15 Recetas de Verano para Niños: Comidas Refrescantes y Nutritivas

Comidas de verano para niños
Like y siguenos en:
Facebook
X (Twitter)
YouTube
Pinterest
Instagram

En el verano, los niños suelen tener más tiempo libre para disfrutar del sol, la playa y las actividades al aire libre. Sin embargo, también es importante que sigan una alimentación adecuada y saludable, aunque a veces puede ser un desafío encontrar comidas que sean refrescantes y nutritivas al mismo tiempo. Por eso, en este artículo te compartiremos 15 recetas de verano para niños que les encantarán y les proporcionarán los nutrientes necesarios para crecer y jugar. Desde ensaladas frescas hasta helados caseros, tenemos opciones para todos los gustos. ¡Prepárate para sorprender a tus pequeños con deliciosos platos que les aportarán energía y vitalidad!

Índice
  1. Ensalada de pasta con mango
    1. Ingredientes:
  2. Palitos de merluza
    1. Ingredientes:
  3. Fajitas frías con verduras y queso
    1. Ingredientes:
  4. Crema fría de verduras
    1. Ingredientes:
  5. Sándwich de surimi
    1. Ingredientes:
  6. Pechuga de pollo rebozada al horno
    1. Ingredientes:
  7. Ensalada de coditos con atún
    1. Ingredientes:
  8. Tortilla de acelgas
    1. Ingredientes:
  9. Sándwich de aguacate y atún
    1. Ingredientes:
  10. Crema de calabaza y zanahoria
    1. Ingredientes:
  11. Paletas de galletas María
    1. Ingredientes:
  12. Helados de frutas
    1. Ingredientes:
  13. Tarta helada de yogur
    1. Ingredientes:
  14. Sorbetes de frutas
    1. Ingredientes:
  15. Mousse de diferentes sabores
    1. Ingredientes:
  16. Conclusión

Ensalada de pasta con mango

Comida de verano para niños: Una ensalada de pasta con mango es una opción refrescante y deliciosa para combatir el calor y asegurarse de que los pequeños reciban una buena dosis de nutrientes. Para prepararla, simplemente cocina la pasta según las instrucciones del paquete y luego mezcla con cubos de mango, tomate cherry, espinacas frescas y aderezo de limón. Además de ser colorida y atractiva visualmente, esta ensalada es una excelente fuente de vitamina C, fibra y antioxidantes. ¡A tus hijos les encantará el sabor dulce y jugoso del mango combinado con la textura suave de la pasta!

Ingredientes:

  • 250 gramos de pasta
  • 1 mango maduro
  • 12 tomates cherry
  • 1 taza de espinacas frescas
  • 1 limón
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Comienza por cocinar la pasta en agua con sal siguiendo las instrucciones del paquete. Una vez cocida, escúrrela y enjuágala con agua fría para detener la cocción.

Mientras la pasta se enfría, pela y corta el mango en cubos. Lava los tomates cherry y córtalos por la mitad. Lava las espinacas y sécalas bien.

En un tazón grande, coloca la pasta cocida, los cubos de mango, los tomates cherry y las espinacas. Exprime el jugo de limón sobre la ensalada y añade un chorrito de aceite de oliva. Salpimienta al gusto y mezcla bien para que todos los ingredientes se integren.

Guarda la ensalada en la nevera durante al menos una hora antes de servir, para que los sabores se mezclen y la ensalada esté bien fresca. ¡Y listo! Sirve la ensalada de pasta con mango como plato principal o como acompañamiento en tus comidas de verano. Tus hijos disfrutarán de una comida fresca y llena de sabor.

Palitos de merluza

Comida de verano para niños: ¿A quién no le gusta el pescado crujiente? Los palitos de merluza son una opción perfecta para una cena rápida y sabrosa. Para prepararlos, simplemente corta filetes de merluza en tiras, pásalos por harina, huevo batido y pan rallado, y luego fríelos en aceite caliente. Sirve con una salsa de yogur o una salsa tártara casera para un toque extra de sabor. Los palitos de merluza son una excelente fuente de proteínas y ácidos grasos omega-3, esenciales para el desarrollo y crecimiento de los niños.

Ingredientes:

  • 400 gramos de filetes de merluza
  • 1 huevo batido
  • Harina
  • Pan rallado
  • Aceite para freír
  • Sal y pimienta al gusto

Comienza cortando los filetes de merluza en tiras delgadas. Salpimienta las tiras de pescado al gusto.

Prepara tres platos: uno con harina, otro con el huevo batido y otro con el pan rallado.

Pasa cada tira de merluza por la harina, luego por el huevo batido y finalmente por el pan rallado, asegurándote de que queden bien cubiertas en cada etapa.

Calienta abundante aceite en una sartén grande a fuego medio-alto. Cuando el aceite esté caliente, fríe los palitos de merluza hasta que estén dorados y crujientes por ambos lados. Retíralos del aceite y colócalos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Sirve los palitos de merluza con una salsa de yogur o una salsa tártara casera. ¡Deliciosos y nutritivos, tus hijos no podrán resistirse a este plato de verano!

Fajitas frías con verduras y queso

Comidas para niños en verano: Las fajitas son un plato muy versátil y adaptable a los gustos de cada niño. Para preparar unas fajitas frías con verduras y queso, necesitarás tortillas de trigo, verduras variadas (como pimientos, cebolla y calabacín), queso rallado y salsa de yogur. Simplemente saltea las verduras en una sartén con un poco de aceite de oliva, calienta las tortillas, agrega las verduras salteadas y el queso rallado, enrolla y sirve con salsa de yogur. Estas fajitas son una excelente manera de incluir verduras en la dieta de los niños y pueden ser una comida divertida y ligera para los días calurosos de verano.

Ingredientes:

  • Tortillas de trigo
  • 1 pimiento
  • 1 cebolla
  • 1 calabacín
  • Queso rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
  • Salsa de yogur

Comienza cortando el pimiento, la cebolla y el calabacín en tiras delgadas.

Calienta un poco de aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio-alto. Añade las tiras de pimiento, cebolla y calabacín a la sartén y saltea hasta que estén tiernas pero aún crujientes.

Calienta las tortillas de trigo según las instrucciones del paquete.

Una vez que las tortillas estén calientes, coloca las verduras salteadas en el centro de cada una. Espolvorea con queso rallado al gusto.

Enrolla las tortillas y sírvelas con salsa de yogur para sumarle aún más sabor. ¡Estas fajitas frías con verduras y queso son ideales para una cena ligera y nutritiva en los días calurosos de verano!

Crema fría de verduras

Comidas de verano para niños: Una crema fría de verduras es una excelente manera de asegurar que los niños consuman sus porciones diarias de verduras, incluso en los días más calurosos. Para prepararla, simplemente cocina las verduras de tu elección (como zanahorias, calabaza y brócoli) en caldo de verduras, luego licúalas y refrigéralas hasta que estén bien frías. Sirve con croutones o picatostes para un toque crujiente. Esta opción es una alternativa refrescante y saludable a las sopas calientes y puede ser una excelente opción para el almuerzo o la cena en los días de verano.

Ingredientes:

  • 2 zanahorias
  • 2 calabazas
  • 1 cabeza de brócoli
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 litro de caldo de verduras
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
  • Croutones o picatostes

Pela y corta las zanahorias y las calabazas en cubos pequeños.

Corta el brócoli en ramilletes.

Pela y pica finamente la cebolla y el ajo.

En una olla grande, calienta un poco de aceite de oliva a fuego medio-alto. Añade la cebolla y el ajo picados y cocina hasta que estén dorados.

Añade las zanahorias, calabazas y brócoli a la olla y saltea durante unos minutos.

Agrega el caldo de verduras y deja que hierva. Reduce el fuego y cocina a fuego lento hasta que las verduras estén tiernas.

Retira la olla del fuego y deja que las verduras se enfríen un poco antes de licuarlas con una batidora de mano o en una licuadora.

Una vez que la crema esté bien licuada, refrigérala durante al menos una hora para que esté bien fría.

Sirve la crema fría de verduras en cuencos individuales y adorna con croutones o picatostes para un toque crujiente. ¡Una opción refrescante y nutritiva que tus hijos disfrutarán en los días calurosos de verano!

Sándwich de surimi

Comidas para niños en verano: Los sándwiches son una opción clásica para cualquier época del año, pero en verano pueden ser especialmente refrescantes y fáciles de preparar. Un sándwich de surimi es una opción ligera y deliciosa que a tus hijos les encantará. Para prepararlo, simplemente coloca rodajas de surimi en pan de molde integral, agrega rodajas de pepino, hojas de lechuga y una salsa de yogur. Puedes servirlos fríos directamente de la nevera para una opción rápida y sabrosa en los días calurosos de verano.

Ingredientes:

  • 8 rebanadas de pan de molde integral
  • 16 rodajas de surimi
  • 1 pepino
  • Lechuga
  • Salsa de yogur
  • Sal y pimienta al gusto

Lava y corta el pepino en rodajas finas.

Coloca las rodajas de pepino sobre 4 rebanadas de pan de molde integral.

Coloca 4 rodajas de surimi sobre el pepino en cada rebanada de pan.

Agrega unas hojas de lechuga y una cucharada de salsa de yogur a cada sándwich.

Coloca las rebanadas de pan restantes encima y presiona ligeramente para compactar el sándwich.

Córtalos por la mitad y sírvelos fríos. ¡Estos sándwiches de surimi son perfectos para llevar en un picnic o disfrutar en casa durante los días calurosos de verano!

Pechuga de pollo rebozada al horno

Comidas verano niños: La pechuga de pollo es una opción clásica y versátil que a la mayoría de los niños les encanta. Para darle un toque crujiente y saludable, puedes optar por una versión rebozada al horno en lugar de frita. Simplemente pasa las pechugas de pollo por huevo batido y pan rallado, colócalas sobre una bandeja para hornear y cocina a 200 °C durante aproximadamente 20 minutos, hasta que estén doradas y cocidas por completo. Sirve con una ensalada o verduras al vapor para una comida completa y equilibrada.

Ingredientes:

  • 2 pechugas de pollo
  • 2 huevos batidos
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Comienza precalentando el horno a 200 °C.

Corta las pechugas de pollo en filetes.

Pasa cada filete por huevo batido, asegurándote de que esté bien cubierto.

A continuación, pasa cada filete por pan rallado, asegurándote de que esté bien cubierto por todos lados.

Coloca los filetes de pollo rebozados en una bandeja para hornear y rocíalos con un chorrito de aceite de oliva.

Salpimienta al gusto.

Hornea los filetes de pollo durante aproximadamente 20 minutos, o hasta que estén dorados y cocidos por completo.

Retira del horno y sirve con una ensalada o verduras al vapor. ¡Esta pechuga de pollo rebozada al horno es una opción saludable y deliciosa que tus hijos disfrutarán durante los días de verano!

Ensalada de coditos con atún

Comida de verano para niños: Las ensaladas son opciones refrescantes y versátiles que se pueden adaptar a los gustos de cada niño. Una ensalada de coditos con atún es una opción colorida y llena de sabor que a tus hijos les encantará. Para prepararla, simplemente cocina los coditos según las instrucciones del paquete, luego mezcla con atún enlatado, tomate, pepino, aceitunas y aderezo de yogur. Esta ensalada es una excelente fuente de proteínas y carbohidratos, perfecta para mantener a los niños llenos y satisfechos durante las actividades al aire libre en el verano.

Ingredientes:

  • 250 gramos de coditos
  • 1 lata de atún
  • 1 tomate
  • 1 pepino
  • 1 lata de aceitunas
  • Aderezo de yogur
  • Sal y pimienta al gusto

Comienza por cocinar los coditos según las instrucciones del paquete. Una vez cocidos, escúrrelos y enjuágalos con agua fría para detener la cocción.

En un tazón grande, mezcla los coditos cocidos, el atún escurrido, el tomate cortado en cubos, el pepino cortado en rodajas y las aceitunas.

Agrega sal y pimienta al gusto.

Añade el aderezo de yogur y mezcla bien para que todos los ingredientes se integren.

Guarda la ensalada en la nevera durante al menos una hora antes de servir, para que esté bien fría y los sabores se mezclen. ¡Esta ensalada de coditos con atún es una opción rápida, fácil y deliciosa para el verano!

Tortilla de acelgas

Comidas para niños en verano: Las tortillas son una opción versátil y fácil de preparar que se puede disfrutar en cualquier comida. Una tortilla de acelgas es una opción nutritiva y refrescante para el verano. Para prepararla, simplemente cuece las acelgas y luego mézclalas con huevos batidos. Cocina la mezcla en una sartén hasta que esté dorada por ambos lados. Sirve la tortilla con una ensalada de tomate o como relleno de un sándwich para una opción completa y sabrosa.

Ingredientes:

  • 1 manojo de acelgas
  • 6 huevos batidos
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Lava las acelgas y retira los tallos.

Cuece las acelgas en agua hirviendo durante unos minutos, hasta que estén tiernas.

Escurre las acelgas cocidas y córtalas en trozos pequeños.

En un tazón grande, mezcla las acelgas cortadas y los huevos batidos. Salpimienta al gusto.

Calienta un poco de aceite de oliva en una sartén a fuego medio.

Vierte la mezcla de acelgas y huevo en la sartén caliente y cocina hasta que esté dorada por un lado.

Voltea la tortilla con cuidado y cocina por el otro lado hasta que también esté dorada.

Retira la tortilla de la sartén y sírvela caliente o fría. Puedes cortarla en trozos más pequeños y servirla como aperitivo, o utilizarla como relleno de un sándwich.

¡Una tortilla de acelgas es una opción saludable y deliciosa para disfrutar en verano!

Sándwich de aguacate y atún

Comida de verano para niños: El aguacate es una fruta rica en grasas saludables que proporciona una textura cremosa y suave a cualquier plato. Un sándwich de aguacate y atún es una opción refrescante y nutritiva que a tus hijos les encantará. Para prepararlo, simplemente tritura un aguacate maduro y mezcla con atún enlatado. Extiende la mezcla sobre pan integral y agrega rodajas de tomate y lechuga. Esta opción es una excelente fuente de grasas saludables, proteínas y fibra, perfecta para mantener a los niños llenos y satisfechos durante los días calurosos de verano.

Ingredientes:

  • 4 rebanadas de pan integral
  • 1 aguacate maduro
  • 1 lata de atún
  • Tomate
  • Lechuga
  • Sal y pimienta al gusto

Comienza triturando el aguacate maduro con un tenedor hasta obtener una textura suave.

En un tazón, mezcla el aguacate triturado con el atún escurrido. Añade sal y pimienta al gusto.

Tuesta o calienta ligeramente las rebanadas de pan integral.

Extiende la mezcla de aguacate y atún sobre dos rebanadas de pan.

Agrega rodajas de tomate y lechuga al gusto sobre la mezcla de aguacate y atún.

Coloca las rebanadas de pan restantes encima y presiona ligeramente para compactar el sándwich.

Córtalo por la mitad y sírvelo frío. ¡Este sándwich de aguacate y atún es perfecto para llevar de picnic o disfrutar en casa durante los días calurosos de verano!

Crema de calabaza y zanahoria

Comida de verano para niños: Las cremas frías son una opción refrescante y nutritiva para los días calurosos de verano. Una crema de calabaza y zanahoria es una opción colorida y llena de sabor que a tus hijos les encantará. Para prepararla, simplemente cocina la calabaza y las zanahorias en caldo de verduras, luego licúalas y refrigéralas hasta que estén bien frías. Sirve con un hilo de aceite de oliva y unas hojas de menta para un toque fresco. Esta crema es una excelente fuente de vitaminas A y C, fibra y antioxidantes, perfecta para mantener a los niños hidratados y saludables durante el verano.

Ingredientes:

  • 1 calabaza
  • 2 zanahorias
  • 1 litro de caldo de verduras
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
  • Hojas de menta

Pela y corta la calabaza y las zanahorias en cubos pequeños.

En una olla grande, cocina la calabaza y las zanahorias en el caldo de verduras hasta que estén tiernas.

Retira la olla del fuego y deja que las verduras se enfríen un poco antes de licuarlas con una batidora de mano o en una licuadora.

Añade sal y pimienta al gusto y mezcla bien.

Refrigera la crema durante al menos una hora antes de servir, para que esté bien fría.

Sirve la crema de calabaza y zanahoria en cuencos individuales y agrega un hilo de aceite de oliva y unas hojas de menta como decoración. ¡Una opción refrescante y saludable que tus hijos disfrutarán durante los días calurosos de verano!

Paletas de galletas María

Comida de verano para niños: Las paletas de helado son una opción clásica para disfrutar durante el verano, pero también pueden ser una opción saludable si las preparas en casa. Unas paletas de galletas María son una opción refrescante y deliciosa que a tus hijos les encantará. Para prepararlas, simplemente tritura galletas María y mézclalas con yogur natural y un poco de leche. Vierte la mezcla en moldes para paletas y congela durante al menos 4 horas, o hasta que estén sólidas. Estas paletas son una excelente opción de postre para los días calurosos de verano, y tus hijos disfrutarán de la combinación cremosa y crujiente de las galletas y el yogur.

Ingredientes:

  • 10 galletas María
  • 2 tazas de yogur natural
  • 1/4 de taza de leche

Tritura las galletas María en un procesador de alimentos o colócalas en una bolsa y aplástalas con un rodillo hasta obtener migajas finas.

En un tazón grande, mezcla las migajas de galleta con el yogur natural y la leche. Asegúrate de que todos los ingredientes estén bien incorporados.

Vierte la mezcla en moldes para paletas y coloca los palitos en el centro de cada molde.

Coloca los moldes en el congelador y congela durante al menos 4 horas, o hasta que las paletas estén sólidas.

Para desmoldar las paletas, sumerge el molde en agua caliente durante unos segundos para aflojarlas y luego retíralas con cuidado.

¡Disfruta de estas refrescantes y cremosas paletas de galletas María durante los días calurosos de verano!

Helados de frutas

Comidas verano niños: Los helados son una opción clásica para refrescarse en el verano, pero a veces pueden contener muchos azúcares y aditivos artificiales. Una opción más saludable es optar por helados de frutas caseros. Para preparar helados de frutas, simplemente tritura tus frutas favoritas en una licuadora, mézclalas con un poco de yogur natural o leche y vierte la mezcla en moldes para helados. Congela durante al menos 4 horas, o hasta que estén sólidos. Puedes utilizar una variedad de frutas, como fresas, plátanos, mangos o piñas, para crear una amplia gama de sabores refrescantes y saludables.

Ingredientes:

  • Frutas de tu elección
  • Yogur natural o leche

Tritura las frutas en una licuadora hasta obtener una mezcla suave.

En un tazón, mezcla las frutas trituradas con yogur natural o leche, asegurándote de que todos los ingredientes estén bien incorporados.

Vierte la mezcla en moldes para helados y coloca los palitos en el centro de cada molde.

Coloca los moldes en el congelador y congela durante al menos 4 horas, o hasta que los helados estén sólidos.

Para desmoldar los helados, sumerge el molde en agua caliente durante unos segundos para aflojarlos y luego retíralos con cuidado.

¡Saborea estos deliciosos y refrescantes helados de frutas durante los días calurosos de verano! Una opción saludable y deliciosa que a tus hijos les encantará.

Tarta helada de yogur

Comida de verano para niños: Las tartas heladas son una opción refrescante y deliciosa para los días calurosos de verano. Una tarta helada de yogur es una opción saludable y fácil de preparar que a tus hijos les encantará. Para prepararla, simplemente mezcla yogur natural con frutas trituradas y un poco de miel o jarabe de agave para endulzar. Vierte la mezcla en un molde para tarta y congela durante al menos 4 horas, o hasta que esté sólida. Esta tarta helada es una excelente opción de postre durante el verano, y tus hijos disfrutarán de la cremosidad y el sabor refrescante del yogur y las frutas.

Ingredientes:

  • 4 tazas de yogur natural
  • Frutas de tu elección
  • Miel o jarabe de agave

Tritura las frutas en una licuadora hasta obtener una mezcla suave.

En un tazón grande, mezcla el yogur natural con la mezcla de frutas trituradas. Añade miel o jarabe de agave al gusto para endulzar la mezcla.

Vierte la mezcla en un molde para tarta y alísala con una espátula.

Coloca el molde en el congelador y congela durante al menos 4 horas, o hasta que la tarta esté sólida.

Para servir, retira la tarta del congelador y deja que se descongele ligeramente durante unos minutos antes de cortarla en porciones.

¡Disfruta de esta deliciosa y refrescante tarta helada de yogur durante los días calurosos de verano!

Sorbetes de frutas

Comida de verano para niños: Los sorbetes son una opción refrescante y saludable para el verano, especialmente si a tus hijos les encantan las frutas. Para preparar sorbetes de frutas caseros, simplemente tritura tus frutas favoritas en una licuadora, mezcla con un poco de azúcar o miel para endulzar, y congela en moldes para helados. Estos sorbetes de frutas son una opción baja en calorías y rica en vitaminas, perfecta para disfrutar en los días calurosos de verano.

Ingredientes:

  • Frutas de tu elección
  • Azúcar o miel

Tritura las frutas en una licuadora hasta obtener una mezcla suave.

Añade azúcar o miel al gusto para endulzar la mezcla.

Vierte la mezcla en moldes para helados y coloca los palitos en el centro de cada molde.

Coloca los moldes en el congelador y congela hasta que los sorbetes estén sólidos.

Para desmoldar los sorbetes, sumerge el molde en agua caliente durante unos segundos para aflojarlos y luego retíralos con cuidado.

¡Disfruta de estos refrescantes y sabrosos sorbetes de frutas durante los días calurosos de verano! Una opción deliciosa y saludable para tus hijos.

Mousse de diferentes sabores

Comidas para niños en verano: Las mousses son opciones ligeras y refrescantes que pueden ser una excelente opción para el verano. Puedes preparar mousses de diferentes sabores, como fresa, mango o limón, utilizando gelatina sin sabor y frutas trituradas. Simplemente disuelve la gelatina sin sabor en agua caliente, mezcla con las frutas trituradas y refrigera hasta que esté firme. Estas mousses son una excelente alternativa a los postres más pesados y aportan una explosión de sabor y frescura a cualquier comida de verano.

Ingredientes:

  • Gelatina sin sabor
  • Agua caliente
  • Frutas de tu elección

Prepara la gelatina sin sabor según las instrucciones del paquete, utilizando la cantidad adecuada de agua caliente.

Tritura las frutas en una licuadora hasta obtener una mezcla suave.

En un tazón grande, mezcla la gelatina disuelta con la mezcla de frutas trituradas. Asegúrate de que todos los ingredientes estén bien incorporados.

Vierte la mezcla en cuencos individuales y refrigera hasta que esté firme, al menos 4 horas.

Sirve las mousses de diferentes sabores frías. ¡Disfruta de la frescura y la ligereza de estas mousses durante los días calurosos de verano!

Conclusión

Las comidas de verano para niños no solo deben ser refrescantes, sino también nutritivas. Las opciones que hemos presentado, como la ensalada de pasta con mango, los palitos de merluza, las fajitas frías con verduras y queso, la crema fría de verduras, el sándwich de surimi, la pechuga de pollo rebozada al horno, la ensalada de coditos con atún, la tortilla de acelgas, el sándwich de aguacate y atún, la crema de calabaza y zanahoria, las paletas de galletas María, los helados de frutas, la tarta helada de yogur, los sorbetes de frutas y las mousses de diferentes sabores, ofrecen una amplia variedad de opciones llenas de sabor y nutrientes.

Estas recetas son ideales para mantener a los niños hidratados y nutridos durante los días calurosos de verano, y son una excelente manera de asegurarse de que sigan una alimentación equilibrada durante las vacaciones. Combina estas comidas con una buena hidratación, como agua, jugos naturales o batidos de frutas, y tus pequeños estarán listos para disfrutar al máximo del verano. ¡No esperes más y prepárales estas deliciosas y refrescantes comidas hoy mismo!

Laura Rodríguez

Laura Rodríguez

Palabras que inspiran, informan y deleitan a la audiencia.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información