Pato Pekín, la receta auténtica para el verdadero pato laqueado

Pato Pekín

El pato Pekín es un plato emblemático de la cocina china que se ha popularizado en todo el mundo.

Con su piel crujiente y su carne jugosa, es una verdadera delicia para los amantes de la gastronomía oriental. Su preparación requiere de paciencia y técnica, pero el resultado final vale la pena.

Pato Pekín

Pato Pekín

Con su piel crujiente y su carne jugosa, es una verdadera delicia para los amantes de la gastronomía oriental. Su preparación requiere de paciencia y técnica, pero el resultado final vale la pena.
Tiempo de preparación 6 horas 30 minutos
Tiempo de cocción 2 horas 10 minutos
Marinado en refrigerador 1 día
Tiempo total 1 día 8 horas 40 minutos
Plato Plato principal
Cocina China
Calorías 350 kcal

Utensilios

  • 1 Tazón
  • Papel film
  • 1 Molde para hornear
  • 1 brocha de cocina
  • 1 bandeja para hornear
  • Papel de aluminio
  • 1 Olla grande
  • 1 Sartén
  • Gancho para ropa
  • 1 Secador de pelo (opcional)

Ingredientes
  

  • 1 pato entero aproximadamente 2-3 kg
  • 4 cucharadas de sal gruesa
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de cinco especias chinas
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 cucharada de vino de arroz
  • 1 cucharada de aceite de sésamo
  • 2 cucharadas de jengibre rallado
  • 2 cucharadas de ajo picado
  • 2 cucharadas de cebolleta picada
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de sésamo
  • 2 litros de agua
  • 100 ml de vinagre de arroz
  • 4 cucharadas de miel
  • Zumo de media naranja
  • Zumo de medio limón
  • 2 litros de caldo de pollo
  • 100 ml de vinagre de arroz
  • 2 cucharadas de miel
  • 6 cebolletas
  • 12 tortitas de harina de trigo

Elaboración corta
 

  • Limpia el pato por dentro y por fuera, mezcla sal gruesa y azúcar para frotar sobre el pato y deja reposar durante 2 horas.
  • Prepara la marinada y deja marinar el pato durante 24 horas en el refrigerador.
  • Pela y pica finamente la cebolla, los dientes de ajo y el jengibre rallado. Saltea en aceite de sésamo hasta dorar y deja enfriar.
  • Rellena el pato con la mezcla de cebolla, ajo y jengibre, y cierra la cavidad con hilo de cocina o palillos.
  • Escalda el pato en una mezcla de agua, vinagre de arroz y miel, y cuelga para secar durante 30 minutos.
  • Prepara la glasa con zumo de naranja, limón, miel y salsa de soja, y cubre el pato con ella.
  • Deja secar el pato durante 6 horas en un lugar fresco y bien ventilado.
  • Precalienta el horno a 180°C, coloca el pato en una bandeja con caldo de pollo, vinagre de arroz y miel, y cocina durante 2 horas.
  • Corta y calienta las tortitas, y corta las cebolletas en rodajas finas para acompañar el pato.
Keyword Aves, Pato

En este artículo, te enseñaremos la receta auténtica para preparar el verdadero pato laqueado de Pekín.

Desde marinar y rellenar el pato, hasta escaldarlo, glasearlo y dejarlo secar durante 6 horas, cocerlo en el horno, preparar las cebolletas y las tortitas, y finalmente, servirlo envuelto en las tortitas con piel crujiente, cebolletas, guindilla y salsa.

Si estás listo para adentrarte en el maravilloso mundo de la cocina oriental, continúa leyendo y descubre los secretos para hacer el mejor pato Pekín en la comodidad de tu hogar.

Índice
  1. Pato Pekín
  2. Marinar y rellenar el pato Pekín
  3. Escaldar y glasear el pato Pekín
  4. Secar el pato durante 6 horas
  5. Cocer el pato en el horno
  6. Preparar las cebolletas y las tortitas
  7. Servir el pato envuelto en las tortitas con piel crujiente, cebolletas, guindilla y salsa
  8. Conclusión del pato Pekín

Marinar y rellenar el pato Pekín

El primer paso para preparar el auténtico pato Pekín es marinar y rellenar el pato. Para ello, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 1 pato entero (aproximadamente 2-3 kg)
  • 4 cucharadas de sal gruesa
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de cinco especias chinas
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 cucharada de vino de arroz
  • 1 cucharada de aceite de sésamo
  • 2 cucharadas de jengibre rallado
  • 2 cucharadas de ajo picado
  • 2 cucharadas de cebolleta picada

Comienza por limpiar el pato por dentro y por fuera, asegurándote de eliminar cualquier exceso de grasa. A continuación, mezcla la sal gruesa y el azúcar en un tazón y frota esta mezcla sobre la piel y dentro de la cavidad del pato. Deja reposar durante al menos 2 horas para permitir que el pato se impregne de los sabores de la sal y el azúcar.

Mientras tanto, prepara la marinada mezclando las cinco especias chinas, la salsa de soja, el vino de arroz, el aceite de sésamo, el jengibre rallado, el ajo picado y la cebolleta picada en un tazón. Una vez que el pato haya reposado en la sal y el azúcar, enjuágalo con agua fría y sécalo bien con papel absorbente. Luego, frota el pato con la marinada, tanto por dentro como por fuera, asegurándote de que esté bien cubierto. Deja marinar durante al menos 24 horas en el refrigerador, dándole la vuelta ocasionalmente para asegurar una marinada uniforme.

Una vez que el pato ha marinado lo suficiente, llega el momento de rellenarlo. Para ello, necesitarás:

  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de jengibre rallado
  • 2 cucharadas de aceite de sésamo

Pela y pica finamente la cebolla, los dientes de ajo y el jengibre rallado. Calienta el aceite de sésamo en una sartén grande a fuego medio y añade la cebolla, el ajo y el jengibre. Saltea hasta que estén dorados y fragantes. Retira del fuego y deja enfriar.

Rellena el pato con la mezcla de cebolla, ajo y jengibre, asegurándote de que esté bien distribuida en el interior. Cierra la cavidad del pato con hilo de cocina o palillos para evitar que se escape el relleno durante la cocción.

A continuación, pasa a la siguiente etapa para preparar el delicioso pato Pekín.

Escaldar y glasear el pato Pekín

Una vez que el pato ha marinado y está relleno, es hora de escaldarlo y glasearlo para darle un sabor aún más delicioso. Para ello, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 2 litros de agua
  • 100 ml de vinagre de arroz
  • 4 cucharadas de miel

En una olla grande, mezcla el agua, el vinagre de arroz y la miel. Lleva la mezcla a ebullición y sumerge el pato en ella, con cuidado de no salpicarte con el agua caliente. Escalda el pato durante unos 5 minutos, asegurándote de que quede totalmente sumergido.

Mientras tanto, precalienta el horno a 180°C para preparar la siguiente etapa.

Después de escaldar el pato, retíralo del agua y déjalo escurrir durante unos minutos para que el exceso de líquido se elimine. A continuación, cuelga el pato en un lugar fresco y seco, como un gancho para ropa, y déjalo allí durante al menos 30 minutos para permitir que la piel se seque.

Mientras el pato se seca, prepara la glasa mezclando el zumo de media naranja, el zumo de medio limón, 2 cucharadas de miel y 2 cucharadas de salsa de soja en un tazón. Mezcla bien hasta que todos los ingredientes estén combinados.

Cuando el pato esté seco, utiliza una brocha de cocina para cubrirlo completamente con la glasa, asegurándote de que todos los rincones y grietas estén cubiertos. Coloca el pato en una bandeja para hornear y, a continuación, introdúcelo en el horno precalentado.

Secar el pato durante 6 horas

Una vez que el pato ha sido glaseado, es importante dejarlo secar durante al menos 6 horas antes de cocinarlo en el horno. Esto ayudará a que la piel se vuelva crujiente y dorada, mientras que la carne del pato se mantendrá jugosa y tierna.

Para secar el pato, cuelga el pato en un lugar fresco y bien ventilado, como un gancho para ropa en la sombra o una habitación con un ventilador. Durante las 6 horas de secado, es importante que no haya humedad ni corrientes de aire cerca del pato, ya que esto puede alterar la textura final de la piel.

Si no tienes 6 horas de tiempo para dejar secar el pato, una alternativa es utilizar un secador de pelo a baja temperatura para acelerar el proceso de secado. Sin embargo, asegúrate de mantener el secador de pelo a una distancia segura del pato para evitar quemarlo o dañar la piel.

Una vez que el pato ha sido debidamente secado, es hora de cocinarlo en el horno.

Cocer el pato en el horno

Para cocinar el pato en el horno, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 2 litros de caldo de pollo
  • 100 ml de vinagre de arroz
  • 2 cucharadas de miel

Prepara una bandeja para hornear grande, lo suficientemente grande como para acomodar el pato entero. Vierte el caldo de pollo en la bandeja para hornear, asegurándote de que cubra al menos la mitad del pato. Añade el vinagre de arroz y la miel, y mezcla bien.

Coloca el pato en la bandeja para hornear con la pechuga hacia arriba. Cubre el pato con papel de aluminio, asegurándote de que esté bien sellado. Esto ayudará a que el pato se cocine de manera uniforme y mantenga su jugosidad.

Coloca la bandeja para hornear en el horno precalentado a 180°C y cocina el pato durante aproximadamente 2 horas. A mitad de la cocción, retira el papel de aluminio y vuelve a colocarlo en el horno para que la piel se dore y se vuelva crujiente.

Una vez que el pato esté cocido, retíralo del horno y déjalo reposar durante al menos 10 minutos antes de cortar y servir. Mientras tanto, aprovecha para preparar las cebolletas y las tortitas.

Preparar las cebolletas y las tortitas

Para acompañar el delicioso pato Pekín, necesitarás las siguientes ingredientes:

  • 6 cebolletas
  • 12 tortitas de harina de trigo

Lava y corta las cebolletas en rodajas finas. Luego, caliente ligeramente las tortitas de harina de trigo en una sartén o en el horno, hasta que estén tibias y flexibles. Asegúrate de tener suficientes tortitas para envolver todo el pato y los demás ingredientes de la guarnición.

Servir el pato envuelto en las tortitas con piel crujiente, cebolletas, guindilla y salsa

¡Ha llegado el momento tan esperado de degustar el delicioso pato Pekín! Para servirlo, sigue los siguientes pasos:

  1. Corta el pato en trozos pequeños, separando la piel y la carne.
  2. Coloca la piel del pato en una bandeja y córtala en trozos pequeños.
  3. Coloca los trozos de piel crujiente en un plato grande, junto con la carne del pato.
  4. Coloca las cebolletas en un plato aparte.
  5. Sirve las tortitas en un cesto de vapor caliente para mantenerlas tibias.
  6. Acompaña los platos con guindilla y salsa de pato Pekín.

Para saborear el pato Pekín, toma una tortita y extiende una capa delgada de salsa sobre ella. Luego, coloca una porción de piel crujiente y carne de pato en el centro de la tortita. Agrega algunas rodajas de cebolletas y una pizca de guindilla, si deseas un poco de picante. Finalmente, envuelve la tortita en forma de rollo y disfruta de cada bocado.

Conclusión del pato Pekín

El pato Pekín es una auténtica delicia culinaria que combina la suavidad de su carne con la crujiente textura de la piel. Preparar esta receta puede ser un verdadero desafío, pero con paciencia y dedicación, podrás disfrutar del auténtico sabor del pato Pekín en la comodidad de tu hogar.

Desde marinar y rellenar el pato, hasta escaldarlo, glasearlo y dejarlo secar durante 6 horas, cocerlo en el horno, preparar las cebolletas y las tortitas, y finalmente, servirlo envuelto en las tortitas con piel crujiente, cebolletas, guindilla y salsa, cada paso es esencial para lograr el resultado final perfecto. Así que sigue esta receta con cuidado y deleita a tus invitados con una experiencia culinaria única. ¡Bon appétit!

Sara Cruz

Sara Cruz

Escribir es más que un trabajo, es mi forma de vida.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating




Go up

Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información