Carne guisada: sabor y delicia con patatas y vino tinto

Carne guisada con patatas y vino tinto

La carne guisada con patatas y vino tinto es un plato clásico de la cocina tradicional que destaca por su sabor exquisito y su textura tierna.

Esta receta ha pasado de generación en generación, siendo un plato muy popular en muchos hogares.

El secreto de su éxito radica en la combinación de sabores de los ingredientes utilizados y en el proceso lento de cocción que permite que los sabores se potencien y se mezclen de manera perfecta.

Índice
  1. Ingredientes necesarios para hacer carne guisada con patatas y vino tinto
  2. Pasos para preparar la carne guisada con patatas y vino tinto
  3. Consejos para obtener un resultado delicioso
  4. Opciones de acompañamiento para servir la carne guisada
  5. Variaciones de la receta de carne guisada con patatas y vino tinto
  6. Beneficios de incluir este plato en tu menú semanal
  7. ¿Qué vino tinto es el más recomendado para esta receta?
  8. Preguntas frecuentes sobre la carne guisada con patatas y vino tinto
  9. Conclusión y despedida
  10. Carne guisada

Ingredientes necesarios para hacer carne guisada con patatas y vino tinto

Para preparar este plato delicioso necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 1 kg de carne de ternera (preferiblemente de segunda como el morcillo o el jarrete)
  • 2 cebollas grandes
  • 2 tomates maduros
  • 4 patatas medianas
  • 4 dientes de ajo
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 250 ml de vino tinto
  • 500 ml de agua o caldo de verduras
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Sal al gusto
  • Pimienta al gusto
  • Romero fresco o seco para aromatizar

Pasos para preparar la carne guisada con patatas y vino tinto

La preparación de la carne guisada con patatas y vino tinto es realmente sencilla. Sigue los siguientes pasos para obtener un plato delicioso:

  1. Comienza por cortar la carne de ternera en trozos medianos.
  2. Retira cualquier exceso de grasa o piel que pueda tener.
  3. Pela y corta las cebollas en juliana. Pica los tomates en trozos pequeños.
  4. Pelar y picar los dientes de ajo.
  5. En una olla grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio-alto.
  6. Agrega la carne de ternera y dora por todos los lados hasta que esté bien sellada.
  7. Retira la carne de la olla y reserva en un plato.
  8. En la misma olla, agrega las cebollas y los ajos picados.
  9. Cocina hasta que las cebollas estén tiernas y translúcidas.
  10. Agrega los tomates picados y el pimentón dulce.
  11. Cocina por unos minutos para que se mezclen los sabores.
  12. Vuelve a colocar la carne de ternera en la olla y mezcla bien con las cebollas y los tomates.
  13. Añade el vino tinto y deja que hierva para que se evapore el alcohol.
  14. Agrega el agua o caldo de verduras, el romero fresco o seco y sazona con sal y pimienta al gusto.
  15. Deja que la mezcla hierva y luego reduce el fuego a bajo.
  16. Tapa la olla y cocina a fuego lento durante 1 hora y media o hasta que la carne esté tierna y se deshaga fácilmente con un tenedor.
  17. Mientras tanto, pela y corta las patatas en trozos medianos.
  18. Agrégalas a la olla cuando la carne esté casi lista y cocina durante 20-30 minutos adicionales o hasta que las patatas estén tiernas.
  19. Rectifica el sazón si es necesario y retira el romero antes de servir.

Consejos para obtener un resultado delicioso

- Para obtener una carne guisada aún más sabrosa, puedes marinar la carne de ternera con el vino tinto durante algunas horas antes de empezar la preparación.
- Utiliza una olla grande y resistente, que permita distribuir bien el calor y que tenga una tapa hermética para evitar pérdidas de vapor durante la cocción.
- Asegúrate de sellar bien los trozos de carne antes de comenzar a cocinarlos. Esto ayudará a retener los jugos y a obtener una carne más tierna y sabrosa.
- El tiempo de cocción puede variar según la calidad de la carne y la potencia del fuego. La carne estará lista cuando esté tierna y se deshaga fácilmente.
- Si quieres una salsa más espesa, puedes disolver una cucharadita de maicena en un poco de agua fría y agregar a la olla durante los últimos minutos de cocción.
- Si te gusta un toque más picante, puedes añadir una pizca de pimentón picante junto al pimentón dulce.

Opciones de acompañamiento para servir la carne guisada

La carne guisada con patatas y vino tinto es un plato muy completo por sí mismo, pero puedes acompañarlo de diversas formas para complementarlo aún más. Aquí te presentamos algunas ideas:

También te puede interesar: Empanadas tucumanas: tradición y sabor en cada bocadoEmpanadas tucumanas: tradición y sabor en cada bocado

- Arroz blanco: el arroz blanco es un acompañamiento clásico para cualquier tipo de guiso. Sírvela sobre una porción de arroz blanco y disfruta de la combinación de sabores y texturas.
- Puré de patatas: si quieres mantener el protagonismo de las patatas en esta receta, puedes optar por servir con un puré de patatas casero. El puré de patatas suave y cremoso combinará a la perfección con la carne tierna y sabrosa.
- Ensalada verde: si deseas añadir un toque fresco y ligero al plato, acompaña con una ensalada verde. Puedes utilizar diferentes tipos de lechugas y agregar ingredientes como tomates cherry, pepinos o zanahorias ralladas para darle más color y textura.
- Pan fresco: nada mejor que un buen pan fresco para disfrutar de la salsa exquisita que se forma al cocinar la carne guisada. Puedes usar el pan para mojar en la salsa o para hacer bocadillos con la carne y las patatas.

Variaciones de la receta de carne guisada con patatas y vino tinto

La receta de carne guisada con patatas y vino tinto es muy versátil y se presta a diferentes variaciones. Aquí te presentamos algunas ideas para que puedas adaptarla según tus preferencias:

- Vegetariana: si no consumes carne, puedes reemplazarla por verduras como champiñones, zanahorias, calabaza o berenjenas. Utiliza el mismo proceso de cocción, pero ajusta los tiempos de cocción según las verduras seleccionadas.
- Con diferentes cortes de carne: además del morcillo o el jarrete, puedes usar otros cortes de carne como el lomo, la paleta o el solomillo. Cada corte de carne tiene su propia textura y sabor, lo que le agregará variedad a tu plato.
- En slow cooker: si tienes una olla de cocción lenta, puedes utilizarla para preparar esta receta. Simplemente coloca todos los ingredientes en la olla, ajusta el tiempo y temperatura según las instrucciones de tu olla de cocción lenta y deja que se cocine lentamente durante varias horas. Obtendrás una carne muy tierna y jugosa.
- Con otras especias: si quieres darle un toque diferente a tu carne guisada, puedes agregar diferentes especias y condimentos. Prueba con comino, cilantro, hierbas provenzales o incluso un poco de canela para darle un toque más aromático y exótico.

Beneficios de incluir este plato en tu menú semanal

La carne guisada con patatas y vino tinto no solo es un plato delicioso, sino que también aporta una serie de beneficios para tu salud. Aquí te mencionamos algunos de ellos:

- Fuente de proteína: la carne de ternera es una excelente fuente de proteína de alta calidad. Las proteínas son fundamentales para el crecimiento y reparación de tejidos, así como para el buen funcionamiento del sistema inmunológico.
- Rica en hierro: la carne roja, como la ternera, es rica en hierro, un mineral esencial para la formación de glóbulos rojos y el transporte de oxígeno a todas las células del cuerpo. Incluir este plato en tu menú te ayudará a prevenir la anemia por deficiencia de hierro.
- Aporte de vitaminas y minerales: la carne de ternera también es una buena fuente de vitaminas del grupo B, como la vitamina B12, que es esencial para la salud del sistema nervioso y la producción de glóbulos rojos. Además, contiene minerales como el zinc y el fósforo, que son esenciales para el buen funcionamiento del organismo.
- Energía sostenida: la carne guisada con patatas y vino tinto es un plato que te brinda energía sostenida gracias a su contenido de carbohidratos de calidad provenientes de las patatas. Esto te ayudará a mantenerte saciado por más tiempo y a evitar picoteos innecesarios entre comidas.

¿Qué vino tinto es el más recomendado para esta receta?

El vino tinto es uno de los ingredientes estrella de esta receta, ya que aporta un sabor único y ayuda a realzar los sabores de los demás ingredientes. Para obtener el mejor resultado, es importante utilizar un vino de calidad que complemente los sabores de la carne y las especias utilizas.

Un vino tinto seco y con cuerpo es ideal para esta receta, ya que aportará intensidad y robustez al plato. Puedes optar por un vino tinto español de la denominación de origen de Rioja, Ribera del Duero o Priorat. También puedes elegir un vino tinto francés de la región de Burdeos o un vino italiano de la Toscana.

Si prefieres un vino más afrutado, puedes utilizar un vino tinto joven o un vino de la denominación de origen de Jumilla o Valencia. Estos vinos son más ligeros y tienen una mayor presencia de notas frutales, que pueden ser una excelente combinación con la carne y las especias.

También te puede interesar: Pasta seca italiana: auténtica tradición culinaria de ItaliaPasta seca italiana: auténtica tradición culinaria de Italia

Es importante recordar que el vino utilizado para cocinar debe ser de buena calidad, pero no es necesario que sea el más caro de la tienda. Opta por un vino que te guste beber y que esté dentro de tu presupuesto.

Preguntas frecuentes sobre la carne guisada con patatas y vino tinto

1. ¿Puedo utilizar otro tipo de carne en lugar de la ternera?
Sí, puedes utilizar otro tipo de carne como el cerdo, el cordero o incluso pollo. Cada tipo de carne tendrá un resultado final diferente, pero igualmente delicioso.

2. ¿Cuánto tiempo debo cocinar la carne para que esté tierna?
El tiempo de cocción puede variar según la calidad de la carne y la potencia del fuego. Generalmente, se recomienda cocinar la carne guisada durante al menos 1 hora y media a fuego lento para que esté tierna.

3. ¿Puedo agregar otras verduras a la receta?
Sí, puedes agregar otras verduras como zanahorias, champiñones o calabaza para aumentar la variedad y el valor nutricional del plato.

4. ¿Puedo preparar la carne guisada con antelación?
Sí, este plato se puede preparar con antelación. De hecho, sus sabores se acentúan aún más cuando se deja reposar durante unas horas o durante la noche.

5. ¿Puedo congelar la carne guisada sobrante?
Sí, puedes congelar la carne guisada sobrante en recipientes herméticos. De esta manera, podrás disfrutar de este delicioso plato en otro momento sin tener que cocinar desde cero.

Conclusión y despedida

La carne guisada con patatas y vino tinto es un plato clásico y reconfortante que no puede faltar en tu recetario. Su sabor exquisito y su textura tierna hacen de este plato una opción perfecta tanto para ocasiones especiales como para el día a día. Además, sus beneficios nutricionales lo convierten en una opción saludable y completa para incluir en tu menú semanal.

Esperamos que este artículo te haya proporcionado todas las claves necesarias para preparar una carne guisada con patatas y vino tinto irresistible. ¡No esperes más y sorprende a tu familia y amigos con esta deliciosa receta!

También te puede interesar: Bizcocho esponjoso: el secreto para lograrlo con bicarbonatoBizcocho esponjoso: el secreto para lograrlo con bicarbonato
Carne guisada con patatas y vino tinto

Carne guisada

Esta receta ha pasado de generación en generación, siendo un plato muy popular en muchos hogares.
El secreto de su éxito radica en la combinación de sabores de los ingredientes utilizados y en el proceso lento de cocción que permite que los sabores se potencien y se mezclen de manera perfecta.
Tiempo de preparación 20 minutos
Tiempo de cocción 2 horas
Tiempo total 2 horas 20 minutos
Plato Plato principal
Cocina Internacional
Calorías 350 kcal

Utensilios

  • 1 Olla grande

Ingredientes
  

  • 1 kg de carne de ternera preferiblemente morcillo o jarrete
  • 2 cebollas grandes
  • 2 tomates maduros
  • 4 patatas medianas
  • 4 dientes de ajo
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 250 ml de vino tinto
  • 500 ml de agua o caldo de verduras
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Sal al gusto
  • Pimienta al gusto
  • Romero fresco o seco para aromatizar

Elaboración corta
 

  • Cortar la carne de ternera en trozos medianos, retirando cualquier exceso de grasa o piel.
  • Pelar y cortar las cebollas en juliana, picar los tomates y los dientes de ajo.
  • En una olla grande, calentar el aceite de oliva a fuego medio-alto y dorar la carne de ternera por todos los lados. Retirar y reservar.
  • En la misma olla, agregar las cebollas y los ajos picados, cocinar hasta que estén tiernos y translúcidos.
  • Añadir los tomates picados y el pimentón dulce, cocinar por unos minutos.
  • Volver a colocar la carne en la olla, agregar el vino tinto y dejar que hierva para que se evapore el alcohol.
  • Agregar el agua o caldo de verduras, el romero fresco o seco, y sazonar con sal y pimienta al gusto. Dejar hervir y luego reducir el fuego.
  • Tapar la olla y cocinar a fuego lento durante 1 hora y media o hasta que la carne esté tierna.
  • Mientras tanto, pelar y cortar las patatas en trozos medianos y agregarlas a la olla cuando la carne esté casi lista.
  • Cocinar durante 20-30 minutos adicionales o hasta que las patatas estén tiernas.
  • Rectificar el sazón si es necesario y retirar el romero antes de servir.
Keyword Carne, Guiso

Marta Ruíz

Marta Ruíz

Cada artículo es una oportunidad para dejar una impresión duradera.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating




Go up

Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información