Cordero al horno con vino blanco: un plato sorprendente

La pierna de cordero al horno con vino blanco es un plato que sorprenderá a todos tus invitados. No solo es fácil de preparar, sino que también es extremadamente delicioso y satisfactorio. La combinación de la suavidad de la carne de cordero con los sabores intensos del vino blanco y las hierbas aromáticas es simplemente exquisita. En este artículo, te brindaremos todos los detalles necesarios para que puedas preparar este plato de manera exitosa. Desde los ingredientes necesarios hasta el paso a paso de la preparación y todos los tips y recomendaciones para obtener el mejor resultado. ¡Prepárate para sorprender a tus comensales con este cordero al horno con vino blanco espectacular!

Índice
  1. Ingredientes necesarios
    1. Preparación de la pierna de cordero
    2. Preparación de las patatas y verduras
    3. Cocción en el horno
    4. El proceso de añadir hierbas y agua
    5. Preparación de la picada de ajo, perejil y vino blanco
    6. Segunda cocción para dorar y ablandar la carne
  2. Acompañamientos recomendados
  3. Consejos para obtener el mejor resultado
  4. Conclusiones y recomendaciones finales

Ingredientes necesarios

Para preparar esta exquisita pierna de cordero al horno con vino blanco necesitarás los siguientes ingredientes:

- 1 pierna de cordero de aproximadamente 2 kilos
- 4 patatas grandes, peladas y cortadas en rodajas gruesas
- 1 cebolla grande, cortada en juliana
- 2 zanahorias grandes, peladas y cortadas en rodajas
- 4 dientes de ajo, picados finamente
- Un manojo de hierbas frescas como romero, tomillo y salvia
- 250 ml de vino blanco seco
- Aceite de oliva extra virgen
- Sal y pimienta al gusto

Preparación de la pierna de cordero

El primer paso para preparar este delicioso cordero al horno con vino blanco es asegurarte de que la pierna de cordero esté limpia y lista para cocinar. Puedes pedirle al carnicero que te la prepare o hacerlo tú mismo en casa. Comienza por lavar y secar bien la pierna de cordero. Luego, retira cualquier exceso de grasa o piel que pueda haber y realiza pequeñas incisiones en la carne.

Recuerda: Es importante que la pierna de cordero esté a temperatura ambiente antes de colocarla en el horno, esto ayudará a que se cocine de manera uniforme.

Una vez que la pierna de cordero está lista, puedes proceder con la preparación de las patatas y verduras.

Preparación de las patatas y verduras

Para complementar el sabor de la pierna de cordero, utilizaremos patatas y verduras. Estos ingredientes no solo añaden textura y sabor al plato, sino que también son perfectos para absorber todos los jugos y sabores durante la cocción en el horno.

Comienza pelando las patatas y cortándolas en rodajas gruesas. Luego, pela la cebolla y córtala en juliana. Pela las zanahorias y córtalas en rodajas. Estas verduras servirán de base para colocar la pierna de cordero y absorberán todos los sabores y jugos durante la cocción.

Una vez que tengas todas las verduras preparadas, colócalas en una fuente para horno previamente engrasada con aceite de oliva. Distribuye las patatas, cebolla y zanahorias de manera uniforme en el fondo de la fuente.

Cocción en el horno

Llegó el momento de llevar nuestra pierna de cordero al horno con vino blanco a la temperatura de cocción adecuada. Precalienta el horno a 180 grados Celsius mientras terminas de preparar los últimos detalles antes de hornear.

Coloca la pierna de cordero sobre las patatas y verduras en la fuente para horno, asegurándote de que esté en contacto directo con ellas. Esto permitirá que los sabores y jugos se mezclen y se integren perfectamente. Añade unas ramitas de hierbas aromáticas como romero, tomillo y salvia sobre la pierna de cordero para agregar más sabor al plato.

También te puede interesar: Aleta de ternera rellena: el plato estrella para NavidadAleta de ternera rellena: el plato estrella para Navidad

El proceso de añadir hierbas y agua

Para asegurarnos de que nuestra pierna de cordero esté jugosa y tierna, es necesario agregar un poco de líquido durante la cocción en el horno. En este caso, utilizaremos agua junto con las hierbas frescas.

Recuerda: Al agregar agua a la bandeja, evitaremos que los jugos de la carne se sequen durante el proceso de cocción, manteniendo así la pierna de cordero jugosa y tierna.

Vierte agua en la fuente para horno hasta cubrir aproximadamente la mitad de la altura de las patatas y verduras. El agua junto con las hierbas creará un ambiente de humedad y sabor que impregnará la pierna de cordero durante la cocción.

Preparación de la picada de ajo, perejil y vino blanco

A medida que la pierna de cordero se cocina en el horno con el agua y las hierbas, podemos ir preparando una deliciosa picada de ajo, perejil y vino blanco que le dará un toque extra de sabor al plato.

Pica finamente los dientes de ajo y el perejil fresco. Luego, en un recipiente aparte, mezcla los ajos y el perejil picados con el vino blanco hasta obtener una pasta homogénea. Reserva la picada para utilizarla más adelante en el proceso de cocción.

Segunda cocción para dorar y ablandar la carne

Una vez que la pierna de cordero ha estado en el horno durante aproximadamente 1 hora, es hora de darle el toque final para obtener una carne dorada y suave.

Retira la bandeja del horno y, con la ayuda de un pincel de cocina, rocía la picada de ajo, perejil y vino blanco sobre la pierna de cordero. Asegúrate de que toda la superficie de la carne esté cubierta con la picada. Esto proporcionará un sabor intenso y delicioso a nuestro plato.

Luego, vuelve a colocar la fuente en el horno y aumenta la temperatura a 200 grados Celsius. Cocina durante unos 15-20 minutos adicionales, o hasta que la superficie de la pierna de cordero esté dorada y crujiente.

Acompañamientos recomendados

Este cordero al horno con vino blanco es un plato muy completo por sí mismo, pero si deseas agregar algunos acompañamientos adicionales, aquí te ofrecemos algunas sugerencias:

- Ensalada verde: Una ensalada verde fresca y crujiente es perfecta para acompañar esta pierna de cordero. Puedes agregar hojas de lechuga, espinacas, rúcula, tomates cherry y algunas aceitunas para darle más sabor.

- Puré de patatas: Si deseas un acompañamiento más clásico, un puré de patatas cremoso y suave es la elección perfecta. Puedes hacerlo simplemente cocinando las patatas hasta que estén tiernas y luego machacándolas con mantequilla y leche caliente. Añade sal y pimienta al gusto.

También te puede interesar: Delicioso lomo al champignon: ¡Un plato irresistible para mojar pan!Delicioso lomo al champignon: ¡Un plato irresistible para mojar pan!

- Vegetales al vapor: Otro acompañamiento saludable y ligero para este plato es una selección de vegetales al vapor. Zanahorias, brócoli, judías verdes y calabacín son excelentes opciones. Cocínalos al vapor hasta que estén tiernos y sazónalos con una pizca de sal y pimienta.

- Vino blanco: Para completar la experiencia, puedes maridar este plato con el mismo vino blanco que utilizaste en la preparación. Esto ayudará a resaltar los sabores y a crear una armonía perfecta en tu paladar.

Consejos para obtener el mejor resultado

- Asegúrate de que la pierna de cordero esté a temperatura ambiente antes de cocinarla. Esto ayudará a que la carne se cocine de manera uniforme.

- Personaliza tu plato añadiendo tus hierbas favoritas. Puedes experimentar con diferentes combinaciones de hierbas para darle un toque personalizado a tu cordero al horno con vino blanco.

- No te olvides de sazonar la carne con sal y pimienta antes de colocarla en el horno. Esto resaltará los sabores y hará que la carne sea aún más sabrosa.

- Durante la cocción en el horno, asegúrate de que la pierna de cordero esté siempre en contacto directo con las patatas y verduras en la fuente. Esto permitirá que los sabores se mezclen y se integren perfectamente.

- Al final de la cocción, utiliza un termómetro de cocina para asegurarte de que la temperatura interna de la carne sea de al menos 63 grados Celsius. Esto garantizará que la carne esté cocida a la perfección.

Conclusiones y recomendaciones finales

El cordero al horno con vino blanco es un plato sorprendente que conquistará tu paladar. La combinación de la suavidad de la carne de cordero con los sabores intensos del vino blanco y las hierbas aromáticas es simplemente deliciosa. Siguiendo los pasos y consejos que te hemos brindado en este artículo, podrás preparar este plato con éxito y sorprender a tus comensales en cualquier ocasión especial.

Recuerda que la calidad de los ingredientes es fundamental para obtener un resultado excepcional. Elige una pierna de cordero fresca y de buena calidad, así como un vino blanco seco que complemente los sabores de la carne.

Experimenta y personaliza este plato a tu gusto, añadiendo tus hierbas favoritas y acompañamientos. ¡No hay límites para la creatividad en la cocina!

En definitiva, la pierna de cordero al horno con vino blanco es un plato que no te decepcionará. La combinación de sabores y texturas hará que cada bocado sea una experiencia deliciosa. Así que tómate tu tiempo para prepararlo y disfrútalo en compañía de tus seres queridos. ¡Buen provecho!

También te puede interesar: Deliciosa longaniza al horno con cebolla y pimiento rojoDeliciosa longaniza al horno con cebolla y pimiento rojo
Laura Rodríguez

Laura Rodríguez

Palabras que inspiran, informan y deleitan a la audiencia.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información