Delicioso conejo al ajillo con vinagre: una receta sin vino

conejo al ajillo con vinagre

En la gastronomía, el conejo es un ingrediente muy versátil y puede ser utilizado en diversas preparaciones: conejo al ajillo con vinagre.

Uno de los platos más populares y deliciosos es el conejo al ajillo con vinagre, una receta que destaca por su sabor intenso y su combinación de sabores. En esta ocasión, presentaremos una versión sin vino, ideal para aquellos que prefieren evitar o no tienen acceso al alcohol en sus preparaciones culinarias.

Esta receta se caracteriza por ser sencilla de hacer, con ingredientes que son fáciles de conseguir en cualquier supermercado o tienda de comestibles. A lo largo de este artículo, te guiaremos paso a paso en la preparación de este exquisito plato, además de ofrecerte consejos y recomendaciones para obtener el mejor sabor y servirlo de manera adecuada.

Índice
  1. Ingredientes necesarios
  2. Pasos para preparar el conejo al ajillo con vinagre
  3. Variaciones y sustituciones posibles
  4. Consejos para obtener el mejor sabor
  5. Consejos para cocinar con antelación
  6. Cómo servir el conejo al ajillo con vinagre
  7. Recomendaciones de acompañamiento para el conejo al ajillo con vinagre
  8. Otras recetas de conejo que te pueden interesar
  9. Conejo al ajillo con vinagre

Ingredientes necesarios

Para preparar el conejo al ajillo con vinagre sin vino, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 1 conejo, cortado en trozos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta al gusto
  • 8 dientes de ajo, pelados y picados
  • 2 cucharaditas de tomillo seco
  • 1/2 taza de vinagre de vino blanco
  • 1/4 taza de agua

Pasos para preparar el conejo al ajillo con vinagre

Ahora que tienes todos los ingredientes listos, es momento de poner manos a la obra y comenzar la preparación de este delicioso conejo al ajillo con vinagre sin vino. Sigue los siguientes pasos:

  1. En una cazuela grande, calienta un buen chorro de aceite de oliva a fuego medio-alto.
  2. Mientras el aceite se calienta, sazona los trozos de conejo con sal y pimienta al gusto.
  3. Cuando el aceite esté caliente, añade los trozos de conejo a la cazuela y dora por ambos lados hasta que estén bien dorados.
  4. Esto le dará un sabor extra a la carne.
  5. Una vez que el conejo esté dorado, retíralo de la cazuela y reserva.
  6. En la misma cazuela, agrega los ajos picados y el tomillo seco.
  7. Cocina por unos minutos hasta que los ajos estén dorados y fragantes.
  8. A continuación, añade el vinagre de vino blanco y el agua a la cazuela.
  9. Esto ayudará a crear una salsa deliciosa y llena de sabor.
  10. Vuelve a poner los trozos de conejo en la cazuela y asegúrate de que estén bien cubiertos por la salsa de ajillo y vinagre.
  11. Reduce el fuego a medio-bajo, tapa la cazuela y deja cocinar durante aproximadamente 30 minutos, o hasta que el conejo esté tierno y jugoso.
  12. De vez en cuando, puedes ir volteando los trozos de conejo para que se cocinen de manera uniforme y absorban todos los sabores de la salsa.
  13. Pasados los 30 minutos de cocción, retira la cazuela del fuego y deja reposar durante unos minutos antes de servir.

Variaciones y sustituciones posibles

Aunque esta receta de conejo al ajillo con vinagre sin vino es deliciosa tal como está, siempre existe la posibilidad de realizar algunas variaciones o sustituciones según tus preferencias o ingredientes disponibles. A continuación, te ofrecemos algunas ideas:

- En lugar de utilizar conejo, puedes utilizar pollo o carne de cerdo. El resultado será igualmente sabroso y delicioso.
- Si no tienes vinagre de vino blanco a mano, puedes utilizar vinagre de manzana o incluso limón. Esto le dará un toque ácido y refrescante al plato.
- Si quieres agregar más sabor, puedes incorporar algunas hierbas frescas como el romero o el orégano. Simplemente añádelas junto al tomillo durante la cocción.
- Si deseas un toque más picante, puedes añadir una o dos guindillas o chiles secos en la cazuela junto con los ajos. Esto creará una salsa picante y llena de sabor.

Consejos para obtener el mejor sabor

Ahora que conoces los ingredientes y los pasos para preparar el conejo al ajillo con vinagre sin vino, es importante tener en cuenta algunos consejos que te ayudarán a obtener el mejor sabor en tu plato:

1. Elige un buen conejo fresco y de calidad. Esto garantizará que la carne esté tierna y jugosa durante la cocción.

2. Al dorar los trozos de conejo, asegúrate de que estén bien sellados para que no pierdan sus jugos naturales. Esto le dará más sabor a la carne.

3. No escatimes en la cantidad de ajos y tomillo. Estos ingredientes son los que le dan ese sabor característico y delicioso al plato.

También te puede interesar: Deliciosas albóndigas sin gluten: ¡Receta FÁCIL y sabrosa!Deliciosas albóndigas sin gluten: ¡Receta FÁCIL y sabrosa!

4. Utiliza aceite de oliva virgen extra de buena calidad para dorar los trozos de conejo. El aceite de oliva le dará un sabor especial y coronará el plato.

5. Controla el fuego mientras el conejo se cocina a fuego lento en la cazuela. Esto permitirá que los sabores se mezclen de manera adecuada y que la carne esté tierna y jugosa.

Consejos para cocinar con antelación

Si necesitas preparar el conejo al ajillo con vinagre sin vino con antelación, no te preocupes, ¡es posible! Aquí te ofrecemos algunos consejos para que puedas disfrutar de este delicioso plato en cualquier momento:

1. Una vez que hayas cocinado el conejo y esté tierno, puedes dejarlo enfriar por completo antes de almacenarlo en el refrigerador. Asegúrate de guardar tanto la carne como la salsa en un recipiente hermético para mantener su frescura y sabor.

2. La salsa de ajillo y vinagre se espesa al enfriarse, pero puedes ajustar su consistencia agregando un poco de agua caliente antes de servir. Esto permitirá que la salsa vuelva a tener un aspecto líquido y se pueda verter fácilmente sobre los trozos de conejo.

3. A la hora de calentar el conejo, puedes hacerlo en el horno a baja temperatura o en el microondas en intervalos cortos de tiempo. Asegúrate de que la carne no se seque durante el proceso de calentamiento.

4. Si quieres servir el conejo al ajillo con vinagre sin vino como parte de un menú más elaborado, puedes prepararlo con anticipación y simplemente calentarlo antes de servir. Esto te permitirá disfrutar de la compañía de tus invitados sin tener que estar pendiente de la cocina.

Cómo servir el conejo al ajillo con vinagre

El conejo al ajillo con vinagre sin vino es un plato que se puede disfrutar de diferentes maneras, dependiendo de tus preferencias y gustos. Aquí te ofrecemos algunas ideas para servirlo de la mejor forma posible:

- Puedes servir el conejo al ajillo con vinagre en un plato hondo, acompañado de una generosa porción de salsa. Esto permitirá que los trozos de carne se impregnen del delicioso sabor de la salsa y se conviertan en el protagonista del plato.

- Si lo prefieres, puedes acompañar el conejo con una guarnición de patatas asadas o un puré de patatas suave y cremoso. Estos acompañamientos neutros ayudarán a resaltar los sabores del conejo sin opacarlos.

- Para aquellos que disfrutan de texturas crujientes, puedes servir el conejo al ajillo con vinagre sobre una cama de ensalada fresca. Las hojas verdes y los vegetales crujientes serán el contrapunto perfecto para la suavidad de la carne y la salsa.

- Si deseas un toque más gourmet, puedes presentar el conejo al ajillo con vinagre en platos individuales y decorar con hojas de tomillo fresco. Esto le dará un aspecto elegante y sofisticado a tu plato.

También te puede interesar: Delicioso solomillo de cerdo al horno con salsa de vino blancoDelicioso solomillo de cerdo al horno con salsa de vino blanco

Recomendaciones de acompañamiento para el conejo al ajillo con vinagre

Si estás buscando acompañamientos que complementen el sabor del conejo al ajillo con vinagre sin vino, aquí te ofrecemos algunas sugerencias que seguramente te encantarán:

- Una ensalada de tomate y cebolla con aliño de vinagre balsámico es una opción fresca y ligera que contrastará a la perfección con los sabores intensos del conejo.

- Un puré de patatas suave y cremoso es un clásico acompañamiento que combina muy bien con el conejo. Puedes sazonar el puré con un poco de nuez moscada para darle un toque especial.

- Las patatas asadas al horno con romero y ajo son una guarnición sabrosa y fácil de preparar. El romero y el ajo complementarán los sabores del conejo de manera excepcional.

- Una opción más arriesgada pero deliciosa es combinar el conejo al ajillo con vinagre con un puré de calabaza asada. La calabaza aportará dulzura y cremosidad al plato.

- Si te gustan los vegetales al vapor, puedes optar por una guarnición de espárragos o judías verdes cocidos al dente, aliñados con un poco de aceite de oliva y sal.

Otras recetas de conejo que te pueden interesar

Si te ha gustado esta receta de conejo al ajillo con vinagre sin vino, seguramente te interesará explorar otras preparaciones con este sabroso ingrediente. A continuación, te presentamos algunas recetas que te encantarán:

- Conejo al horno con hierbas provenzales: una deliciosa receta en la que se hornea el conejo con hierbas provenzales y jugo de limón. El resultado es una carne tierna y jugosa con un sabor increíble.

- Conejo en salsa de mostaza: una receta que combina el conejo con una deliciosa salsa de mostaza, cebolla y vino blanco. El resultado es un plato lleno de sabor y muy fácil de preparar.

- Paella de conejo: una versión del clásico plato español en la que se utiliza conejo en lugar de pollo. El conejo le da un sabor especial y una textura suave a este plato tan popular.

- Conejo a la cazadora: una receta tradicional italiana en la que el conejo se cocina con champiñones, tomate, vino blanco y hierbas aromáticas. El resultado es un plato lleno de sabor y muy reconfortante.

El conejo al ajillo con vinagre sin vino es una deliciosa opción para sorprender a tus invitados o simplemente disfrutar de una comida llena de sabor en casa. Esta receta, fácil de hacer y llena de sabores intensos, es perfecta para aquellos que buscan una alternativa sin vino en sus preparaciones culinarias.

También te puede interesar: Tiempo y temperatura para un entrecot argentino perfecto al hornoTiempo y temperatura para un entrecot argentino perfecto al horno

Con ingredientes sencillos de conseguir y pasos claros y concisos, preparar el conejo al ajillo con vinagre sin vino será una tarea fácil y gratificante. No olvides seguir los consejos y recomendaciones que te hemos dado para obtener el mejor sabor en tu plato y disfrutar al máximo de esta exquisita receta.

Así que no esperes más, ¡prueba esta receta de conejo al ajillo con vinagre sin vino y sorprende a todos con tus habilidades culinarias! Te aseguramos que no te arrepentirás.

conejo al ajillo con vinagre

Conejo al ajillo con vinagre

Uno de los platos más populares y deliciosos es el conejo al ajillo con vinagre, una receta que destaca por su sabor intenso y su combinación de sabores. En esta ocasión, presentaremos una versión sin vino, ideal para aquellos que prefieren evitar o no tienen acceso al alcohol en sus preparaciones culinarias.
Tiempo de preparación 10 minutos
Tiempo de cocción 30 minutos
Tiempo total 40 minutos
Plato Plato principal
Cocina Internacional
Calorías 420 kcal

Utensilios

  • 1 cazuela grande

Ingredientes
  

  • 1 conejo cortado en trozos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta al gusto
  • 8 dtes de ajo pelados y picados
  • 2 cdtas de tomillo seco
  • ½ taza de vinagre de vino blanco
  • ¼ taza de agua

Elaboración corta
 

  • En una cazuela grande, calienta un buen chorro de aceite de oliva a fuego medio-alto.
  • Mientras el aceite se calienta, sazona los trozos de conejo con sal y pimienta al gusto.
  • Cuando el aceite esté caliente, añade los trozos de conejo a la cazuela y dora por ambos lados hasta que estén bien dorados.
  • Una vez que el conejo esté dorado, retíralo de la cazuela y reserva.
  • En la misma cazuela, agrega los ajos picados y el tomillo seco.
  • Cocina por unos minutos hasta que los ajos estén dorados y fragantes.
  • A continuación, añade el vinagre de vino blanco y el agua a la cazuela.
  • Vuelve a poner los trozos de conejo en la cazuela y asegúrate de que estén bien cubiertos por la salsa de ajillo y vinagre.
  • Reduce el fuego a medio-bajo, tapa la cazuela y deja cocinar durante aproximadamente 30 minutos, o hasta que el conejo esté tierno y jugoso.
  • De vez en cuando, puedes ir volteando los trozos de conejo para que se cocinen de manera uniforme y absorban todos los sabores de la salsa.
  • Pasados los 30 minutos de cocción, retira la cazuela del fuego y deja reposar durante unos minutos antes de servir.
Keyword Conejo, Guiso

Carlos Lopez

Carlos Lopez

Escribir no es solo un trabajo, es mi forma de vida.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating




Go up

Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información