Bebidas alcohólicas bajas en calorías: engordan menos

Bebidas alcohólicas bajas en calorías

El consumo de alcohol es una práctica común en muchas culturas alrededor del mundo. Sin embargo, muchas personas tienden a preocuparse por el impacto que puede tener el consumo de bebidas alcohólicas en su peso corporal.

Es cierto que el alcohol puede contribuir al aumento de peso, principalmente debido a su alto contenido calórico y a las malas combinaciones con alimentos que a menudo se hacen mientras se consume alcohol.

Sin embargo, existen bebidas alcohólicas bajas en calorías que pueden ser una mejor opción para aquellos que desean disfrutar de una copa o dos sin preocuparse demasiado por el impacto en su peso. Estas bebidas tienen menos calorías y, por lo tanto, aportan menos calorías vacías que pueden contribuir al aumento de peso. En este artículo, exploraremos qué bebidas alcohólicas son las menos engordan y cómo pueden ser consumidas de manera más saludable.

Índice
  1. El impacto del alcohol en el peso corporal
  2. Bebidas alcohólicas bajas en calorías: las menos engordan
  3. Beneficios del consumo moderado de bebidas alcohólicas
  4. Opciones saludables: sidra, cerveza ligera y vino tinto
  5. Cócteles bajos en calorías: algunas ideas
  6. Alternativas sin alcohol bajas en calorías
  7. Consejos para disfrutar de bebidas alcohólicas sin ganar peso
  8. Conclusiones sobre las bebidas alcohólicas bajas en calorías

El impacto del alcohol en el peso corporal

Es importante entender que el alcohol contiene calorías y, por lo tanto, puede contribuir al aumento de peso. Una gramo de alcohol contiene aproximadamente 7 calorías, lo que significa que las bebidas alcohólicas pueden ser bastante calóricas.

Además, el alcohol puede tener otros efectos en el cuerpo que pueden afectar el peso. Por ejemplo, el consumo excesivo de alcohol puede aumentar el apetito y reducir la capacidad del cuerpo para quemar grasa. Esto puede traducirse en un aumento de peso a largo plazo.

Muchas bebidas alcohólicas se consumen junto con alimentos ricos en calorías, como frituras, papas fritas o comida rápida. Estas combinaciones pueden aumentar aún más la ingesta calórica total y contribuir al aumento de peso.

Es importante tener en cuenta que cada organismo es diferente y que el impacto del alcohol en el peso corporal puede variar según varios factores, como el metabolismo, la genética y el estilo de vida. El consumo moderado de alcohol es clave para minimizar los efectos negativos en el peso corporal.

Bebidas alcohólicas bajas en calorías: las menos engordan

Cuando se trata de elegir bebidas alcohólicas que menos engorden, es importante tener en cuenta su contenido calórico. Algunas opciones bajas en calorías incluyen la sidra, la cerveza ligera y el vino tinto.

  • Sidra: La sidra es una bebida alcohólica que se obtiene de la fermentación de la manzana. Tiene un contenido calórico relativamente bajo, alrededor de 100 calorías por porción de 8 onzas. Además, la sidra es una opción excelente para aquellos que disfrutan de un sabor dulce y afrutado.
  • Cerveza ligera: La cerveza ligera ha ganado popularidad en los últimos años debido a su bajo contenido calórico. Contiene alrededor de 100 calorías por porción de 12 onzas, lo que la convierte en una opción viable para aquellos que quieren disfrutar de una cerveza sin preocuparse demasiado por las calorías.
  • Vino tinto: El vino tinto es una opción popular para aquellos que buscan bebidas alcohólicas bajas en calorías. Contiene alrededor de 125 calorías por porción de 5 onzas, siendo una de las opciones más bajas en calorías en el mundo del vino.

Estas bebidas alcohólicas bajas en calorías no solo son una opción más saludable, sino que también hay evidencia de que pueden tener beneficios para la salud cuando se consumen con moderación.

Beneficios del consumo moderado de bebidas alcohólicas

El consumo moderado de bebidas alcohólicas, incluidas las bajas en calorías, ha sido asociado con diversos beneficios para la salud. Estos beneficios incluyen:

  • Reducción del riesgo de enfermedades cardíacas: Varios estudios han demostrado que el consumo moderado de alcohol, especialmente vino tinto, puede tener un efecto protector contra las enfermedades cardíacas. El vino tinto contiene antioxidantes naturales, como el resveratrol, que pueden ayudar a mejorar la salud cardiovascular.
  • Posible reducción del riesgo de diabetes: Algunos estudios sugieren que el consumo moderado de alcohol puede estar asociado con un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Sin embargo, es importante tener en cuenta que este beneficio solo se ha observado en aquellos que beben de manera moderada y no se aplica a aquellos que beben en exceso.
  • Mejora de la salud mental: El consumo moderado de alcohol también se ha relacionado con una mejor salud mental. Se ha observado que el alcohol puede tener efectos relajantes y puede ayudar a aliviar el estrés y la ansiedad, siempre y cuando se consuma con moderación.

Es importante tener en cuenta que estos beneficios se aplican solo al consumo moderado de alcohol. El consumo excesivo de alcohol puede tener efectos negativos en la salud y debe evitarse.

Opciones saludables: sidra, cerveza ligera y vino tinto

La sidra, la cerveza ligera y el vino tinto son opciones de bebidas alcohólicas bajas en calorías, pero ¿por qué el vino tinto se considera una opción más saludable en comparación con las otras dos opciones?

El vino tinto contiene antioxidantes naturales, como el resveratrol, que pueden tener beneficios para la salud cardiovascular. El resveratrol se ha asociado con una reducción del riesgo de enfermedades cardíacas y se ha demostrado que tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

Además, el vino tinto contiene menos calorías en comparación con la sidra y la cerveza ligera. Esto se debe a que el vino tinto se elabora a partir de las uvas y, como resultado, tiene un contenido de azúcar naturalmente más bajo. Esto hace que el vino tinto sea una opción más baja en calorías para aquellos que desean disfrutar de una copa de vino sin preocuparse demasiado por las calorías.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que estos beneficios solo se aplican al consumo moderado de vino tinto. El consumo excesivo de vino tinto, al igual que cualquier otra bebida alcohólica, puede tener efectos negativos en la salud y debe evitarse.

Cócteles bajos en calorías: algunas ideas

Si prefieres disfrutar de un cóctel en lugar de una bebida alcohólica simple, también existen muchas opciones de cócteles bajos en calorías que puedes probar. Aquí hay algunas ideas:

  • Mojito de menta y pepino: Esta refrescante opción de cóctel combina menta fresca, rodajas de pepino, jugo de lima y un chorrito de ron blanco. Es una opción bajo en calorías y perfecta para los días calurosos de verano.
  • Daquiri de fresa: Este cóctel clásico se puede hacer utilizando puré de fresas frescas, jugo de lima, edulcorante sin calorías y ron blanco. Es una opción dulce y deliciosa que no te hará sentir culpable por las calorías extra.
  • Spritz de naranja: Este cóctel ligero se elabora mezclando vino blanco, agua con gas y un chorrito de Aperol o Campari. Es una opción refrescante y baja en calorías que puedes disfrutar en una tarde soleada.

Al hacer cócteles bajos en calorías, es importante tener en cuenta las mezclas y aditivos utilizados. Evita los jarabes azucarados y las bebidas azucaradas, ya que pueden agregar calorías innecesarias. En su lugar, opta por jugos naturales, edulcorantes sin calorías o incluso agua con gas para mantener las calorías bajo control.

Alternativas sin alcohol bajas en calorías

Si prefieres abstenerse de consumir alcohol, también existen varias opciones de bebidas sin alcohol bajas en calorías que puedes disfrutar.

  • Agua con gas: El agua con gas es una opción refrescante y baja en calorías para aquellos que buscan una opción sin alcohol. Puedes agregarle rodajas de limón o lima para darle un toque de sabor extra.
  • Té helado sin azúcar: El té helado sin azúcar es otra opción de bebida sin alcohol que es baja en calorías. Puedes prepararlo con té verde, té negro o alguna otra variedad de tu elección y endulzarlo con edulcorantes sin calorías si lo deseas.
  • Refrescos sin azúcar: Los refrescos sin azúcar, como la cola dietética o los refrescos de limón lima, son opciones bajas en calorías que puedes disfrutar sin sentirte culpable por las calorías extra.

Estas alternativas sin alcohol ofrecen una variedad de sabores y opciones para aquellos que prefieren evitar el alcohol, pero aún desean disfrutar de una bebida refrescante y deliciosa sin agregar calorías adicionales.

Consejos para disfrutar de bebidas alcohólicas sin ganar peso

Si deseas disfrutar de una bebida alcohólica sin ganar peso, aquí hay algunos consejos que puedes seguir:

  1. Elige bebidas bajas en calorías: Opta por bebidas alcohólicas bajas en calorías, como la sidra, la cerveza ligera o el vino tinto. Estas opciones tienen menos calorías en comparación con otras bebidas alcohólicas.
  2. Controla tus porciones: Limita la cantidad de bebida alcohólica que consumes. Beber en exceso puede agregar una gran cantidad de calorías a tu ingesta total.
  3. Acompaña tus bebidas con opciones saludables: Si decides tomar una copa de vino tinto, acompáñala con una ensalada o una proteína magra. Evita las combinaciones con alimentos ricos en calorías, como frituras o comida rápida.
  4. Bebe agua: Beber agua entre cada bebida alcohólica puede ayudarte a mantenerte hidratado y a reducir la cantidad de alcohol que ingieres.
  5. Evita los cócteles azucarados: Los cócteles que contienen jarabes azucarados o refrescos azucarados pueden agregar una gran cantidad de calorías a tu consumo total.
  6. Realiza ejercicio regularmente: El ejercicio regular puede ayudarte a quemar calorías adicionales y a mantener un peso saludable.

Recuerda que cada organismo es diferente y los efectos del alcohol en el peso corporal pueden variar según varios factores. Es importante escuchar a tu cuerpo y hacer ajustes en tu consumo de alcohol según sea necesario.

Conclusiones sobre las bebidas alcohólicas bajas en calorías

El alcohol puede contribuir al aumento de peso debido a su alto contenido calórico y a las malas combinaciones con alimentos. Sin embargo, existen bebidas alcohólicas bajas en calorías que pueden ser una mejor opción para aquellos que desean disfrutar de una copa o dos sin preocuparse demasiado por el impacto en su peso.

La sidra, la cerveza ligera y el vino tinto son opciones bajas en calorías que puedes considerar. El vino tinto, en particular, se considera una opción más saludable debido a su contenido de antioxidantes naturales. Sin embargo, es importante recordar que el consumo de alcohol debe ser moderado y que cada organismo es diferente.

Además, existen opciones de cócteles bajos en calorías y alternativas sin alcohol que puedes disfrutar. Al elegir bebidas alcohólicas, es importante tener en cuenta su contenido calórico, controlar las porciones y hacer combinaciones saludables con alimentos.

En última instancia, disfrutar de bebidas alcohólicas sin ganar peso se trata de equilibrio y moderación. Escucha a tu cuerpo, haz elecciones más saludables y recuerda que lo más importante es disfrutar de la experiencia sin excederse.

Marta Ruíz

Marta Ruíz

Cada artículo es una oportunidad para dejar una impresión duradera.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información