Las mejores recetas: cómo hacer el mejor pavo guisado

pavo guisado

El pavo guisado es uno de los platos más deliciosos y tradicionales que podemos disfrutar en celebraciones especiales como Acción de Gracias o Navidad.

Su sabor y textura tiernos y jugosos lo convierten en el protagonista indiscutible de la mesa. Si estás buscando las mejores recetas de pavo guisado, has llegado al lugar correcto.

En este artículo te enseñaremos cómo hacer pavo guisado de forma sencilla y fácil de seguir.

No importa si eres un novato en la cocina o un cocinero experimentado, con estos pasos podrás preparar un pavo guisado que dejará a todos tus invitados boquiabiertos. ¡Sigue leyendo y descubre los secretos para guisar un pavo perfecto!

Índice
  1. Ingredientes necesarios para el pavo guisado
  2. Pasos para rehogar el pavo
  3. Incorporación del agua y el vino
  4. Tiempo de cocción del pavo
  5. Agregar el zumo de naranja
  6. Servir el pavo guisado
  7. Consejos adicionales para mejorar el pavo guisado
  8. Conclusiones sobre el pavo guisado
  9. Pavo guisado

Ingredientes necesarios para el pavo guisado

Para hacer el mejor pavo guisado, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 1 pavo de tamaño mediano (aproximadamente 5 a 6 kg)
  • Aceite de oliva o vegetal
  • Sal
  • Pimienta
  • 4 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 2 hojas de laurel
  • 500 ml de agua
  • 250 ml de vino blanco
  • Zumo de naranja (el jugo de 2 naranjas)
  • Perejil picado para decorar

Asegúrate de tener todos los ingredientes a la mano antes de comenzar con la preparación de la receta. Una vez que tengas todo listo, podrás empezar a rehogar el pavo.

Pasos para rehogar el pavo

  1. Lava y seca bien el pavo con papel absorbente. Asegúrate de que esté limpio y sin plumas sobrantes.
  2. En una olla grande y profunda, calienta un poco de aceite de oliva o vegetal.
  3. Agrega los dientes de ajo picados y la cebolla cortada en juliana. Sofríe hasta que estén dorados y fragantes.
  4. Agrega las hojas de laurel y mezcla bien.
  5. Coloca el pavo en la olla y dóralo por todos los lados. Asegúrate de sellar bien la carne para evitar que pierda sus jugos durante la cocción.
  6. Espolvorea sal y pimienta por todos los lados del pavo, asegurándote de sazonar tanto el lado de la piel como el lado de la carne.
  7. Cocina el pavo a fuego medio-alto durante unos minutos, hasta que esté dorado por todos los lados.
  8. Retira el pavo de la olla y reserva.

Incorporación del agua y el vino

Una vez que hayas rehogado el pavo, es hora de incorporar el agua y el vino para darle sabor y jugosidad.

  1. En la misma olla en la que rehogaste el pavo, agrega el agua y el vino blanco.
  2. Raspa el fondo de la olla para soltar los sabores y jugos que se pegaron durante la cocción.
  3. Vuelve a colocar el pavo en la olla, asegurándote de que esté sumergido en el líquido hasta la mitad.
  4. Deja que el líquido hierva y luego reduce el fuego a medio-bajo.
  5. Tapa la olla y cocina el pavo durante aproximadamente 45 minutos, volteándolo ocasionalmente para asegurarte de que se cocine de manera pareja.
  6. Verifica la cocción insertando un termómetro de cocina en la parte más gruesa del muslo del pavo. La temperatura interna debe alcanzar los 75°C para una cocción completa.

Tiempo de cocción del pavo

El tiempo de cocción del pavo puede variar dependiendo del tamaño y el tipo de horno que estés utilizando. Como regla general, se recomienda cocinar el pavo durante 20 minutos por cada kilogramo de peso. Si tienes un pavo de 5 kilogramos, tendrás que cocinarlo durante aproximadamente 1 hora y 40 minutos. Sin embargo, es importante verificar la cocción del pavo con un termómetro de cocina para asegurarte de que esté completamente cocido antes de servirlo.

Recuerda que es mejor quedarse un poco corto en tiempo de cocción y permitir que el pavo repose antes de cortarlo para evitar que la carne se seque. Cubre el pavo con papel de aluminio y déjalo reposar durante al menos 15 minutos antes de cortarlo. Esto permitirá que los jugos se redistribuyan y la carne quede jugosa y tierna.

Agregar el zumo de naranja

Una vez que el pavo esté cocido y reposado, es hora de agregar el zumo de naranja para darle un toque de frescura y sabor cítrico.

  1. Exprime el jugo de dos naranjas y reserva.
  2. Retira el pavo de la olla y colócalo en una bandeja de servir.
  3. Vierte el zumo de naranja sobre el pavo, asegurándote de cubrir toda la superficie.
  4. Deja que el pavo repose en el jugo de naranja durante unos minutos para que absorba los sabores.

Servir el pavo guisado

Una vez que hayas agregado el zumo de naranja, el pavo guisado estará listo para ser servido. Puedes acompañarlo con tus guarniciones favoritas, como puré de papas, verduras al vapor o una ensalada fresca. También puedes decorar el pavo con perejil picado para darle un toque de color y aroma fresco.

Recuerda cortar el pavo en rodajas gruesas y servirlo en un plato caliente para mantenerlo caliente y jugoso. ¡Disfruta de tu delicioso pavo guisado con todos tus familiares y amigos y celebra la alegría de la cocina casera!

Consejos adicionales para mejorar el pavo guisado

  • - Si deseas darle un toque más aromático al pavo, puedes añadir hierbas como tomillo, romero o salvia al momento de rehogarlo con el ajo y la cebolla. Estas hierbas le darán un sabor delicioso y llenarán tu cocina con un aroma irresistible.
  • - Para obtener una piel crujiente, puedes precalentar el horno a temperatura alta (220°C) durante los últimos 10-15 minutos de cocción y colocar el pavo debajo del grill durante unos minutos.
  • - Si prefieres un pavo menos graso, puedes retirar la piel antes de rehogarlo. Esto reducirá la cantidad de grasa y calorías en el plato final.
  • - Si te sobra pavo guisado, puedes aprovecharlo para preparar deliciosos sandwiches de pavo para los días siguientes. Simplemente corta el pavo en rodajas finas y sírvelo en pan baguette o pan de molde con lechuga, tomate y mayonesa.
  • - ¡No olvides guardar los restos del pavo! Puedes utilizarlos para preparar caldos o sopas caseras, como una sopa de pavo con fideos o una sopa de pavo y verduras. Los restos del pavo también son ideales para preparar deliciosas empanadas o croquetas caseras.

Conclusiones sobre el pavo guisado

Hacer el mejor pavo guisado no es tan complicado como parece. Con los ingredientes correctos y siguiendo los pasos adecuados, podrás disfrutar de un plato delicioso y lleno de sabores. Recuerda rehogar el pavo para sellar los jugos y agregar agua y vino para darle sabor y jugosidad. No olvides agregar el zumo de naranja para darle un toque cítrico y servirlo con tus guarniciones favoritas.

Con estos consejos adicionales, podrás llevar tu pavo guisado al siguiente nivel y sorprender a tus invitados. ¡Esperamos que esta receta te haya inspirado a probar nuevas formas de preparar el pavo y a disfrutar de un festín lleno de sabor!

pavo guisado

Pavo guisado

Su sabor y textura tiernos y jugosos lo convierten en el protagonista indiscutible de la mesa. Si estás buscando las mejores recetas de pavo guisado, has llegado al lugar correcto.
Tiempo de preparación 30 minutos
Tiempo de cocción 1 hora 39 minutos
Reposar 15 minutos
Tiempo total 2 horas 24 minutos
Plato Plato principal
Cocina Internacional
Raciones 10 porciones
Calorías 350 kcal

Utensilios

  • Olla grande y profunda
  • Papel de aluminio
  • Exprimidor de cítricos

Ingredientes
  

  • 1 pavo de tamaño mediano 5 a 6 kg
  • 4 cucharadas de aceite de oliva o vegetal
  • 1 cucharada de sal
  • ½ cucharadita de pimienta
  • 4 dientes de ajo picados
  • 1 cebolla cortada en juliana
  • 2 hojas de laurel
  • 500 ml de agua
  • 250 ml de vino blanco
  • Zumo de 2 naranjas
  • Perejil picado para decorar

Elaboración corta
 

  • Lava y seca bien el pavo con papel absorbente.
  • Asegúrate de que esté limpio y sin plumas sobrantes.
  • En una olla grande y profunda, calienta el aceite de oliva o vegetal.
  • Agrega los dientes de ajo picados y la cebolla cortada en juliana.
  • Sofríe hasta que estén dorados y fragantes.
  • Añade las hojas de laurel y mezcla bien.
  • Coloca el pavo en la olla y dóralo por todos los lados, asegurándote de sellar bien la carne para evitar que pierda sus jugos durante la cocción.
  • Espolvorea sal y pimienta por todos los lados del pavo.
  • Cocina el pavo a fuego medio-alto durante unos minutos, hasta que esté dorado por todos los lados.
  • Retira el pavo de la olla y reserva.
  • En la misma olla, agrega el agua y el vino blanco.
  • Raspa el fondo de la olla para soltar los sabores y jugos que se pegaron durante la cocción.
  • Vuelve a colocar el pavo en la olla, asegurándote de que esté sumergido en el líquido hasta la mitad.
  • Deja que el líquido hierva y luego reduce el fuego a medio-bajo.
  • Tapa la olla y cocina el pavo durante aproximadamente 45 minutos, volteándolo ocasionalmente para asegurarte de que se cocine de manera pareja.
  • Verifica la cocción insertando un termómetro de cocina en la parte más gruesa del muslo del pavo.
  • La temperatura interna debe alcanzar los 75°C para una cocción completa.
  • Retira el pavo de la olla y colócalo en una bandeja de servir.
  • Cubre el pavo con papel de aluminio y déjalo reposar durante al menos 15 minutos antes de cortarlo.
  • Exprime el jugo de dos naranjas y viértelo sobre el pavo, asegurándote de cubrir toda la superficie.
  • Deja que el pavo repose en el jugo de naranja durante unos minutos para que absorba los sabores.
  • Decora con perejil picado y sirve.
Keyword Aves, Guiso, Pavo, Sin T.A.C.C.
Lucía Morales

Lucía Morales

La redacción web es mi arte y mi profesión.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating




Go up

Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información