Delicioso estofado de carne con patatas y jugosas judías verdes

¿Buscas una deliciosa receta para combatir el frío? Pues qué mejor que un estofado de carne con patatas y jugosas judías verdes. Este plato tradicional es perfecto para calentarte en esos días de invierno y además, es muy fácil de preparar. Con pocos ingredientes y un poco de paciencia, conseguirás un estofado lleno de sabor y textura. A continuación, te contaremos todo el proceso paso a paso para que puedas disfrutar de este delicioso plato.

Índice
  1. Pochado de cebolla y pimiento
    1. Añadiendo ajo, tomate y ñora
    2. Incorporación de carne, pimentón y laurel
  2. Cocinando durante 45 minutos
  3. Añadiendo patatas y judías verdes
  4. Servir caliente

Pochado de cebolla y pimiento

El primer paso para preparar este estofado delicioso es hacer un pochado de cebolla y pimiento. Para ello, simplemente corta la cebolla y el pimiento en trozos pequeños y ponlos a pochar en una cazuela con un poco de aceite de oliva. El objetivo es que se ablanden y adquieran un tono dorado. Este proceso puede tomar alrededor de 10 minutos.

Durante el pochado, es importante que sazones la cebolla y el pimiento con sal y pimienta al gusto. Esto ayudará a resaltar los sabores y a darle ese toque extra de sabor a tu estofado.

Añadiendo ajo, tomate y ñora

Una vez que la cebolla y el pimiento estén bien pochados, es hora de añadir el ajo picado, el tomate triturado y la ñora. El ajo le dará un toque aromático y el tomate aportará acidez y jugosidad al estofado. La ñora, por su parte, dará un sabor dulzón y ahumado que complementará perfectamente el resto de ingredientes.

Judias verdes con carne El ajo, el tomate y la ñora deben cocinarse durante unos minutos para que se fusionen los sabores. El resultado será una mezcla exquisita que le dará un sabor único a tu estofado. No olvides ajustar el sazón a tu gusto, agregando sal y pimienta si es necesario.

Incorporación de carne, pimentón y laurel

Una vez que la base de tu estofado esté bien cocinada, es hora de añadir la carne. Puedes utilizar cualquier tipo de carne que prefieras, ya sea ternera, cerdo o incluso pollo. Lo importante es que la carne esté cortada en trozos pequeños y tenga un buen sabor.

Agrega los trozos de carne a la cazuela y mézclalos bien con la base de cebolla, pimiento, ajo, tomate y ñora. Luego, añade una cucharada de pimentón dulce para darle un toque de color y sabor ahumado al estofado. Por último, añade unas hojas de laurel para agregar un aroma delicioso a tu plato.

Debes cocinar la carne junto con el pimentón y el laurel durante unos minutos, hasta que esté bien impregnada de los sabores y se haya sellado ligeramente. Esto ayudará a mantener la jugosidad de la carne al cocinarla más tiempo.

Cocinando durante 45 minutos

Una vez que la carne haya tomado sabor, es hora de añadir agua. Agrega suficiente agua para cubrir los ingredientes y llevar el estofado a ebullición. Luego, reduce el fuego a medio-bajo y deja que el estofado se cocine a fuego lento durante al menos 45 minutos.

Durante este tiempo, los sabores se irán intensificando y la carne se pondrá tierna y jugosa. Es importante mantener un fuego suave para evitar que la carne se endurezca o que los ingredientes se peguen al fondo de la cazuela.

Durante la cocción, puedes aprovechar para ir preparando las patatas y las judías verdes.

Añadiendo patatas y judías verdes

Una vez que la carne haya cocinado durante 45 minutos, es hora de añadir las patatas y las judías verdes. Para ello, pela y corta las patatas en dados pequeños y las judías verdes en trozos medianos.

Añade las patatas y las judías verdes a la cazuela y mézclalas bien con el estofado. Asegúrate de que estén bien sumergidas en el caldo para que se cocinen de manera uniforme.

Cocina el estofado con las patatas y las judías verdes durante otros 30 minutos a fuego lento. Durante este tiempo, las patatas se pondrán tiernas y las judías verdes conservarán su textura crujiente.

Judias verdes con carne Lo ideal es mantener una olla tapada para evitar que se evapore demasiado líquido y asegurar una cocción uniforme. Si es necesario, puedes añadir un poco de agua caliente si ves que el estofado se ha quedado demasiado seco.

Servir caliente

Una vez que el estofado de carne con patatas y judías verdes esté listo, retira las hojas de laurel y sirve caliente. Puedes acompañarlo con un poco de pan tostado para disfrutar de todo el sabor del caldo y mojar en él.

Este plato es perfecto para disfrutar en esos días fríos de invierno, ya que te asegurará un buen calentamiento y te dejará satisfecho. Además, es muy versátil y puedes añadirle otros ingredientes como zanahorias, champiñones o incluso unas hojas de espinacas para darle un toque extra de sabor y nutrientes.

Este estofado de carne con patatas y jugosas judías verdes es una receta tradicional y reconfortante que hará las delicias de toda la familia. Con una base de cebolla, pimiento, ajo, tomate y ñora, la carne se cocina lentamente durante 45 minutos para que quede tierna y jugosa. Luego, se añaden las patatas y las judías verdes para completar el plato. Sirve caliente y disfruta de este delicioso estofado en los días de invierno.

Natalia Martín

Natalia Martín

Creatividad y precisión se fusionan en cada párrafo que escribo.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información