas de esta manera, permites que se cocinen de manera más uniforme y le das un aspecto rústico al plato.

- Utiliza un caldo casero: Si tienes tiempo y ganas, puedes hacer un caldo casero en lugar de utilizar agua. Esto le dará un sabor más intenso y profundo al guiso.

- Ajusta la sal al final: Recuerda que el caldo y los ingredientes que añadas al guiso también contienen sal, así que es mejor ajustar el nivel de sal al final de la cocción. Prueba el caldo y añade sal adicional si es necesario.

- Controla el tiempo de cocción de los huevos: Si te gustan las yemas más líquidas, cocina los huevos durante unos minutos menos. Si prefieres las yemas más firmes, cocina un poco más. Recuerda que los huevos seguirán cocinándose un poco más después de retirar la cazuela del fuego.

- Acompaña el guiso de patatas viudas con pan crujiente: El caldo espeso del guiso es perfecto para mojar pan crujiente. Asegúrate de tener suficiente pan a mano para disfrutar al máximo de esta deliciosa combinación.

Ideas para acompañar el guiso de patatas viudas

El guiso de patatas viudas con huevo es un plato versátil que se puede disfrutar de muchas maneras. Aquí te presentamos algunas ideas para acompañar tu guiso y complementar su sabor:

- Pan crujiente: Como mencionamos anteriormente, el pan crujiente es el acompañamiento perfecto para este plato. Puedes servir rebanadas de pan tostado o baguette para mojar en el caldo espeso.

- Ensalada verde: Una ensalada verde fresca y crujiente es una excelente opción para complementar el guiso. Puedes preparar una ensalada con lechuga, tomate, pepino, cebolla y aderezo de tu elección.

- Arroz blanco: Si prefieres una opción más contundente, puedes servir el guiso de patatas viudas sobre un lecho de arroz blanco. El arroz absorberá el caldo y se complementará perfectamente con las patatas y los huevos.

- Guarnición de verduras: Acompaña tu guiso con una guarnición de verduras al vapor o asadas, como brócoli, zanahorias, calabacín o judías verdes. Esto aportará un equilibrio saludable al plato.

- Vino tinto: Si eres amante del vino, puedes maridar tu guiso de patatas viudas con un vino tinto ligero y afrutado. Un Tempranillo o un Garnacha son opciones excelentes.

Preguntas frecuentes sobre el guiso de patatas viudas

1. ¿Qué son las patatas viudas?
Las patatas viudas son patatas cocinadas sin ningún tipo de carne, pescado o verdura. Es decir, son patatas solas cocidas en agua o caldo con condimentos.

2. ¿De dónde proviene el nombre "patatas viudas"?
El nombre "patatas viudas" proviene de la idea de que estas patatas no tienen compañía o están "solteras" en el guiso, ya que no se les añade ningún ingrediente adicional.

3. ¿Puedo utilizar caldo en lugar de agua?
Sí, puedes utilizar caldo en lugar de agua para hacer el guiso de patatas viudas. El caldo añade más sabor al plato, pero si no tienes caldo a mano, el agua también funcionará bien.

4. ¿Puedo hacer este guiso sin huevos?
Sí, si prefieres una versión sin huevos, simplemente omite este paso de la receta. El guiso de patatas viudas sigue siendo delicioso sin los huevos.

5. ¿Puedo añadir otros ingredientes al guiso?
¡Por supuesto! Esta receta básica de guiso de patatas viudas es muy versátil y se presta a numerosas variaciones. Puedes añadir carne, pescado, verduras u otros ingredientes de tu elección para personalizar el guiso según tus gustos.

6. ¿Puedo congelar el guiso de patatas viudas?
Sí, puedes congelar el guiso de patatas viudas. Sin embargo, ten en cuenta que las patatas pueden cambiar de textura después de ser congeladas y descongeladas. Asegúrate de enfriar completamente el guiso antes de congelarlo y consérvalo en un recipiente hermético.

Conclusiones y resumen del artículo

El guiso de patatas viudas con huevo es una receta clásica y reconfortante que combina la simplicidad de las patatas con el toque cremoso de los huevos. Esta receta versátil se puede adaptar con diferentes ingredientes y variaciones para satisfacer los gustos individuales. Asegúrate de seguir los pasos de la receta y ajustar los condimentos según tus preferencias. Acompaña tu guiso con pan crujiente y disfruta de este plato lleno de sabor y textura. ¡Bon appetit!

Guiso de patatas viudas

Guiso de patatas viudas

Este plato tradicionalmente se prepara utilizando únicamente patatas y los ingredientes básicos, pero con un poco de creatividad se pueden agregar distintos ingredientes para variar el sabor y adaptar la receta a los gustos individuales.
Tiempo de preparación 10 minutos
Tiempo de cocción 30 minutos
Tiempo total 40 minutos
Plato Plato principal
Cocina Internacional

Utensilios

  • cazuela grande

Ingredientes
  

  • 4 patatas grandes
  • 1 cebolla grande
  • 4 dtes de ajo
  • Aceite de oliva
  • 2 cdtas de pimentón dulce
  • 1 hoja de laurel
  • Sal y pimienta al gusto
  • 4 huevos

Elaboración corta
 

  • Comienza pelando las patatas y córtalas en trozos grandes, de forma irregular. Esto le dará un aspecto más rústico al plato y permitirá que las patatas se cocinen de manera más uniforme.
  • En una cazuela grande, añade un generoso chorro de aceite de oliva y caliéntalo a fuego medio-alto. Picar la cebolla y los dientes de ajo finamente y añádelos a la cazuela. Cocina hasta que la cebolla esté transparente y los ajos estén dorados, removiendo ocasionalmente para que no se quemen.
  • Agrega el pimentón dulce y la hoja de laurel a la cazuela y remueve para mezclar los ingredientes. Esto le dará un toque aromático al guiso de patatas viudas.
  • Añade las patatas a la cazuela y mézclalas bien con los demás ingredientes. Asegúrate de que estén bien cubiertas con el aceite y las especias.
  • Agrega suficiente agua para cubrir las patatas. La cantidad de agua dependerá de la consistencia que prefieras para tu guiso. Si te gusta más espeso, añade menos agua, y si prefieres un caldo más ligero, puedes agregar un poco más.
  • Condimenta el guiso con sal y pimienta al gusto y remueve bien para distribuir los sabores.
  • Lleva la cazuela a ebullición, luego reduce el fuego a medio-bajo y cocina a fuego lento durante unos 15-20 minutos, o hasta que las patatas estén tiernas y se hayan impregnado del sabor del caldo y las especias.
  • En los últimos minutos de cocción, haz espacio en la cazuela para los huevos. Rompe uno a uno los huevos sobre el guiso, teniendo cuidado de no romper las yemas. Esto le dará un toque cremoso al plato.
  • Cubre la cazuela y cocina por unos minutos más, hasta que los huevos estén cocidos a tu gusto. Si prefieres las yemas más líquidas, cocina por menos tiempo, y si prefieres las yemas más firmes, cocina un poco más.
  • Retira la cazuela del fuego y sirve el guiso de patatas viudas con huevo caliente. Acompáñalo con un poco de pan crujiente para mojar en el caldo espeso, ¡y disfruta de esta deliciosa y reconfortante receta!
Keyword Guiso, Papas
Beatriz Hernández

Beatriz Hernández

Amante de las letras y la creatividad en cada artículo.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating




Go up

Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información