50 Recetas Fáciles para Pollo: Salsas Deliciosas para Acompañar

El pollo es uno de los ingredientes más versátiles y populares en la cocina. Es fácil de preparar, económico y se puede combinar con una amplia variedad de sabores y especias. Las salsas son una excelente manera de darle un toque especial a cualquier plato de pollo. Ya sea que estés buscando una salsa clásica, una opción exótica o algo un poco más atrevido, en este artículo encontrarás 50 recetas fáciles para pollo: salsas deliciosas para acompañar.

Índice
  1. Salsas provenzales para pollo
  2. Salsa de tomate verde
  3. Salsa teriyaki para pollo
  4. Mojo rojo canario como salsa para pollo
  5. Salsa de limón y pimienta para pollo
  6. Salsa de miel y mostaza para pollo
  7. Salsa de soja y jengibre para pollo
  8. Salsa de yogur y hierbas para pollo
  9. Salsa barbacoa para pollo
  10. Salsa de mango y cilantro para pollo
  11. Salsa de lima y chile para pollo
  12. Salsa de cacahuate para pollo
  13. Salsa de maní para pollo
  14. Salsa de naranja y chipotle para pollo
  15. Salsa de ajo y limón para pollo
  16. Salsa de champiñones para pollo
  17. Salsa de mostaza y miel para pollo
  18. Salsa agridulce para pollo
  19. Salsa de curry para pollo
  20. Salsa de queso para pollo
  21. Salsa de vino blanco para pollo
  22. Salsa de pimientos para pollo
  23. Salsa de cebolla y vino tinto para pollo
  24. Salsa de cilantro y lima para pollo
  25. Salsa de piña y jalapeño para pollo
  26. Salsa de coco y curry para pollo
  27. Salsa de albahaca y limón para pollo
  28. Salsa de ajo y perejil para pollo
  29. Salsa de mostaza y hierbas para pollo
  30. Salsa de nueces para pollo
  31. Salsa de aceitunas para pollo
  32. Salsa de sésamo para pollo
  33. Salsa de pistachos para pollo
  34. Salsa de cerveza para pollo
  35. Salsa de chocolate y chile para pollo
  36. Salsa de tomate y albahaca para pollo
  37. Salsa de maíz y jalapeño para pollo
  38. Salsa de tomate y mozzarella para pollo
  39. Salsa de jengibre y piña para pollo
  40. Salsa de cilantro y aguacate para pollo
  41. Salsa de limón y romero para pollo
  42. Salsa de nuez moscada para pollo
  43. Salsa de vino tinto y cebolla caramelizada para pollo
  44. Salsa de nueces y miel para pollo
  45. Salsa de queso azul y peras para pollo
  46. Salsa de lima y cilantro para pollo
  47. Salsa de aceitunas negras para pollo
  48. Salsa de curry y coco para pollo
  49. Salsa de tomate ahumado para pollo
  50. Salsa de chile y jengibre para pollo
  51. Salsa de anchoas y almendras para pollo
  52. Salsa de café y chipotle para pollo
  53. Salsa de mostaza y eneldo para pollo
  54. Salsa de romero y limón para pollo
  55. Conclusión

Salsas provenzales para pollo

Una salsa provenzal es originaria de la región de Provenza en el sur de Francia. Se caracteriza por su sabor fresco y aromático, gracias a la combinación de hierbas mediterráneas como el tomillo, el romero, el orégano y el perejil. Esta salsa es perfecta para acompañar pollo a la parrilla o asado al horno.

La receta de la salsa provenzal es muy sencilla. En una sartén, calienta aceite de oliva y añade ajo picado. Cocina por unos minutos hasta que esté dorado y luego agrega las hierbas frescas picadas. Cocina por unos minutos más y añade jugo de limón y sal al gusto. Sirve caliente sobre el pollo y disfruta de su delicioso sabor mediterráneo.

Salsa de tomate verde

La salsa de tomate verde es una opción refrescante y llena de sabor para acompañar el pollo. Los tomates verdes tienen un sabor ácido y ligeramente herbal que combina muy bien con el pollo. Además, esta salsa es muy fácil de hacer y se puede utilizar tanto fresca como en conserva.

Para hacer la salsa de tomate verde, necesitarás tomates verdes, cebolla, ajo, chile verde, cilantro y limón. Puedes cocinar los tomates verdes en un poco de agua hasta que estén tiernos y luego procesarlos junto con los demás ingredientes en una licuadora. Añade sal al gusto y sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo.

Salsa teriyaki para pollo

La salsa teriyaki es una de las salsas más populares de la cocina japonesa. Su sabor dulce y salado se obtiene de una mezcla de salsa de soja, azúcar, mirin y sake. Esta salsa es perfecta para marinar el pollo antes de cocinarlo, ya sea a la parrilla, al horno o a la plancha.

Para hacer la salsa teriyaki, mezcla todos los ingredientes en una cacerola y cocina a fuego lento hasta que la salsa se espese ligeramente. Luego, puedes marinar el pollo en esta salsa durante varias horas o incluso toda la noche para que absorba todos los sabores. Después, cocina el pollo como prefieras y sirve con la salsa teriyaki por encima.

Mojo rojo canario como salsa para pollo

El mojo rojo canario es una salsa típica de las Islas Canarias, en España. Esta salsa es muy sabrosa y picante, gracias a la combinación de pimientos rojos, ajo, comino, pimentón y vinagre. Es perfecta para darle un toque de sabor y picante al pollo.

Para hacer el mojo rojo canario, asa los pimientos rojos en el horno hasta que estén tiernos y luego quítales la piel y las semillas. En una licuadora, añade los pimientos asados, ajo picado, comino, pimentón, vinagre y sal. Procesa todo hasta obtener una salsa suave y homogénea. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor picante y aromático.

Salsa de limón y pimienta para pollo

La combinación de limón y pimienta es clásica y siempre funciona bien con el pollo. Esta salsa es muy fácil de hacer y le da a la carne de pollo un sabor fresco y picante.

Para hacer la salsa de limón y pimienta, mezcla jugo de limón fresco, ralladura de limón, pimienta negra molida, sal y aceite de oliva extra virgen. Bate los ingredientes hasta que estén bien combinados y luego vierte la salsa sobre el pollo. Deja marinar durante unos minutos antes de cocinar el pollo. Esta salsa es ideal para pollo a la parrilla o al horno.

Salsa de miel y mostaza para pollo

La combinación de miel y mostaza es un clásico en muchas recetas de pollo. Esta salsa le da al pollo un sabor dulce y picante que combina muy bien con su carne jugosa.

Para hacer la salsa de miel y mostaza, mezcla mostaza dijon, miel, jugo de limón, aceite de oliva, sal y pimienta. Bate bien los ingredientes y luego vierte la salsa sobre el pollo. Deja marinar durante al menos 30 minutos antes de cocinar el pollo. Puedes asar, hornear o cocinar a la plancha el pollo y luego servir con la salsa de miel y mostaza por encima.

Salsa de soja y jengibre para pollo

La salsa de soja y jengibre es una opción deliciosa y llena de sabor para acompañar el pollo. El sabor salado y umami de la salsa de soja se combina perfectamente con el sabor picante y aromático del jengibre.

Para hacer la salsa de soja y jengibre, mezcla salsa de soja, jengibre fresco rallado, ajo picado, azúcar, aceite de sésamo y jugo de limón. Bate todos los ingredientes hasta que estén bien combinados y luego vierte la salsa sobre el pollo. Deja marinar durante al menos una hora antes de cocinar el pollo. Esta salsa es ideal para utilizar en platos de pollo salteados o al vapor.

Salsa de yogur y hierbas para pollo

La salsa de yogur y hierbas es una opción refrescante y saludable para acompañar el pollo. El yogur le da a la salsa una textura cremosa y suave, mientras que las hierbas frescas añaden sabor y aroma.

Para hacer la salsa de yogur y hierbas, mezcla yogur natural, ajo picado, jugo de limón, perejil fresco picado, menta fresca picada, sal y pimienta. Bate todos los ingredientes hasta que estén bien combinados y luego vierte la salsa sobre el pollo. Esta salsa es perfecta para acompañar pollo a la parrilla, asado o al horno.

Salsa barbacoa para pollo

La salsa barbacoa es una de las salsas más clásicas y populares para acompañar el pollo. Su sabor dulce y ahumado combina muy bien con la carne de pollo y le da un toque irresistible.

Para hacer la salsa barbacoa, necesitarás salsa de tomate, azúcar moreno, vinagre de manzana, salsa Worcestershire, salsa de soja, mostaza dijon, ajo picado, cebolla picada, pimentón ahumado, chile en polvo, sal y pimienta. En una cacerola, mezcla todos los ingredientes y cocina a fuego lento durante unos minutos hasta que la salsa se espese ligeramente. Luego, vierte la salsa sobre el pollo y cocina al horno, a la parrilla o a la brasa hasta que esté bien cocido. Sirve el pollo con un poco más de salsa barbacoa por encima.

Salsa de mango y cilantro para pollo

La salsa de mango y cilantro es una opción exótica y llena de sabor para acompañar el pollo. El mango le da a la salsa un sabor dulce y afrutado, mientras que el cilantro añade frescura y aroma.

Para hacer la salsa de mango y cilantro, necesitarás mango maduro, cilantro fresco picado, jugo de limón, chile jalapeño picado, ajo picado, sal y pimienta. En una licuadora, procesa todos los ingredientes hasta obtener una salsa suave y homogénea. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor tropical.

Salsa de lima y chile para pollo

La salsa de lima y chile le da al pollo un sabor picante y cítrico que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque fresco y vibrante al pollo.

Para hacer la salsa de lima y chile, necesitarás jugo de lima, chile serrano picado, ajo picado, azúcar moreno, salsa de pescado, aceite de sésamo y sal. Mezcla todos los ingredientes en un bol y deja reposar durante al menos 30 minutos para que los sabores se fusionen. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor picante y cítrico.

Salsa de cacahuate para pollo

La salsa de cacahuate es una opción exótica y llena de sabor para acompañar el pollo. El cacahuate le da a la salsa un sabor cremoso y ligeramente dulce que combina muy bien con la carne de pollo.

Para hacer la salsa de cacahuate, necesitarás mantequilla de cacahuate, salsa de soja, azúcar moreno, jugo de limón, ajo picado, jengibre rallado y agua. Calienta todos los ingredientes en una cacerola y cocina a fuego lento hasta que la salsa se espese ligeramente. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor exótico.

Salsa de maní para pollo

La salsa de maní es una opción clásica y llena de sabor para acompañar el pollo. El maní le da a la salsa un sabor cremoso y ligeramente dulce que combina muy bien con la carne de pollo.

Para hacer la salsa de maní, necesitarás maní tostado, salsa de soja, azúcar moreno, jugo de limón, ajo picado, jengibre rallado y agua. Mezcla todos los ingredientes en una licuadora hasta obtener una salsa suave y homogénea. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor clásico.

Salsa de naranja y chipotle para pollo

La salsa de naranja y chipotle le da al pollo un sabor dulce y picante que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque ahumado y picante al pollo.

Para hacer la salsa de naranja y chipotle, necesitarás jugo de naranja, chile chipotle en adobo, ajo picado, azúcar moreno, salsa de soja, aceite de oliva, sal y pimienta. Mezcla todos los ingredientes en una licuadora hasta obtener una salsa suave y homogénea. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor dulce y picante.

Salsa de ajo y limón para pollo

La salsa de ajo y limón le da al pollo un sabor refrescante y aromático que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es muy fácil de hacer y requiere pocos ingredientes.

Para hacer la salsa de ajo y limón, mezcla jugo de limón fresco, ajo picado, aceite de oliva extra virgen, sal y pimienta. Mezcla todos los ingredientes en un bol y deja reposar durante al menos 15 minutos para que los sabores se intensifiquen. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor refrescante y aromático.

Salsa de champiñones para pollo

La salsa de champiñones es una opción clásica y llena de sabor para acompañar el pollo. Los champiñones le dan a la salsa un sabor terroso y una textura suave y cremosa que combina muy bien con la carne de pollo.

Para hacer la salsa de champiñones, necesitarás champiñones frescos picados, cebolla picada, ajo picado, caldo de pollo, crema de leche, vino blanco, mantequilla, harina, sal y pimienta. En una sartén, derrite la mantequilla y añade la cebolla y el ajo. Cocina hasta que estén dorados y luego agrega los champiñones. Cocina hasta que los champiñones estén tiernos y luego añade el vino blanco y el caldo de pollo. Cocina a fuego lento hasta que la salsa se reduzca ligeramente. Luego, añade la crema de leche y la harina para espesar la salsa. Cocina por unos minutos más y sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo.

Salsa de mostaza y miel para pollo

La salsa de mostaza y miel es una opción clásica y llena de sabor para acompañar el pollo. La mostaza le da a la salsa un sabor picante y la miel aporta un toque de dulzura que combina muy bien con la carne de pollo.

Para hacer la salsa de mostaza y miel, mezcla mostaza dijon, miel, vinagre de sidra, aceite de oliva, sal y pimienta. Bate todos los ingredientes hasta que estén bien combinados y luego vierte la salsa sobre el pollo. Deja marinar durante al menos 30 minutos antes de cocinar el pollo. Esta salsa es ideal para pollo a la parrilla, asado o al horno.

Salsa agridulce para pollo

La salsa agridulce es una opción deliciosa y llena de sabor para acompañar el pollo. Su sabor agridulce combina muy bien con la carne de pollo y le da un toque único.

Para hacer la salsa agridulce, necesitarás salsa de soja, azúcar moreno, vinagre de arroz, ketchup, salsa de chile dulce, jugo de piña, ajo en polvo, sal y maicena diluida en agua. Mezcla todos los ingredientes en una cacerola y cocina a fuego lento hasta que la salsa se espese ligeramente. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor agridulce.

Salsa de curry para pollo

La salsa de curry es una opción exótica y llena de sabor para acompañar el pollo. El curry le da a la salsa un sabor especiado y ligeramente picante que combina muy bien con la carne de pollo.

Para hacer la salsa de curry, necesitarás pasta de curry roja, leche de coco, azúcar moreno, salsa de pescado, jugo de limón y sal. Calienta la pasta de curry en una sartén y luego añade la leche de coco, el azúcar moreno, la salsa de pescado, el jugo de limón y la sal. Cocina a fuego lento hasta que la salsa se espese ligeramente. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor exótico.

Salsa de queso para pollo

La salsa de queso es una opción cremosa y llena de sabor para acompañar el pollo. El queso le da a la salsa un sabor rico y una textura suave y cremosa que combina muy bien con la carne de pollo.

Para hacer la salsa de queso, necesitarás queso cheddar rallado, leche, mantequilla, harina, sal y pimienta. En una cacerola, derrite la mantequilla y añade la harina. Cocina por unos minutos hasta que esté dorada y luego añade la leche. Cocina a fuego lento hasta que la salsa se espese. Luego, añade el queso cheddar rallado y cocina hasta que se derrita. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor cremoso.

Salsa de vino blanco para pollo

La salsa de vino blanco es una opción elegante y llena de sabor para acompañar el pollo. El vino blanco le da a la salsa un sabor sofisticado y combina muy bien con la carne de pollo.

Para hacer la salsa de vino blanco, necesitarás vino blanco seco, caldo de pollo, cebolla picada, ajo picado, mantequilla, harina, sal y pimienta. En una sartén, derrite la mantequilla y añade la cebolla y el ajo. Cocina hasta que estén dorados y luego añade la harina. Cocina por unos minutos hasta que esté dorada y luego añade el vino blanco y el caldo de pollo. Cocina a fuego lento hasta que la salsa se reduzca ligeramente. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor sofisticado.

Salsa de pimientos para pollo

La salsa de pimientos es una opción colorida y llena de sabor para acompañar el pollo. Los pimientos le dan a la salsa un sabor dulce y suave que combina muy bien con la carne de pollo.

Para hacer la salsa de pimientos, necesitarás pimientos rojos y verdes asados y pelados, cebolla picada, ajo picado, caldo de pollo, aceite de oliva, sal y pimienta. En una sartén, calienta el aceite de oliva y añade la cebolla y el ajo. Cocina hasta que estén dorados y luego añade los pimientos asados y pelados. Cocina por unos minutos más y luego añade el caldo de pollo. Cocina a fuego lento hasta que la salsa se reduzca ligeramente. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor dulce y suave.

Salsa de cebolla y vino tinto para pollo

La salsa de cebolla y vino tinto es una opción elegante y llena de sabor para acompañar el pollo. La cebolla le da a la salsa un sabor dulce y suave, mientras que el vino tinto añade un toque sofisticado.

Para hacer la salsa de cebolla y vino tinto, necesitarás cebolla picada, vino tinto, caldo de pollo, mantequilla, azúcar moreno, harina, sal y pimienta. En una sartén, derrite la mantequilla y añade la cebolla. Cocina hasta que esté dorada y luego añade el azúcar moreno y la harina. Cocina por unos minutos hasta que estén dorados y luego añade el vino tinto y el caldo de pollo. Cocina a fuego lento hasta que la salsa se reduzca ligeramente. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor sofisticado.

Salsa de cilantro y lima para pollo

La salsa de cilantro y lima le da al pollo un sabor fresco y vibrante que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque tropical al pollo.

Para hacer la salsa de cilantro y lima, mezcla cilantro fresco picado, jugo de lima, ajo picado, chile jalapeño picado, salsa de pescado, azúcar moreno y aceite de oliva. Bate todos los ingredientes hasta que estén bien combinados y luego vierte la salsa sobre el pollo. Deja marinar durante al menos una hora antes de cocinar el pollo. Esta salsa es ideal para utilizar en platos de pollo salteados o al vapor.

Salsa de piña y jalapeño para pollo

La salsa de piña y jalapeño le da al pollo un sabor dulce y picante que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque tropical y picante al pollo.

Para hacer la salsa de piña y jalapeño, necesitarás piña fresca picada, chile jalapeño picado, ajo picado, salsa de soja, azúcar moreno, jugo de limón y aceite de oliva. Procesa todos los ingredientes en una licuadora hasta obtener una salsa suave y homogénea. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor tropical y picante.

Salsa de coco y curry para pollo

La salsa de coco y curry es una opción exótica y llena de sabor para acompañar el pollo. El coco y el curry le dan a la salsa un sabor cremoso y ligeramente picante que combina muy bien con la carne de pollo.

Para hacer la salsa de coco y curry, necesitarás leche de coco, pasta de curry roja, azúcar moreno, salsa de pescado, jugo de limón y sal. Calienta la pasta de curry en una sartén y luego añade la leche de coco, el azúcar moreno, la salsa de pescado, el jugo de limón y la sal. Cocina a fuego lento hasta que la salsa se espese ligeramente. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor exótico.

Salsa de albahaca y limón para pollo

La salsa de albahaca y limón le da al pollo un sabor fresco y cítrico que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque mediterráneo al pollo.

Para hacer la salsa de albahaca y limón, mezcla albahaca fresca picada, jugo de limón, ajo picado, aceite de oliva extra virgen, sal y pimienta. Bate todos los ingredientes hasta que estén bien combinados y luego vierte la salsa sobre el pollo. Deja marinar durante al menos una hora antes de cocinar el pollo. Esta salsa es ideal para utilizar en platos de pollo a la parrilla o al horno.

Salsa de ajo y perejil para pollo

La salsa de ajo y perejil le da al pollo un sabor clásico y aromático que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque tradicional al pollo.

Para hacer la salsa de ajo y perejil, mezcla ajo picado, perejil fresco picado, jugo de limón, aceite de oliva extra virgen, sal y pimienta. Bate todos los ingredientes hasta que estén bien combinados y luego vierte la salsa sobre el pollo. Deja marinar durante al menos una hora antes de cocinar el pollo. Esta salsa es ideal para utilizar en platos de pollo a la parrilla, asado o al horno.

Salsa de mostaza y hierbas para pollo

La salsa de mostaza y hierbas le da al pollo un sabor fuerte y sabroso que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque gourmet al pollo.

Para hacer la salsa de mostaza y hierbas, mezcla mostaza dijon, hierbas frescas picadas como estragón y tomillo, ajo picado, vinagre de vino blanco, aceite de oliva extra virgen, sal y pimienta. Bate todos los ingredientes hasta que estén bien combinados y luego vierte la salsa sobre el pollo. Deja marinar durante al menos una hora antes de cocinar el pollo. Esta salsa es ideal para utilizar en platos de pollo a la parrilla o al horno.

Salsa de nueces para pollo

La salsa de nueces le da al pollo un sabor cremoso y suave que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque elegante al pollo.

Para hacer la salsa de nueces, mezcla nueces picadas, crema de leche, queso parmesano rallado, ajo picado, aceite de oliva, sal y pimienta. En una licuadora, procesa todos los ingredientes hasta obtener una salsa suave y homogénea. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor cremoso.

Salsa de aceitunas para pollo

La salsa de aceitunas le da al pollo un sabor salado y ligeramente ácido que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque mediterráneo al pollo.

Para hacer la salsa de aceitunas, mezcla aceitunas verdes picadas, aceitunas negras picadas, ajo picado, alcaparras picadas, aceite de oliva extra virgen, jugo de limón, sal y pimienta. Mezcla todos los ingredientes en un bol y deja reposar durante al menos 30 minutos para que los sabores se fusionen. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor salado y ligeramente ácido.

Salsa de sésamo para pollo

La salsa de sésamo es una opción exótica y llena de sabor para acompañar el pollo. El sésamo le da a la salsa un sabor tostado y un aroma único que combina muy bien con la carne de pollo.

Para hacer la salsa de sésamo, necesitarás pasta de sésamo (tahini), salsa de soja, azúcar moreno, vinagre de arroz, aceite de sésamo y agua. Mezcla todos los ingredientes en un bol y bate bien hasta que estén bien combinados. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor exótico.

Salsa de pistachos para pollo

La salsa de pistachos le da al pollo un sabor cremoso y ligeramente dulce que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque elegante al pollo.

Para hacer la salsa de pistachos, mezcla pistachos picados, crema de leche, queso azul desmenuzado, ajo picado, aceite de oliva, sal y pimienta. En una licuadora, procesa todos los ingredientes hasta obtener una salsa suave y homogénea. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor cremoso.

Salsa de cerveza para pollo

La salsa de cerveza le da al pollo un sabor profundo y sabroso que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque de sabor a la cerveza al pollo.

Para hacer la salsa de cerveza, necesitarás cerveza, caldo de pollo, cebolla picada, ajo picado, mantequilla, harina, sal y pimienta. En una sartén, derrite la mantequilla y añade la cebolla y el ajo. Cocina hasta que estén dorados y luego añade la harina. Cocina por unos minutos hasta que esté dorada y luego añade la cerveza y el caldo de pollo. Cocina a fuego lento hasta que la salsa se reduzca ligeramente. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor profundo y sabroso.

Salsa de chocolate y chile para pollo

La salsa de chocolate y chile le da al pollo un sabor intenso y sorprendente que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque picante y dulce al pollo.

Para hacer la salsa de chocolate y chile, necesitarás chocolate negro rallado, chile en polvo, azúcar moreno, salsa Worcestershire, vinagre de manzana, sal y agua. En una cacerola, mezcla todos los ingredientes y cocina a fuego lento hasta que la salsa se espese ligeramente. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor intenso y sorprendente.

Salsa de tomate y albahaca para pollo

La salsa de tomate y albahaca es una opción clásica y llena de sabor para acompañar el pollo. Los tomates le dan a la salsa un sabor fresco y ácido, mientras que la albahaca añade un toque de aroma.

Para hacer la salsa de tomate y albahaca, mezcla tomates picados, ajo picado, cebolla picada, aceite de oliva, albahaca fresca picada, azúcar, sal y pimienta. Cocina todos los ingredientes en una cacerola hasta que los tomates estén tiernos y la salsa se espese ligeramente. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor clásico.

Salsa de maíz y jalapeño para pollo

La salsa de maíz y jalapeño le da al pollo un sabor dulce y picante que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque mexicano al pollo.

Para hacer la salsa de maíz y jalapeño, mezcla granos de maíz, chiles jalapeños picados, cebolla picada, ajo picado, cilantro fresco picado, jugo de limón, aceite de oliva, sal y pimienta. Procesa todos los ingredientes en una licuadora hasta obtener una salsa suave y homogénea. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor dulce y picante.

Salsa de tomate y mozzarella para pollo

La salsa de tomate y mozzarella es una opción clásica y llena de sabor para acompañar el pollo. La combinación de tomate y queso derretido le da al pollo un sabor rico y cremoso.

Para hacer la salsa de tomate y mozzarella, necesitarás salsa de tomate, queso mozzarella rallado, albahaca fresca picada, ajo picado, aceite de oliva, sal y pimienta. Mezcla todos los ingredientes en un bol y deja reposar durante al menos 30 minutos para que los sabores se fusionen. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor cremoso.

Salsa de jengibre y piña para pollo

La salsa de jengibre y piña le da al pollo un sabor dulce y picante que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque tropical y picante al pollo.

Para hacer la salsa de jengibre y piña, necesitarás piña fresca picada, jengibre fresco rallado, ajo picado, salsa de soja, azúcar moreno, jugo de limón y aceite de oliva. Procesa todos los ingredientes en una licuadora hasta obtener una salsa suave y homogénea. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor tropical y picante.

Salsa de cilantro y aguacate para pollo

La salsa de cilantro y aguacate le da al pollo un sabor fresco y cremoso que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque mexicano al pollo.

Para hacer la salsa de cilantro y aguacate, mezcla cilantro fresco picado, aguacate maduro picado, chile jalapeño picado, ajo picado, jugo de limón, aceite de oliva, sal y pimienta. Procesa todos los ingredientes en una licuadora hasta obtener una salsa suave y homogénea. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor fresco y cremoso.

Salsa de limón y romero para pollo

La salsa de limón y romero le da al pollo un sabor fresco y aromático que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque mediterráneo al pollo.

Para hacer la salsa de limón y romero, mezcla jugo de limón fresco, ralladura de limón, ajo picado, romero fresco picado, aceite de oliva extra virgen, sal y pimienta. Bate todos los ingredientes hasta que estén bien combinados y luego vierte la salsa sobre el pollo. Deja marinar durante al menos una hora antes de cocinar el pollo. Esta salsa es ideal para utilizar en platos de pollo a la parrilla o al horno.

Salsa de nuez moscada para pollo

La salsa de nuez moscada le da al pollo un sabor cálido y especiado que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque invernal al pollo.

Para hacer la salsa de nuez moscada, calienta mantequilla en una sartén y luego añade harina. Cocina por unos minutos hasta que esté dorada y luego añade leche y nuez moscada rallada. Cocina a fuego lento hasta que la salsa se espese ligeramente. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor cálido y especiado.

Salsa de vino tinto y cebolla caramelizada para pollo

La salsa de vino tinto y cebolla caramelizada le da al pollo un sabor sofisticado y dulce que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque elegante al pollo.

Para hacer la salsa de vino tinto y cebolla caramelizada, necesitarás cebolla picada, vino tinto, caldo de pollo, azúcar moreno, vinagre balsámico, mantequilla, sal y pimienta. En una sartén, derrite la mantequilla y añade la cebolla. Cocina hasta que esté dorada y luego añade el azúcar moreno y el vinagre balsámico. Cocina por unos minutos hasta que estén dorados y luego añade el vino tinto y el caldo de pollo. Cocina a fuego lento hasta que la salsa se reduzca ligeramente. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor sofisticado.

Salsa de nueces y miel para pollo

La salsa de nueces y miel le da al pollo un sabor dulce y cremoso que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque delicado y dulce al pollo.

Para hacer la salsa de nueces y miel, mezcla nueces picadas, miel, crema de leche, aceite de oliva, ajo picado, sal y pimienta. En una licuadora, procesa todos los ingredientes hasta obtener una salsa suave y homogénea. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor dulce y cremoso.

Salsa de queso azul y peras para pollo

La salsa de queso azul y peras le da al pollo un sabor sofisticado y ligeramente dulce que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque gourmet al pollo.

Para hacer la salsa de queso azul y peras, mezcla queso azul desmenuzado, peras picadas, crema de leche, mantequilla, azúcar moreno, sal y pimienta. En una sartén, derrite la mantequilla y añade las peras. Cocina hasta que estén tiernas y luego añade el azúcar moreno y la crema de leche. Cocina a fuego lento hasta que la salsa se espese ligeramente. Luego, añade el queso azul desmenuzado y cocina hasta que se derrita. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor sofisticado.

Salsa de lima y cilantro para pollo

La salsa de lima y cilantro le da al pollo un sabor fresco y vibrante que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque tropical al pollo.

Para hacer la salsa de lima y cilantro, mezcla cilantro fresco picado, jugo de lima, ajo picado, chiles jalapeños picados, salsa de pescado, azúcar moreno y aceite de oliva. Bate todos los ingredientes hasta que estén bien combinados y luego vierte la salsa sobre el pollo. Deja marinar durante al menos una hora antes de cocinar el pollo. Esta salsa es ideal para utilizar en platos de pollo salteados o al vapor.

Salsa de aceitunas negras para pollo

La salsa de aceitunas negras le da al pollo un sabor salado y ligeramente ácido que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque mediterráneo al pollo.

Para hacer la salsa de aceitunas negras, mezcla aceitunas negras picadas, ajo picado, alcaparras picadas, aceite de oliva, jugo de limón, sal y pimienta. Mezcla todos los ingredientes en un bol y deja reposar durante al menos 30 minutos para que los sabores se fusionen. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor salado y ligeramente ácido.

Salsa de curry y coco para pollo

La salsa de curry y coco le da al pollo un sabor exótico y ligeramente picante que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque oriental al pollo.

Para hacer la salsa de curry y coco, necesitarás pasta de curry amarillo, leche de coco, azúcar moreno, salsa de pescado, jugo de limón y sal. Calienta la pasta de curry en una sartén y luego añade la leche de coco, el azúcar moreno, la salsa de pescado, el jugo de limón y la sal. Cocina a fuego lento hasta que la salsa se espese ligeramente. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor exótico.

Salsa de tomate ahumado para pollo

La salsa de tomate ahumado le da al pollo un sabor profundo y ahumado que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque ahumado al pollo.

Para hacer la salsa de tomate ahumado, necesitarás tomates asados y pelados, cebolla picada, ajo picado, caldo de pollo, pimentón ahumado, azúcar moreno, aceite de oliva, sal y pimienta. En una sartén, calienta el aceite de oliva y añade la cebolla y el ajo. Cocina hasta que estén dorados y luego añade los tomates asados y pelados. Cocina por unos minutos más y luego añade el caldo de pollo, el pimentón ahumado y el azúcar moreno. Cocina a fuego lento hasta que la salsa se reduzca ligeramente. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor ahumado.

Salsa de chile y jengibre para pollo

La salsa de chile y jengibre le da al pollo un sabor picante y aromático que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque oriental y picante al pollo.

Para hacer la salsa de chile y jengibre, necesitarás chiles picantes picados, jengibre rallado, ajo picado, salsa de soja, azúcar moreno, vinagre de arroz y aceite de sésamo. Mezcla todos los ingredientes en un bol y deja reposar durante al menos 30 minutos para que los sabores se fusionen. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor picante y aromático.

Salsa de anchoas y almendras para pollo

La salsa de anchoas y almendras le da al pollo un sabor intenso y sabroso que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque mediterráneo y salado al pollo.

Para hacer la salsa de anchoas y almendras, mezcla anchoas picadas, almendras picadas, ajo picado, aceite de oliva, jugo de limón, sal y pimienta. Mezcla todos los ingredientes en un bol y deja reposar durante al menos 30 minutos para que los sabores se fusionen. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor intenso y sabroso.

Salsa de café y chipotle para pollo

La salsa de café y chipotle le da al pollo un sabor intenso y ahumado que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque único y sorprendente al pollo.

Para hacer la salsa de café y chipotle, necesitarás café fuerte, chiles chipotle en adobo, azúcar moreno, salsa Worcestershire, vinagre de manzana y sal. Mezcla todos los ingredientes en una cacerola y cocina a fuego lento hasta que la salsa se espese ligeramente. Sirve esta deliciosa salsa sobre el pollo y disfruta de su sabor intenso y ahumado.

Salsa de mostaza y eneldo para pollo

La salsa de mostaza y eneldo le da al pollo un sabor fuerte y ligeramente ácido que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque gourmet al pollo.

Para hacer la salsa de mostaza y eneldo, mezcla mostaza dijon, eneldo fresco picado, jugo de limón, vinagre de manzana, aceite de oliva, sal y pimienta. Bate todos los ingredientes hasta que estén bien combinados y luego vierte la salsa sobre el pollo. Deja marinar durante al menos una hora antes de cocinar el pollo. Esta salsa es ideal para utilizar en platos de pollo a la parrilla o al horno.

Salsa de romero y limón para pollo

La salsa de romero y limón le da al pollo un sabor fresco y aromático que combina muy bien con su carne jugosa. Esta salsa es perfecta para darle un toque mediterráneo al pollo.

Para hacer la salsa de romero y limón, mezcla romero fresco picado, jugo de limón, ajo picado, aceite de oliva extra virgen, sal y pimienta. Bate todos los ingredientes hasta que estén bien combinados y luego vierte la salsa sobre el pollo. Deja marinar durante al menos una hora antes de cocinar el pollo. Esta salsa es ideal para utilizar en platos de pollo a la parrilla o al horno.

Conclusión

Como puedes ver, existen múltiples opciones de salsas deliciosas para acompañar el pollo. Desde salsas clásicas hasta opciones más exóticas, hay una salsa para cada tipo de pollo y para cada paladar. Ya sea que prefieras sabores mediterráneos, asiáticos, mexicanos o tradicionales, estas recetas te ofrecen una amplia variedad de sabores y combinaciones. Así que no dudes en probar estas deliciosas salsas y disfrutar de tus platos de pollo de una forma totalmente diferente.

Recuerda que siempre es bueno experimentar con diferentes ingredientes y sabores para encontrar tus salsas favoritas. Puedes ajustar las cantidades y los ingredientes de acuerdo a tu gusto personal. Además, no olvides elegir ingredientes frescos y de calidad para obtener los mejores resultados. Ahora que conoces estas 50 recetas fáciles para pollo: salsas deliciosas para acompañar, ¡no hay excusas para no disfrutar de tus platos de pollo favoritos con una salsa deliciosa!

Angel Ortega

Angel Ortega

Experto en transformar ideas en contenido cautivador.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información